-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com
Mostrando entradas con la etiqueta Aeronautica Militar española. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aeronautica Militar española. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de julio de 2020

Messerschmitt Bf 109 domina el cielo

Combate de un Mosca contra un BF109

Combate aéreo entre un Bf-109 nacional y un Polikarpov I-16
Óleo sobre papel

Durante la Batalla de Brunete el Messerschmitt  Bf-109 de la Aviación Nacional dio muestras de superioridad frente al anteriormente temido caza ruso Polikarpov I-16, posteriormente en la Batalla de Teruel el caza alemán casi barrió de los cielos la aviación de caza de la República, gracias a él el dominio en el aire fue casi absoluto. Al finalizar la guerra el Bf 109 fue el modelo que más victorias había conseguido.

Las pinturas representan precisamente el momento en el que un BF-109 alcanza a un Polikarpov I-16  Mosca. El numeral del Messerschmitt corresponde con el del piloto nacional Carlos Maria Rey-Stolle.



Óleo Rata vs Bf-109
Detalle del óleo


Óleo combate Bf-109 contra Rata
Combate aéreo entre un Bf-109 nacional y un Polikarpov I-16
Óleo sobre papel

viernes, 19 de junio de 2020

Escuadrilla Azul en el aeródromo




Óleo aeródromo Escuadrilla Azul
Cazas de la Segunda Escuadrilla Azul con su característico emblema de falange y
sobre el capó el emblema de la escuadrilla
Óleo sobre papel 64x34 cm
 Disponible, pídelo a través del email: artemilitarynaval@gmail.es.


Esta escena, pintada al óleo, sitúa dos Bf-109 de la Segunda Escuadrilla en tierra con sus pilotos. Uno de ellos comenta a su compañero detalles de su último combate en el aire. Los aviones descansan sobre un prado, al fondo varios cazas despegan para realizar alguna misión.                                                      


Óleo aeródromo Escuadrilla Azul
Detalle del óleo



Aviones bf-109 en vuelo
Aparatos de la Escuadrilla en vuelo, óleo sobre papel (disponible)


jueves, 26 de julio de 2018

Reacción española

F-86 "Sabre": despertares aeronáuticos



  • PINTURAS AL ÓLEO: Precio según tamaño:
  • REPRODUCCIÓN SOBRE LIENZO ENMARCADO:
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS:

El F-86 "Sabre" en el Ejército del Aire Español

El Sabre fue el primer caza a reacción del Ejército del Aire Español y fue adquirido como parte de la ayuda americana de los años cincuenta del siglo XX.

Fueron estrenados en la Base Aérea de Manises -Ala de Caza Número 1- y su primer piloto fue el Teniente Coronel Gonzalo Hevia Álvarez-Quiñones, un veterano as de la aviación española que cosechó laureles en las Escuadrillas Azules, durante la II Guerra Mundial.

Aunque los aviones incorporados a las fuerzas armadas españolas eran de segunda mano y el modelo adolecía ya de cierta obsolescencia, constituyeron un hito muy importante en la longeva historia de nuestra aviación militar, pues colocaron al Ejército del Aire en la larga y difícil vía de su modernización. Ahora, con los sabres y desde ellos, España comenzaba a equipararse, en medios técnicos y personales, con las fuerzas aéreas más avanzadas del mundo.

Nuestra pintura

Nuestra pintura ilustra el vuelo de tres reactores F-86 Sabre sobre los cielos de España, firmando, con sus estelas humeantes, la entrada de la caza española en la nueva era de la aviación militar.

Páginas relacionadas

Para saber más

Asociación Amigos del Museo del Aire: HISTORIA DEL F-86 SABRE EN EL EJÉRCITO DEL AIRE



lunes, 5 de octubre de 2015

Exposición Almirante Blas de Lezo (III)


Blas de Lezo: el defensor de Cartagena de Indias



Mixta Óleo-Pintura Digital



Insertamos en esta entrada del blog un nuevo trabajo sobre la épica figura del gran almirante español Don Blas de Lezo y Olavarrieta.

