-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

martes, 31 de diciembre de 2019

Submarino Peral



El Peral haciendo el primer lanzamiento de un torpedo desde un submarino, el torpedo hizo blanco sobre unas rocas sobre las que apuntó, las conocidas como Agujas de Poniente. 
Óleo sobre lienzo (100 x 67 Cm).
Lámina disponible en la Tienda del Museo Naval de Cartagena y también a través de envío postal.

 

Primer lanzamiento

El primer lanzamiento de un torpedo realizado desde un submarino fue efectuado por el conocido Submarino Peral (primer submarino militar), concretamente en agosto de 1889 se realizaron varias pruebas de inmersión, en la primera el submarino permaneció sumergido durante una hora, posteriormente fue capaz de navegar en inmersión 9 Km y realizar varias pruebas de tiro consistentes en el lanzamiento de torpedos a blancos concretos. El primer disparo se realizó contra unas rocas (las conocidas como Agujas de Poniente) haciendo blanco sin problemas. La segunda prueba consistió en un simulacro de ataque diurno al crucero acorazado Cristóbal Colón, posteriormente también se realizaron pruebas de ataque nocturno que fueron un éxito.

Paradojicamente siendo las pruebas del  invento prometedoras no se le concedió permiso para la prosecución de las subsiguientes pruebas, parece que existen motivos fundados para creer que el proyecto fue saboteado desde dentro de la propia administración española (ver: Precursores del submarino). 


Referencias


Otras entradas del blog:

martes, 10 de diciembre de 2019

PRIMUS CIRCUMDEDISTI ME


Adquiera la escena en lámina u óleo.


La primera vuelta al mundo

El lunes 8 de septiembre de 1522 entraba la nao Victoria en Sevilla tras una épica travesía alrededor del mundo de más de catorce mil cuatrocientas sesenta leguas. Había partido de esa misma ciudad hacía más de tres años -el 10 de agosto de 1519- formando parte de una expedición de cinco naves que, comandada por Magallanes, debía conectar los puertos castellanos con las Islas de las Especias navegando hacia poniente.

La primera vuelta al mundo fue una odisea digna de los más afamados relatos de la antigüedad clásica, aventura en estado puro en un tiempo en el que el genio hispánico, en el sentido inclusivo de lo portugués, no conocía límites a su osadía. Los horizontes europeos se abrían a mundos maravillosos e ignotos y Juan Sebastián Elcano y los suyos, después de mil peripecias y al límite de sus fuerzas abrazaban por primera vez en la Historia Universal y de una manera completa a este planeta llamado Tierra. "Primus Circumdedisti Me" sería la divisa del escudo de armas que el rey Carlos I concedería a este insigne marino.

De una expedición que contaba al inicio con 239 hombres y cinco naves -Trinidad, San Antonio, Concepción, Santiago y Victoria- sólo regresó la nao Victoria con 18 harapientos y famélicos tripulantes a bordo. Sin embargo, la preciosa carga de especias que lograron arribar a Sevilla, fue suficiente para costear la expedición e incluso repartir beneficios.


Nuestra pintura naval

Hemos pintado a la Victoria entrando en Sevilla. Debió ser todo un acontecimiento, con una bulliciosa multitud deseosa de presenciar, entre atónita y curiosa, y quizás sin ser plenamente conscientes de ello, uno de los momentos estelares de la Historia Universal.

Páginas relacionadas