-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

martes, 31 de mayo de 2016

Escuadrilla Azul (IV)

Misión desde Orel


Ilustración para pinturas al óleo exclusivas con las siguientes finalidades:
  • PINTURAS AL ÓLEO: Tamaño: A partir de 46 x 38 cm; Soporte: Tabla entelada; Precio: Desde 150 Euros + gastos de envío.
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS: Tamaños: Desde A3 en adelante (normalizados o personalizados); Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.; Precio: Desde 10 Euros + gastos de envío.
  • Contacte con nosotros:


Dos Fw-190 despegan de Orel hacia una misión
Pintura de un fw-190 de la Cuarta Escuadrilla Azul durante la Segunda Guerra Mundial
Bibliografía relacionada

La Cuarta Escuadrilla Azul

Constituida la Cuarta Escuadrilla Azul en abril de 1943, sus primeros componentes partieron al frente el 15 de junio, tras superar el correspondiente periodo de instrucción; el resto de pilotos fueron incorporándose gradualmente a sus destinos de combate, de modo que para la ofensiva alemana de Kursk, la Escuadrilla estaba completa y lista para operar. Para ello contarían con los Focke-Wulf Fw-190 A-3, una versión algo inferior que la de sus homólogos alemanes. Con todo, fue un avión magnífico, aunque perdía cualidades por encima de los 7.000 m de altitud, por lo que las bajas fueron sustituidas por el Me-109 G, con un mejor comportamiento a gran altitud y mayor ritmo de fabricación.

En un principio, los pilotos españoles fueron destinados a bases relativamente alejadas del desarrollo de las operaciones sobre el saliente de Kursk, aunque no faltaron las ocasiones para demostrar su valor y pericia. Así, el primer derribo de la Cuarta Escuadrilla tuvo lugar el 7 de julio, al conseguir derribar una patrulla española, en notable inferioridad numérica (2 contra 9) a un Lavochkin soviético. Debido a la continua actividad aérea y para optimizar los escasos recursos disponibles, las misiones de caza libre se hacían por parejas.

El fracaso alemán sobre Kursk sería respondido en agosto por la correspondiente contraofensiva soviética sobre los salientes de Orel y Karkhov, precisamente la zona cercana las bases desde las que operaban los pilotos españoles. A lo largo del mes, los intensos combates en el área de Orel obligaron a la Escuadrilla Azul a emplearse a fondo para apoyar la defensiva de sus camaradas alemanes. 43 aviones enemigos destruidos en un solo mes, el mejor registro hasta la fecha a cambio de 2 bajas españolas.

Para septiembre, quedaba claro que los alemanes cedían terreno al empuje soviético y la Escuadrilla Azul hubo de replegarse hacia el oeste, primero a Smolensk, luego a Orsha y finalmente a Stara-Bychow. Ya en octubre, la estabilización del frente  y la llegada del invierno paralizaron las operaciones aéreas de importancia, lo que permitió el reajuste del dispositivo aéreo alemán  y la mudanza de la Escuadrilla Azul a Bobruisk, en Bielorrusia, desde donde realizará sus últimas misiones hasta su relevo por la Quinta Escuadrilla Azul.

La pintura

Nuestra pintura ha querido reflejar, con algunas licencias artísticas, una salida en misión de caza libre de aviones de la Cuarta Escuadrilla Azul. La pareja de servicio vuela dos Focke-Wulf  Fw-190 con un fondo de paisaje primaveral desde donde operaban los pilotos españoles en el frente oriental de la Segunda Guerra Mundial .

El desarrollo de este trabajo, como otras veces, a partido de un esbozo a lápiz que se ha ido trabajando para definir progresivamente formas, colores, volúmenes. Es un trabajo muy manual y complejo que requiere tino y paciencia. El resultado es una ilustración que puede destinarse a reprografía directa, o utilizarse como base para realizar óleos económicos. Si estás interesado en cualquiera de estas opciones

OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS


Fuentes





jueves, 19 de mayo de 2016

El Duque del Altozano

Portada del libro "El Duque del Altozano"


Pintura mixta grafito-digital



El Mirlo Blanco

Esta entrada del blog artemilitarynaval sale un poco de nuestro esquema artístico habitual para mostrar otra modalidad de trabajo más informal y humorística. El caso era ilustrar la portada de la obra literaria "El Duque del Altozano" del genial Fernando Cotta. Como bien puede verse, el protagonista de la simpática ironía novelada es un flamante mirlo blanco, otrora soldado de los Tercios Viejos de Castilla y resucitado ahora en el cuerpo alado de este ligero animal. Como hemos señalado más arriba, hemos partido de un dibujo a grafito digitalizado que ha sido sometido a un paciente tratamiento artístico-informático.