Nacido en la villa marinera de Pasajes (Guipúzcoa), nuestro ilustre marino, de cuerpo menguado por las implacables dentelladas del combate -el Patapalo o Mediohombre habrían de llamarle sus admirados contemporáneos- fue el alma de la encarnizada defensa de la muy noble y leal Cartagena de Indias.

Corría el año 1741 de Nuestro Señor cuando nuestros hermanos cartageneros del otro lado del Atlántico divisaron en la lontananza oceánica una enorme masa flotante que hacia ellos avanzaba. Pronto distinguieron, de entre aquella confusa y gigantesca amalgama en movimiento, la más grande flota de invasión jamás vista hasta la fecha: casi doscientos buques de Su Graciosa Majestad, artillados con dos mil cañones y treinta mil hombres de guerra embarcados, habían sido pertrechados por la Pérfida Albión para desatar un huracán incontenible de fuego y acero en aquellos pacíficos parajes; imponíase despojar a España de su perla más preciada en el Virreinato de Nueva Granada.

Ufano el mando inglés y conocedor de la enorme desproporción de fuerzas, daba por hecha la victoria con el forzamiento de las primeras defensas de la plaza. Sin embargo, la imprudente arrogancia del almirante británico Edward Vernon hubo de humillarse ante la indomable bravura de la milicia española comandada por Blas de Lezo, pues la inesperada y porfiada resistencia que los heroicos soldados europeos y americanos del Rey de las Españas opusieron al invasor, quebrantaron para siempre las ansias inglesas de plantar sus reales en Cartagena de Indias.

En nuestra ilustración, un idealizado Blas de Lezo, dirigiendo la mirada a la flota inglesa en desordenada retirada y con el fuerte de San Felipe al fondo, pronuncia sus célebres palabras de despedida al otrora héroe de Portobelo, almirante Vernon:
"Para venir a Cartagena, es necesario que el Rey de Inglaterra construya otra escuadra mayor, porque ésta solo ha quedado para conducir carbón de Irlanda a Londres"

Proxima exposición (octubre 2015)


Está obra y el resto de nuestro trabajo, en formato de láminas, se podrá ver y adquirir en la exposición que inaugura la Asociación Blas de Lezo.

lunes, 22 de junio de 2015

Derribo aéreo sobre Sigüenza


"RATA" vs "HEINKEL-51"


Técnica Digital



Combate I-16 Rata vs Heinkel-51
Derribo aéreo sobre Sigüenza
"El INFANTE -Figuras y objetos militares de colección" nos sugirió la ilustración de un lance aéreo de la Guerra Civil española que tuviese por protagonista a uno de los aviones más emblemáticos de las FARE (Fuerzas Aéreas de la República Española): el Policarpov I-16. Se trataba, en suma, de representar artísticamente la momentánea superioridad técnica que logró el bando republicano con la irrupción en los frentes de combate de este magnífico avión de procedencia soviética. Además, la escena del derribo de un lento Heinkel-51 de la aviación nacional por parte del I-16, lo ubicaríamos en los cielos castellanísimos de la mística y guerrera ciudad de Sigüenza.

Sobre las premisas anteriores hemos elaborado la ilustración que presentamos en esta entrada: un I-16 "Rata" derriba a un Heinkel-51 casi sobre la vertical de la catedral de Sigüenza. El combate podríamos situarlo entre octubre de 1936 y la primavera de 1937. Como puede observarse, el "Mosca", como era conocido en las FARE el I-16, porta sobre su costado el código CM, que era el que correspondía a estos aparatos con independencia del frente en el que actuasen. Por su lado, el biplano Heinkel-51 va identificado con las escarapelas negras y las cruces de San Andrés sobre el plano superior, y luce el camuflaje tricolor que empleaban estos aparatos de procedencia alemana.

