-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

martes, 31 de julio de 2018

North American T-6 Texan

Texan de España



  • PINTURAS AL ÓLEO: Precio según tamaño:
  • REPRODUCCIÓN SOBRE LIENZO ENMARCADO:
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS:

El polivalente Texan T-6

El avión estadounidense Texan fue un derivado del entrenador BT-16 "Yale", al que se le incorporó un tren de aterrizaje retráctil y un motor más grande y potente, siendo su primer usuario el A.A.C. (Army Air Corps, del Ejército de los EE.UU). Voló por primera vez en 1937, y hasta 1954, año de su cierre de producción, llegaron a fabricarse algo más de 21.000 ejemplares.

Respecto España, no fue hasta 1954, y en virtud de los acuerdos hispano-americanos, cuando empezaron a incorporarse a los medios aéreos del Ejército del Aire, que destinó los primeros sesenta recibidos a la Escuela Básica de Matacán (Salamanca). Posteriormente, hasta 201 ejemplares fueron completando las necesidades de instrucción y operativas del Ejército del Aire. Finalmente, tras múltiples servicios de escuela y patrulla aérea por las ardientes tierras saharauis, los Texan de las Fuerzas Armadas españolas fueron dados de baja en 1982, cumpliendo sus últimos cometidos de instrucción en la Academia General del Aire.

Nuestra pintura

Nuestra pintura ilustra el vuelo de tres North American Texan del Ejército del Aire español con distintas "vestimentas": de color amarillo en primer plano, haciendo ver su vertiente entrenadora, algo más alejado vestido de "lagarto", para un rol más agresivo de apoyo táctico, y algo más allá, despojado de pintura, muestra los metales desnudos del fuselaje.

Páginas relacionadas

Para saber más

Fundación Infante de Orleáns: North American T-6 Texan



jueves, 26 de julio de 2018

Reacción española

F-86 "Sabre": despertares aeronáuticos



  • PINTURAS AL ÓLEO: Precio según tamaño:
  • REPRODUCCIÓN SOBRE LIENZO ENMARCADO:
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS:

El F-86 "Sabre" en el Ejército del Aire Español

El Sabre fue el primer caza a reacción del Ejército del Aire Español y fue adquirido como parte de la ayuda americana de los años cincuenta del siglo XX.

Fueron estrenados en la Base Aérea de Manises -Ala de Caza Número 1- y su primer piloto fue el Teniente Coronel Gonzalo Hevia Álvarez-Quiñones, un veterano as de la aviación española que cosechó laureles en las Escuadrillas Azules, durante la II Guerra Mundial.

Aunque los aviones incorporados a las fuerzas armadas españolas eran de segunda mano y el modelo adolecía ya de cierta obsolescencia, constituyeron un hito muy importante en la longeva historia de nuestra aviación militar, pues colocaron al Ejército del Aire en la larga y difícil vía de su modernización. Ahora, con los sabres y desde ellos, España comenzaba a equipararse, en medios técnicos y personales, con las fuerzas aéreas más avanzadas del mundo.

Nuestra pintura

Nuestra pintura ilustra el vuelo de tres reactores F-86 Sabre sobre los cielos de España, firmando, con sus estelas humeantes, la entrada de la caza española en la nueva era de la aviación militar.

Páginas relacionadas

Para saber más

Asociación Amigos del Museo del Aire: HISTORIA DEL F-86 SABRE EN EL EJÉRCITO DEL AIRE



sábado, 7 de julio de 2018

Fuego amigo

Un combate inexplicable



  • PINTURAS AL ÓLEO: Precio según tamaño:
  • REPRODUCCIÓN SOBRE LIENZO ENMARCADO:
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS:

Tragedia en el Estrecho

Probablemente, el episodio más trágico de la historia naval de España fue el incidente que en aguas del Estrecho de Gibraltar tuvo lugar en el verano de 1801. En aquella malhadada ocasión murieron cerca de 1.700 hombres y se perdieron dos magníficos navíos de tres puentes y 112 cañones: el San Hermenegildo y el Real San Carlos. Y lo hicieron en durísimo combate, dando muestras de enorme valor y pericia de las tripulaciones; sin embargo, lo más terrible del caso fue que ambos navíos eran españoles y se perdieron combatiendo entre ellos. En aquella aciaga jornada, lo cual da idea de la magnitud del desastre, murieron más españoles que en la batalla de Trafalgar o en San Vicente.

Para saber más de este penoso suceso de nuestra historia naval, remitimos al lector al artículo "La trágica pérdida del San Hermenegildo y el Real Carlos.", del blog de cultura naval todoababor.

Nuestra pintura

Nuestra pintura ilustra lo que pudo ser un momento de la espantosa equivocación: los dos flamantes navíos de la Armada Real española luchan denodadamente entre sí, en medio de un torbellino de fuego autodestructivo que se saldó con la pérdida irreparable de barcos y tripulaciones. Y Trafalgar a la vuelta de la esquina...