-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

martes, 28 de junio de 2016

La Guardia Civil y el fin del servicio rural a caballo


Los Guardias civiles y la Mikado


Cartón preparatorio para óleo



Los guardias y la Mikado
Los guardias y la Mikado. Estado final.
Encargue su lámina u óleo:

Con esta entrada presentamos un nuevo trabajo de artemilitarynaval. Durante más de un siglo, el ferrocarril a vapor y los guardias a caballo configuraron una estampa característica del paisaje español. De hecho, el nacimiento de la Guardia Civil y la aparición del ferrocarril en España se puede decir que fueron coetáneos. Del mismo modo, el abandono del vapor en la tracción ferroviaria y la desaparición del caballo como elemento ordinario del servicio peculiar del Cuerpo fueron casi coincidentes en el tiempo, sólo separados por unos pocos años.

Como puede verse en la pintura, dos guardia civiles galopan en paralelo a una locomotora Mikado, la potente máquina de vapor de la RENFE que, a pesar de su obsolescencia, prestó tan buenos servicios hasta su retiro en 1975, año de la clausura de la tracción vapor en España. Respecto a los guardias a galope, podemos situarlos a principios de la década de los setenta del siglo XX, portando las guerreras todavía cerradas, según ordenanza del Reglamento de Uniformidad de 1943, vigente hasta 1973.

El Fin del Servicio peculiar a caballo

Prácticamente desde sus inicios, el caballo fue utilizado por la Guardia Civil para su servicio peculiar. De este modo, las características del terreno a cubrir y la entidad de los diferentes puestos que articulaban el despliegue territorial del Cuerpo, eran las bases que determinaban la proporción de la Infantería y la Caballería en cada uno de ellos.

Sin embargo, la paulatina motorización de la sociedad moderna, con la consiguiente extensión y popularización de los vehículos de combustión interna, hizo del caballo un medio de servicio caro e inadecuado para los nuevos parámetros de movilidad impuestos por los avances tecnológicos. Así, al comienzo de los setenta del siglo pasado, y al compás de la rápida motorización de entorno en el cual el Cuerpo desenvolvía su actividad, los caballos empezaron a desaparecer de los puestos para ser sustituidos por los nuevos medios de locomoción alimentados con derivados del petróleo. No fue un cambio drástico; fue una transformación progresiva que dio lugar a profundos cambios operativos y de concepción del servicio.

El Fin de la locomoción a vapor

Uno de los máximos exponentes de la Primera Revolución Industrial fue la locomotora de vapor: su diseño, desarrollo, construcción y puesta en funcionamiento supuso un acontecimiento histórico trascendental. Sin embargo, en algo más de un siglo, el vapor como fuerza motriz para la industria y el transporte habría de ceder su hegemonía al petróleo. Este cambio fundamental no sería instantáneo, al contrario, un largo proceso de transición acabaría por arrinconar al tren de vapor para relegarlo a funciones turísticas y pintorescas. Su testigo fue recogido con mano firme por locomotoras impulsadas por motores de combustión interna o electricidad.

En lo que a España se refiere, el mayor auge del vapor se alcanzó en 1954, año a partir del cual el parque de locomotoras a vapor empezó a disminuir de manera acelerada. En efecto, los planes de modernización de principios de los sesenta del pasado siglo se orientaron a la dieselización y electrificación del ferrocarril, de modo que a partir de ese momento se produjo una rápida retirada de la circulación de muchas locomotoras a vapor.

En 1968 se suprime la tracción vapor con carbón, que es sustituido por fuel para alimentar las calderas, y se impulsa con brío la reducción de locomotoras de vapor. Finalmente, el 23 de junio de 1975 fue retirada del servicio la última locomotora de vapor, una "Mikado" como la que hemos querido representar en nuestro cuadro. Para el ferrocarril español se inicia una nueva época.

Desarrollo de la pintura

Los guardias y la Mikado-boceto
Los guardias y la Mikado. Esquema y boceto inicial.
Los guardias y la Mikado-1
Los guardias y la Mikado. Fragmento.
Los guardias y la Mikado-2
Los guardias y la Mikado. Fragmento de la locomotora Mikado).


Fuentes

sábado, 4 de junio de 2016

Guardia Civil. Servicio Infantería 1900

Colección de Uniformes Militares


Guardia Civil. Figura 40


Nueva Pintura militar original para ampliar nuestra colección de uniformes históricos de la Guardia Civil.