El Duque del Altozano

Antes humano e hidalgo soldado y ahora pájaro reencarnado, el Duque del Altozano debe redimirse. Historia, risas, carcajadas e ironía, el mirlo emplumado y ataviado a la manera de los veteranos españoles de los inmortales Tercios relata, con un peculiar lenguaje cargado de pasión, el carácter de los hidalgos soldados de los tercios del siglo de XVI al XVII, con humor y una paradoja; el amor por pasión o para la definitiva unión.

Con un estilo muy personal y definido que hará las delicias del lector, esta novela hará pasar un gran rato. Cuenta además con la colaboración estelar de Frank Spoiler Sánchez y su “Gabriel, Soy un Asesino sin Serie” como personaje invitado.




lunes, 16 de mayo de 2016

Combate aéreo entre caballeros

Óleo combate aéreo entre caballeros I-13 chato contra He 51
Encargue su lámina u óleo:

El piloto de caza de la Republica Española, Juan Comas Borrás, tras entablar un encarnizado combate aéreo en el que alcanza al menos un caza nacional, Heinkel He 51, pilotado por Javier Allende Isasi, decide guiarlo de vuelta a zona Nacional en un acto de gran caballerosidad. Era el día 17 de abril del año 1937, en esa fecha se enfrentaron un grupo de Polikarpov I-15 republicanos con una escuadrilla de He 51 nacionales. Las únicas bajas del combate fueron dos aviones, uno nacional y el otro republicano, que colisionaron en vuelo y cayeron entrelazados en abrazo mortal hasta estrellarse con el suelo.

En la escena se representa precisamente el momento en el que el Polikarpov I-15 republicano, pilotado por Juan Comás, escolta al He 51 de vuelta a sus líneas. Este es uno de esos gestos de caballerosidad de la que hicieron gala algunos pilotos de caza, sobre todo durante la Primera Guerra Mundial.

Aviones en liza

Polikarpov I-15 "Chato" (en el museo)

Avión de caza biplano apodado chato, o gaviota por la disposición de sus alas en v, esta disposición facilitaba la visión del piloto en los combates aéreos y también le daba estabilidad en vuelo.

 Fue uno de los aviones de caza más importantes de la fuerza aérea republicana, no se conoce el número de aviones de este modelo que operaron durante la Guerra Civil con exactitud, el historiador, y antiguo piloto de caza, Ángel Salas Larrazabal estima que sirvieron 423 durante toda la contienda. Al terminar la guerra los aparatos supervivientes pasaron a formar parte del Ejercito del Aire.

http://www.museodelaire.com/i1516.html

En la colección del Museo del Aire de Cuatro Vientos

No se conserva en la actualidad ningún modelo original de estos aviones, no obstante existe una replica en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de Cuatro Vientos, el ejemplar expuesto fue construido, utilizando piezas originales, por mecánicos que trabajaron durante la guerra en su mantenimiento. 


He 51 en la Guerra Civil

Uno de los oponentes del Polikarpov I-15 era el Heinkel H 51 alemán, este constituyó la espina dorsal de la aviación de caza del Ejercito Nacional. Proporcionó la superioridad aérea hasta que aparecieron los Polikarpov I-15 y Polikarpov I-16 soviéticos. Este último apodado el rata por su gran capacidad de ascensión desde baja cota, lo que permitía a sus pilotos sorprender al enemigo desde abajo, decían los aviadores nacionales que parecían como "ratas" que salieran de las alcantarillas. Este avión fue relegado por el Fiat CR 32 "Chirri" Italiano más avanzado, el He 51 quedó preferentemente para labores de ataque al suelo.

Oleo de un biplano Heinkel H51 tocado en combate por un I-15 Chato
Heinkel H51 de Allende alcanzado en el combate

Protagonistas de esta pintura

Juan Comás Borrás

Juan Cómas Borras
Fuente: penyaramiro.blogspot.com.es

Fue un piloto muy conocido durante la Guerra Civil,  llegó a derribar al menos 10 aparatos enemigos. Perdió una pierna por las heridas causadas tras un ataque aéreo de la aviación Nacional. Al final de la guerra se trasladó a Francia. Allí fue capturado por el ejército alemán. Parece ser que se le dispensó un trato digno, acorde a su rango de oficial, sin embargo fue entregado a España. Pasada la dictadura llegó a ser alcalde de Tordera en la provincia de Barcelona



