-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

jueves, 29 de septiembre de 2016

Pintura al óleo del crucero Almirante Cervera


Oleo del crucero Armirante Cervera

Este verano hemos realizado esta pintura al óleo (por encargo) del conocido crucero español Almirante Cervera. Partiendo del trabajo previo de G. Moreno que podéis ver en la entrada; Crucero Almirante Cervera (II).

El óleo tiene un formato de 100x73 Cm y está pintado sobre lienzo. Con respecto a la lámina original el óleo ha sido trabajado en un tono más claro y con más detalle en el mar dado su mayor tamaño.

Esta pintura al óleo representa al crucero alejándose de la costa. El mar es azul verdoso y en la lejanía se divisa una costa muy árida, ésta está inspirada en la costa cercana a la zona de Cartagena. El buque lleva el numeral C-12, y la pintura clara, de los tiempos de la posguerra, durante la Guerra Civil no lo  portaba en su costado.

Oleo crucero Almirante Cervera extracto
Extracto del óleo original

Pintura paso a paso 

Alguno de los estados del óleo paso a paso los podéis ver en esta secuencia que muestra como ha evolucionado, desde la primera fase con el lienzo cubierto solo por una capa muy diluida en trementina, a la última saturada de óleo:

Oleo del crucero Armirante Cervera paso 1
Paso 1

Oleo del crucero Armirante Cervera paso 1
Paso 2

Óleo del crucero Armirante Cervera paso 1
Paso 3

Oleo del crucero Armirante Cervera paso 4
Paso 4

viernes, 23 de septiembre de 2016

La Guardia Civil en la Feldgendarmerie (1941-1943)

Cartón para Óleo


La Guardia Civil en la División Azul (III).


Guardia Civil en Rusia
Encargue su pintura.


Aunque ya habíamos pintado una Zündapp con guardias civiles en la Segunda Guerra Mundial, mostramos ahora una nueva versión del trabajo anterior para responder al requerimiento de uno de nuestros seguidores. En efecto, se nos solicitaba una visión más lateral de la máquina, para que cascos y emblemas de la División Azul pudieran identificarse mejor. El resultado obtenido es el presente cartón preparatorio para pintura; resta ahora completar la solicitud realizando un óleo de pintura militar sobre este esquema (50 x 65cm) que será oportunamente mostrado

De las Zündapp KS 750 divisionarias no repetiremos lo que expusimos en la entrada correspondiente, pero sí mostraremos someramente el proceso creativo que hemos seguido:

Dibujo inicial


Este ha sido el método para pintar seguido: partiendo del boceto de abajo, se ha ido progresando en la triple vertiente de formas, volúmenes y colores. Al principio hemos aplicado unas aproximaciones gruesas que han ido elaborándose y refinándose paulatinamente, dando lugar a los estados intermedios numerados del 1 al 3. La escena se ha contextualizado en un paisaje indeterminado, pero invernal y estepario de la Rusia soviética; el fondo humeante detrás de los guardias representa la proximidad de la lucha. A tal fin hemos aplicando colores grisáceos y matices apagados. Finalmente se han añadido los detalles identificativos de nacionalidad en el casco, y de función con la gola típica de la Feldgendarmerie de campaña de la Wehrmacht alemana, tal y como puede observarse en la imagen que preside esta entrada.

Boceto base.
Proceso elaboración
 

Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas


martes, 20 de septiembre de 2016

2. Encuentro con los ingleses


Óleo del navío el Glorioso
Don Pedro sentía la excitación de los momentos más atribulados. En la recalada en la Isla de las Flores los dos barcos de guerra ingleses, que conducían un convoy destinado a Norteamérica, habían surgido de la niebla a corta distancia y el mayor de ellos, el navío Warwik, de sesenta cañones, se lanzó a la persecución del español sin esperar orden o permiso del oficial que mandaba la fuerza, el capitán de la fragata Lark, de cuarenta y cuatro. El Glorioso estaba en zafarrancho de combate con la gente en los palos dando a toda prisa todo el trapo que la situación permitía. La disciplina conseguida después de meses de arduo trabajo permitía mantener el orden más de lo que alguien no acostumbrado a navegar en grandes barcos podría esperar en una situación como aquella, pero aun así era preciso hacer un esfuerzo para lograr la serenidad necesaria para ver con claridad las acciones que correspondía llevar a cabo.

Desde que se había acercado a las Terceras sabía que podía tener un mal encuentro, teniendo a los barcos de la marina inglesa cruzando los mares en busca de presas españolas, pues las islas portuguesas eran uno de los lugares donde la probabilidad de encontrarlas aumentaba, pero había confiado en que le sonriera la fortuna y le permitiera hacer una aguada apacible y continuar su viaje hasta la península. Cruzar el charco en solitario, como el navío Glorioso bajo su mando estaba haciendo, tenía la ventaja de que permitía una mayor libertad de movimientos, pero en cambio significaba que en caso de enfrentamiento, la capacidad de defensa era menor. Ahora la situación, y sobre la todo el viento reinante, aconsejaban seguir rumbo a levante para tratar de alcanzar las costas españolas antes de ser alcanzado.

La gavia y el trinquete estaban ya bien cazados y estaban a punto de estarlo los velachos, mientras en lo más alto los juaneteros terminaban de largar sus velas. En cubierta los contramaestres estaban ya dando las órdenes necesarias para dar las alas que harían aún más grandes las velas bajas. El Glorioso empezaba a estremecerse con el esfuerzo de tanto paño…

Texto: José Ramón Vallespín Gómez

Referencias:

Historia de la Armada española, Cesáreo Fernández Duro
Naval Chronology, Isaac Schomberg

ANTERIOR


SIGUIENTE