Guardia Civil. Abanderado 1943
  Disponible.


La Guardia Civil en 1900

El año 1900 marca para España no sólo el cambio de siglo, señala también el eje de unos años de transformación de gran trascendencia histórica. Dos años antes, el desastre de ultramar hería en lo más profundo el alma y el cuerpo de España: la llegada y repatriación de miles de combatientes en condiciones de miserable abandono creaba una clima nacional deprimente que tuvo un enorme impacto político, económico y social. A ello había de sumarse la pérdida de la flota y el desfonde financiero que supusieron las infelices guerras de Cuba y Filipinas. Dos años después del cambio de siglo asumía sus funciones el rey nacido rey, esto es Alfonso XIII. Mientras tanto, la agitación obrera de orientación anarquista se agudiza y obligaba a proclamar el estado de guerra en toda España (1901), involucrando a la Guardia Civil en duras tareas de mantenimiento del orden público.

Por lo demás, para 1900 la Guardia Civil se ha consolidado como institución y ya cuenta con más de medio siglo de existencia. Sus notables servicios, su disciplina y su eficacia han conquistado la confianza mayoritaria de la nación. Así, la españolísima creación del Duque de Ahumada ha logrado arraigar plenamente en el ser colectivo de España y conformar una sólida organización que hace decir a Benito Pérez Galdós, precisamente en 1900 que "fue creado en el seno de España un ser grande, eficaz y de robusta vida, la Guardia Civil".

La Figura

La figura de esta entrada representa un guardia civil con el uniforme para servicio de Infantería. El guardia de nuestra pintura, ataviado según las disposiciones de uniformidad aprobadas por Real Orden de julio de 1889, realiza una comprobación propia del servicio peculiar del Cuerpo. Lleva la cartera de caminos y la capota de abrigo en bandolera. Los galones sobre el brazo derecho, denotan los reenganches o años de servicio.


Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas



De Havlliland DH-4

 

Encargue su lámina u óleo:

Esta obra ha sido la ganadora del concurso de pintura César Martín Porta (2016) convocado por la Asociación de Amigos del Museo del Aire. Está pintada al óleo sobre lienzo y representa un grupo de biplanos De Havilland DH-4, del Ejercito Español, despegando de un aeródromo.

De Havilland DH-4 AIRCO

El biplano, y biplaza, De Havilland DH-4 fue concebido como avión de bombardeo ligero. El diseño original es de G. de Havilland para la compañía Británica AIRCO. Este avión dio un notable resultado produciéndose fuera de Inglaterra en países como EEUU y en Bélgica. Durante la Primera Guerra Mundial fue utilizado por la American Air Service, embrión de la Fuerza Aérea Americana, con gran existo.

El De Havilland DH-4 está considerado como uno de los aviones más importantes de la historia aeronáutica Española.

Guerra de África

Gran Cruz Laureada de San Fernando
Cruz Laureada de San Fernando
En plena Guerra de África, en el año 1921, ayudan en la rotura del sitio de Zeluán, el Ejercito Español debió destruir 5 aviones de este modelo para que no fueran capturadas por el enemigo. Ese año Juan Ansaldo, con un DH-4, consigue la Cruz Laureadas de San Fernando por destruir un Potez 15 en Tizzi Moren cuando este intentaba despegar, durante la acción fue herido en una pierna, pero no cesó en su ataque hasta agotar todas sus municiones, regresando entonces a su base en Tafersit situada en la zona central de Marruecos.

Durante 1924 se produjo la retirada de Xauenm ordenada por el General Primo de Rivera, el Ejecito Español se replegaba hacia la zona norte del Marruecos. En total, durante esta operación, se perdieron 35 aparatos DH-4, perdiendo la vida el capitán Durán y el sargento Amat.

Causaron baja en el ejercito el año 1927, durante su historia proporcionaron tres Cruces Laureadas de San Fernando.



http://www.museodelaire.com/i1516.html

En la colección del Museo del Aire de Cuatro Vientos

Existe una replica de este avión, a tamaño natural, en el Museo del Aire de Cuatro Vientos, en el hangar 1, Esta replica del modelo original fue construida en el Reino Unido por la empresa Old Flying Machine Co. Fue entregada en diciembre de 1999 al Museo.  El avión está dotado de un motor Rolls Royce Eagle VII de doce cilindros y 360 HP.