 

Javier Allende Isasi

El capitán Allende atiende las explicaciones del instructor
alemán, Escuadrilla Azul.
Fuente: http://www.cieldegloire.com/018_allende_isasi_j.php
No hemos encontrado casi información sobre este piloto de la aviación Nacional, sólo sabemos que era conocido por su tozudez, de ahí que le apodaran como la mula. también que después de la guerra fue voluntario en la primera Escuadrilla Azul asociada a la División Azul. Allí cuentan que quiso visitar la capital de la Unión Soviética y que por su propia iniciativa hizo un raid sobre Moscú para satisfacer su curiosidad, de ese vuelo volvió sin un rasguño.



Referencias:

Piloto de la Fuerza Aerea de la Republica Española
Aviones de la fuerza aérea  Republicana
Heinkel He 51 
Maqueta del I-15 Chato
http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?t=18641
http://www.sbhac.net/Republica/Fuerzas/FARE/Relatos/JuanComas.htm 
Testimonio de un combatiente; Francisco tarazona
Piloto de Chatos
 

viernes, 13 de mayo de 2016

El galéon español

Rumbo a las Indias


Cartón preparatorio para óleo

Pintura de un galeón español
Encargue su lámina u óleo:


El galeón español


El galeón fue el buque oceánico por excelencia durante los siglos XVI y XVII. En principio no se trataba de un barco puramente militar, pues originariamente su principal cometido pasaba por el transporte de mercancías de la Carrera de las Indias. Poco a poco, fue aumentando su poder artillero en detrimento de la carga a transportar hasta evolucionar hacia el navío de línea, barco enteramente militar y núcleo principal de las escuadras navales del siglo XVIII, incluida la Armada Española. El nombre de galeón parece ser que deriva de la galera, aunque desde el punto de vista constructivo tiene poco que ver el uno con la otra; la primera vez que aparece mentada la denominación de galeón es en una relación de naves que en el año de 1509 zarpó de Cartagena rumbo a la conquista de Orán.

Nacido de la confluencia de las tradiciones marítimas mediterránea y cantábrica, el galeón fue la respuesta ibérica al desafío naval de las rutas oceánicas abiertas por el Descubrimiento de América. Tiene además este barco otra particularidad significativa, pues marca los primeros tanteos para la normalización, a través de ordenanzas dictadas al efecto, de la construcción naval sobre presupuestos científicos en España.

Sin embargo el galeón español arrastró siempre un problema de diseño que viciaba notablemente su comportamiento en la mar, dejándole en inferioridad de condiciones contra barcos mucho más marineros como, por ejemplo, los ingleses. En efecto, el monopolio sevillano del comercio indiano obligaba a los astilleros españoles a construir sus galeones con una limitación importante: sus medidas debían ser tales que les permitiesen pasar la Barra de Sanlúcar, con independencia de los condicionantes técnicos que reclamaban reiteradamente los constructores navales de la Cornisa Cantábrica.

En cualquier caso, en el siglo XVI el galeón era un buque de unos 45 metros de eslora, con una arboladura de tres palos -trinquete, mayor y mesana- y grandes velas cuadras; su gran gavia en el palo mayor era casi la mitad de su superficie vélica; por su parte, el mesana, cerca de la popa, montaba una vela latina y, sobre ella, una cuadra. Evidentemente, conforme aumentaron de tamaño, se fueron incorporando palos y velas: en los más grandes, un cuarto palo o contramesana montaba una vela triangular cuyas escotas iban cazadas al botalón, o palo horizontal que sobresalía por la popa de la nave.

En cuanto al casco propiamente dicho, si las proporciones tradicionalmente utilizadas en la construcción naval eran de 3:2:1 (eslora triple que la manga y manga doble que el puntal), pasan para el galeón a la fórmula 4:2:1, esto es, el barco se alarga en las líneas y da lugar a una embarcación más estilizada y con mejor comportamiento hidrodinámico. En documentos venecianos del siglo XVI se describen las dimensiones de un galeón: eslora entre perpendiculares 41,3 m, eslora en la quilla 30,5 m, manga 10 m. Respecto a su desplazamiento, éste fue variando progresivamente desde las 300 toneladas hasta las más de 1000 toneladas en tiempos de la expedición naval de 1588 contra Inglaterra.

OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS


Fuentes





lunes, 9 de mayo de 2016

Escuadrilla Azul (III)

PATRULLA AÉREA SOBRE RUSIA


Cartón preparatorio para óleo



La Tercera Escuadrilla Azul patrulla los cielos de Rusia

Pintura de un fw-190 de la Tercera Escuadrilla Azul durante la Segunda Guerra Mundial

Encargue su lámina u óleo:


La Tercera Escuadrilla Azul y la llegada de los Fw-190


Al mando del comandante Carlos Ferrándiz Arjonilla, la Tercera Escuadrilla Azul estaba integrada por un total de 19 pilotos, además de los mecánicos y demás personal auxiliar. Desde diciembre de 1942 hasta julio de 1943, participó en 1.716 misiones de vuelo y derribó un total de 62 aviones enemigos, una cifra considerablemente mayor que las anteriores escuadrillas, pues la aviación soviética empezaba a levantar el vuelo tras el colapso provocado por la Operación Barbarroja.

Inicialmente, la Tercera Escuadrilla comenzó a volar con los veteranos Bf-109 procedentes de la Segunda Escuadrilla Azul, aunque se incorporaron algo más tarde algunos Messerschmitt Bf-109 del tipo G4. Sin embargo, el duro castigo infligido por los soviéticos a la base de la Escuadrilla Azul en Orel, con la pérdida de casi todos los aparatos de la unidad expedicionaria española, habría de ser compensado con la incorporación de los magníficos Focke-Wulf Fw-190. Así, desde finales de abril de 1943, con un caza ágil y poderosamente armado, la Escuadrilla Azul desempeñará muy eficazmente sus misiones de combate aéreo y apoyo a la retirada alemana del saliente de Rhzev.

Nuestra pintura ha querido reflejar, con algunas licencias artísticas, la transición del equipamiento aeronáutico que se dio con la Tercera Escuadrilla Azul, esto es, el paso del Messerschmitt Me-109 al Focke-Wulf Fw-190. En nuestra imagen, una pareja de aviones de la Tercera Escuadrilla Azul sobrevuela un tardío paisaje nevado de la Rusia central durante la Segunda Guerra Mundial. En primer plano, un recién estrenado fw-190 domina la escena, mientras más al fondo y con un protagonismo en marcha hacia su ocaso, un Bf-109 parece querer perderse en las inmensidades infinitas de los espacios rusos.

Proceso Artístico


El desarrollo de este trabajo lo exponemos someramente en las imágenes que acompañamos debajo de este párrafo: partiendo de un esbozo a lápiz de la idea compositiva, hemos procedido a su digitalización. Sobre la base del archivo digital así creado, comenzamos a definir progresivamente formas, colores, volúmenes y ambientación general de la obra. Es un trabajo muy manual y complejo que requiere tino y paciencia en el empleo de los medios informáticos (pese al mito, el ordenador no hace nada solo). Finalmente, el resultado es un archivo de imagen en alta resolución que puede destinarse a reprografía directa, o utilizarse como base para realizar una edición limitada de auténticos óleos económicos. Si estás interesado en cualquiera de estas opciones



OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS



Fuentes




Libros recomendados


martes, 3 de mayo de 2016

Abanderado del Tercio de Oriamendi

Colección de Banderas de la Guerra Civil


Tercio de Oriamendi


Técnica: Óleo sobre cartón

Abanderado del Tercio de Oriamendi
Encargue su óleo:


BANDERAS DE GUERRA

Tomando como fuente documental la COLECCIÓN DE ABANDERADOS de El-Infante y sus recursos bibliográficos, habíamos realizado unas ilustraciones sobre cuatro banderas de dicha colección, sometiendo sus figuras a algunos posados para interpretarlas artísticamente. Posteriormente, y sobre la base de estos trabajos, confeccionamos una serie de postales y láminas que presentamos en la entrada correspondiente.

Ahora, aprovechando estos productos reprográficos como base pictórica, hemos comenzado a ejecutar óleos en ediciones limitadas. Además, gracias a estas técnicas combinadas, podemos ofrecerlos a precios muy asequibles; están pintados sobre cartón pluma en tamaño normalizado A4 (21 x 29,7 cm) y el resultado lo mostramos en la imagen. Por lo demás, esta técnica es extensible a cualquiera de las diferentes obras que exhibimos en este blog de artemilitarynaval.


El Tercio de Oriamendi

El Tercio de Oriamendi se constituyó en Guipúzcoa tomando su nombre del monte (mendi) Oria, Oriamendi. De entidad batallón, tenía la peculiaridad que cada una de sus compañías estaba formada por voluntarios de una misma localidad. Así, la 1ª compañía estaba nutrida de jóvenes donostiarras, los de la 2ª procedían de Tolosa, la 3ª encuadraba a los chavales de Ordicia y los de Beasain fueron a parar a la 4ª compañía. Por lo demás, el Tercio de Oriamendi, como otros tantos Tercios de Requetés, fueron integrados en las célebres Brigadas Navarras del Ejército Nacional de Francisco Franco.