Los primeros I-16 llegarían a España en octubre de 1936 para comenzar a sobrevolar los cielos madrileños a partir del 15 de noviembre siguiente. Lograron una rápida superioridad aérea sobre los frentes del Jarama y Guadalajara, pues los anticuados He-51 no eran rivales dignos de consideración. Sin embargo, la llegada de los Me-109 a partir de diciembre de 1936, hicieron que la balanza tecnológica y operativa se inclinase del lado de los nacionales. Igualmente, los técnicamente inferiores FIAT CR.32, demostraron ser una peligrosa amenaza para los "Ratas", debido a que su maniobrabilidad les permitía salir airosos de los encuentros con los más veloces y mejor armados Policarpov I-16.

Se calcula que la aviación republicana recibió unos 280 I-16 "Mosca". A partir de marzo de 1938 llegarían los "Supermosca", unos 120 I-16 del tipo 10, de cabina abierta y cuatro armas. A veinte de éstos últimos se les instaló el motor "Cyclone” sobrealimentado, de origen norteamericano; con ellos se formaría la “Escuadrilla del Chupete”, de Antonio Arias, cuyo objetivo era rivalizar con los Me-109 a gran altitud.

Respecto a los Heinkel He-51, comenzaron a llegar a España a partir del 31 julio de 1936 como parte de la ayuda alemana al bando nacional. Sus éxitos iniciales estaban condicionados por la obsolescencia de sus oponentes (Nieuport 52, Breguet 19 y Potez 54). Sin embargo, la aparición de los netamente superiores Polikarpov I-15 e I-16 supuso un enorme contratiempo para los He-51, que hubieron de ser sustituidos en breve tiempo por los Me Bf-109. Así, los He-51 dejaron de ser empleados en misiones de caza para utilizarse como plataformas de apoyo terrestre. Finalmente, unos 135 Heinkel He-51 actuaron durante la Guerra Civil española.

Páginas relacionadas



lunes, 4 de mayo de 2015

Nieuport 52


EL NIEUPORT-52 12-66


Técnica Digital

 
Nieuport 52
Nieuport 52
Disponible en óleo y láminas

El Nieuport 52 fue un avión de caza monomotor, monoplaza, sesquiplano y de construcción metálica. Era un aparato de diseño y desarrollo francés que fue fabricado bajo licencia también en España desde 1927 hasta 1936, en las instalaciones que la Hispano-Suiza tenía en Guadalajara.

Durante casi una década, el Nieuport-52 fue el avión vertebrador de la caza de la Aeronáutica Militar Española y, si bien muy superado técnicamente al estallar la Guerra Civil Española, fue uno de los protagonistas principales en la lucha aérea al comienzo de este conflicto. Su rápido declinar vino de la mano de los nuevos modelos que italianos, alemanes y soviéticos pusieron a volar en los cielos de España, poniendo en evidencia una obsolescencia técnica que obligó a relegarlos a funciones secundarias alejadas de los frentes de combate. Para 1938, ya carentes de valor militar alguno, los últimos Nieuport-52 fueron enviados al desguace, de modo que ninguno de ellos sobrevivió a la contienda.

El ejemplar representado en nuestra lámina militar es el 12-66, perteneciente al Grupo 12 con base en Getafe. En la fecha del Alzamiento (18 de julio de 1936) este aparato se encontraba en el Parque Regional de Sevilla-Tablada recibiendo cuidados de mantenimiento y revisión, siendo inmediatamente puesto en vuelo a partir del 20 de julio de 1936 por el piloto Ramón Senra para, desde Tetuán primero y Sevilla después, realizar funciones de escolta a los primeros traslados aéreos de legionarios y regulares desde Marruecos a la Península. Días más tarde, el 27 de julio, el 12-66 de Ramón Senra sería enviado a Burgos a petición de Mola, pero el día 29 se averió en Soria y no estuvo disponible hasta el siguiente 2 de agosto. Aún habría de participar en algunas operaciones en el Centro peninsular y por cielos aragoneses, pero la evolución de la guerra y la entrada de nuevas aeronaves técnicamente muy superiores harían perder el rastro del Nieuport 52 matriculado 12-66.

Ver También "El paso del Estrecho"