Sin embargo, el curso de la Guerra Civil Española habría de ir modificando poco a poco la composición originaria del Tercio de Oriamendi. Aunque su recluta inicial era de procedencia guipuzcoana, y en esto le pasó como prácticamente a todas las unidades de Requetés, el enorme desgaste producido por su utilización como fuerza de choque hizo necesario reponer las numerosas bajas con voluntarios de otras provincias. Por lo demás, y hablando ya en general, los Tercios de Requetés hicieron sentir su valerosa presencia en todos los frentes de combate de la guerra civil; desde los duros combates del Alto de los Leones, en verano de 1936, pasando por la invernal y cruda Batalla de Teruel, entre finales de 1937 y principios de 1938, para continuar peleando en la decisiva Batalla del Ebro del otoño de 1938, hasta la liberación de Barcelona en enero de 1939, ya en la fase agónica de la contienda, los bravos soldados de la boina roja dejaron siempre bien puesto el honor de las armas.

Un interesante relato de las vicisitudes de un Tercio de Oriamendi rebosante de jóvenes animosos y sufridos lo tenemos en la página que nos ha servido de fuente principal: VIVENCIAS EN ARAGÓN Y CATALUÑA CON EL TERCIO ORIAMENDI, de José Alvarez Limia. En ella podemos leer las arriesgadas peripecias vividas en primera persona por, en aquel entonces, un casi adolescente requeté guipuzcoano.


La Figura

La imagen de esta entrada es una fotografía del óleo que hemos pintado según el procedimiento descrito más arriba. Representa a un abanderado del Tercio de Oriamendi portando la enseña de la Unidad: sobre los colores rojo y gualda de la bandera nacional, lleva bordado el escudo de Guipúzcoa; en las franjas rojas se lee TERCIO DE ORIAMENDI. El uniforme del abanderado es el propio de las unidades requetés de las Brigadas Navarras. 


Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas



domingo, 1 de mayo de 2016

Escuadrilla Azul (II)

COMBATE AÉREO SOBRE RUSIA


Cartones preparatorios para óleos


Pintura de un Messerschmitt bf109 de la Escuadrilla Azul durante la IIGM
Cartones para pintar óleos exclusivos con las siguientes características:
  • Técnica: óleo.
  • Soporte: lienzo / tabla entelada.
  • Tamaño: A partir de 42 x 29 cm (A3).
  • Precio: Desde 290 Euros + gastos de envío.

Este esquema es utilizable para el resto de  Escenas aéreas de nuestra colección.

Encárguenos su escena aérea o propónganos trabajos específicos.


El Messerschmitt Bf-109 G de la Escuadrilla Azul

Estos cuadros representan el derribo de un Lagg-3 soviético como resultado de un combate aéreo durante la expedición aérea española a Rusia en la Segunda Guerra Mundial . En la imagen aparatos españoles se enfrentan a aeronaves soviéticas. El Lagg-3 perseguidor de uno de los aviones españoles cae al suelo precipitándose en llamas tras ser alcanzado por el otro componente de la Escuadrilla Azul. Sin embargo, al fondo, en la esquina superior derecha, un segundo aeroplano soviético no ha dado por terminada la partida y se aproxima a los españoles escupiendo sus letales proyectiles de acero. 

Proceso Artístico

Tras el análisis compositivo realizado para la primera versión  de la escena ha resultado el boceto que exponemos abajo a la izquierda (1). Después, Alejandro Vallespín realizó un primer apunte al óleo grosso modo para perfilar el ambiente, colores y volúmenes de la obra (2). El apunte semielaborado ha servido de soporte para el trabajo posterior (3) dando como resultado  los cartones para óleo que mostramos en esta entrada. El segundo de ellos, situado en la parte superior de esta página, es un versionado orientado a dotar de más dinamismo y agresividad a la escena inicial.





Cartones preparatorios para óleos

Nuestros cartones preparatorios son plantillas artísticas exclusivas para las pinturas al óleo de artemilitarynaval. Sirven también para confeccionar otros productos artísticos (láminas, cerámicas, dibujos a plumilla, etc). No se basan en fotografías ni en cuadros ajenos; son escenas totalmente originales que tienen por temática preferente la historia naval y militar de España.


Para saber más:



Otras entradas similares.


Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas