-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com
Mostrando entradas con la etiqueta armada española. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta armada española. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Óleo de la Fragata Blas de Lezo F-103

Pintura al óleo de la Fragata  Blas de Lezo F-103

Mostramos la pintura al óleo de la Fragata Blas de Lezo (F-103) ya terminada. ésta ha sido realizada por encargo para un oficial de la misma. 

La fragata se muestra navegando, en la popa se puede observar un helicóptero SH-60B realizando maniobra de aterrizaje (la foto del cuadro no tiene la suficiente resolución para apreciar los detalles). El óleo está pintado sobre lienzo, éste tiene unas dimensiones de 100x73 Cm. 

El marco es obra también de la casa, pintado en negro y terminado a la cera. La inscripción "Fragata Blas de Lezo (F-103)" es parte del encargo.

La fragata F-103 lleva el nombre del insigne almirante español que derrotara a la gran fuerza Británica, que al mando del almirante Vernon, quiso conquistar Cartagena de Indias el año 1741. Desde entonces cinco buques de la Armada han portado el nombre del insigne almirante, prueba de que la Marina Española nunca olvidó su gesta.

Leer más:

Flotilla de aeronaves y helicopteros SH-60-b
Fragata Blas de Lezo F-103


PINTURA NAVAL

domingo, 25 de junio de 2017

Rumbo a Alhucemas

Acorazado Jaime I
Acorazado Jaime I
Adquiera la escena en lámina u óleo.


Acorazado Jaime I

El Jaime I fue el segundo ejemplar de los buques Clase España, últimos acorazados en servicio de la Armada Española, y que fueron construidos a principios del siglo XX. Los orígenes y vicisitudes de esta serie de grandes navíos españoles ya han sido referidas en una entrada de este blog sobre el acorazado España, ilustrada con un ágil boceto pictórico de Alejandro Vallespín. El Jaime I, junto a su gemelo Alfonso XIII, participó en las complejas operaciones anfibias y aeronavales que tuvieron lugar durante el Desembarco de Alhucemas.

Nuestra pintura naval

Partiendo del boceto al óleo de Alejandro Vallespín arriba mencionado, en esta pintura hemos idealizado al acorazado Jaime I poniendo proa rumbo a la Bahía de Alhucemas, donde el estruendo de sus poderosas baterías Vickers de 305 mm habrían de sembrar el terror de los rifeños de Abd-el-Krim sublevados contra España.




jueves, 25 de mayo de 2017

3. Andanadas por la popa





Oleo navio español El Glorioso navegando visto de popa

Andanadas por la popa

Texto: José Ramón Vallespín Gómez
Cerca ya de la mitad del verano, la tarde había sido moderadamente calurosa, aliviada si acaso por el viento, fresco y del tercer cuadrante. Se había puesto el sol, pero la noche era de luna, muy clara, y quitando el murmullo de las faenas de a bordo, en general solo se oía la caricia del agua en los costados del vaso habanero(1), que navegaba de aleta. El Capitán de Navío de la Cerda llevaba varias horas en toldilla sin apartar la vista del Poniente, mientras se lamentaba de su suerte. Desde hacía ya varias horas escapaba de una fragata y un paquebote que izaban la enseña de San Jorge, y si a estos se llegara a unir el navío de su misma bandera que les seguía rezagado se encontraría en franca desventaja.

A pesar de que el Glorioso andaba bien para el tiempo que llevaba sin carenar ni renovar el trapo, la velocidad que llevaba no parecía ser suficiente para librarse de la persecución. Maldijo a los ingleses viendo que no había manera de dejarlos atrás. Esa fragata navegaba bien ¡vive Dios! y estaba cada vez mas cerca. No esperaba hacerle mucho daño disparando contra su proa, pero menos daba una piedra y si conseguía reducirle con que fuera un poco el andar, tendría más oportunidades de abrir distancia y perderse de su vista.

Bajo cubierta varios hombres se afanaban en preparar las dos piezas de popa mientras los oficiales no perdían ojo de la fragata inglesa tratando de estar listos para, a la orden de don Pedro, disparar cuando estuviera a distancia de tiro eficaz. En definitiva eran tres contra uno y no convenía gastar munición en alardes inútiles. Repasaban con atención todo el material. El condestable, con cuatro gruñidos indescifrables para quienes no fueran sus artilleros, dirigía la operación con la seriedad que requería la delicada situación.

Arriba, con el ánimo agitado mientras escudriñaba el desarrollo de la persecución, Don Pedro podía imaginar los sentimientos del capitán de la fragata, a pesar de que seguramente ignoraba que estaba al mando de la escuadrilla enemiga. Estaría naturalmente pensando en la gloria de rendir un navío de la poderosa marina del Rey de España, y en lo que eso significaría no solo para su carrera sino para su patria, pero además pensaba en el botín que le correspondería si lo lograba. Un navío de setenta cañones por sí mismo no era poca pieza y además, a juzgar por la derrota que hacía cuando lo avistaron recalando en Azores como cualquier barco en ruta de La Habana a la Península, los caudales que con toda seguridad transportaba añadían un valor muy considerable. Y teniendo detrás de él los ochenta del Warwick no parecía demasiado complicado capturar el navío de su Católica Majestad y que a él le tocara una jugosa parte del precio de la presa. Solo tenía que conseguir embarazar al español para reducir su marcha lo suficiente.

Pero Don Pedro era hombre de mar experimentado en suficientes combates como para saber bastante bien lo que se debía hacer para negarles a los ingleses la victoria y cumplir con su misión. Y tenía la voluntad de vencer de los grandes capitanes. Y ambición no le faltaba. Quien sabe, quizá había llegado su hora. Quizá esta jornada fuera la de su definitiva consagración como hombre de mar y guerra. Había un nuevo rey en el trono, y era buen momento para causar buena impresión. La fragata llevaba ya un rato disparando con sus piezas de proa, y los piques de sus cañonazos se acercaban cada vez más a su barco. Así que se desembarazó de todo pensamiento accesorio, se concentró en la situación táctica, y ordenó abrir fuego…
.

ANTERIOR



Notas

(1) Buque construido en la Habana




Pintura Naval

miércoles, 3 de mayo de 2017

Corpus en Cádiz

Cartón para Óleo


Corpus en Cádiz
Fiesta del Corpus en el Departamento Naval de Cádiz
Cartón para óleo exclusivos con las siguientes finalidades:
  • PINTURAS AL ÓLEO: Tamaño: A partir de 46 x 38 cm; Soporte: Tabla entelada; Precio: Desde 290 Euros + gastos de envío.
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS: Tamaños: Desde A3 en adelante (normalizados o personalizados); Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc, etc.; Precio: Desde 10 Euros + gastos de envío.
  • Contacte con nosotros:     VEA NUESTRAS COLECCIONES

EL ENGALANAMIENTO NAVAL

Según las previsiones de la Ordenanza Naval de 1802, los buques de la Armada Española debían engalanarse con banderas y gallardetes en ocasiones festivas especiales. Para todas los dominios de la Monarquía Católica Española, estos días singulares eran las fiestas del Corpus Christi, Inmaculada Concepción y Santiago Apóstol, además de las fechas del cumpleaños del Rey, de la Reina y del Príncipe de Asturias. Cuando había varios buques surtos en puerto, el empavesado sólo correspondía a los barcos de los tres comandantes más antiguos.

Con esta pintura militar hemos querido ilustrar una escena festiva de esta naturaleza: dos navíos de la Armada Española, un dos puentes y un tres puentes, fondeados en la bahía de Cádiz en un luminoso amanecer del mes de junio, largan sus banderas de señales, gallardetes y pabellones para celebrar alegremente la solemne festividad del Corpus Christi.








martes, 25 de abril de 2017

Guardiamarina ENM

Soldados de España


Nº 9.- Guardiamarina ENM



Guardiamarina ENM

Colección "Soldados de España"

Guardiamarina ENM
Trabajos artísticos exclusivos para:
  • ELABORAR PINTURAS ACRÍLICAS Y AL ÓLEO en Tamaños normalizados para enmarcación:
  • LÁMINAS en tamaños normalizados para enmarcación. Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.;
  • PERSONALIZACIÓN: con los textos o detalles que más le agraden.
  • ENCARGOS A MEDIDA: para soldados con uniformes de unidades específicas.
  • ¡¡Contacte con nosotros y consúltenos!!


Nuestra Lámina

Presentamos un guardiamarina de la Escuela Naval Militar, novena lámina de la Colección Soldados de España. El alumno de la ENM, en posición de firmes y con el arma al hombro, saluda frente a las primeras estrofas del Himno de la Escuela Naval Militar:

Soplen serenas las brisas
ruja amenazas la ola,
mi gallardía española
se corona de sonrisas.

Por ti, Patria, por ti sola
mi vida a los mares dí,
por tí al peligro ofrecí
mis obras y pensamientos
en la Rosa de los Vientos
me crucifico por tí!

La Escuela Naval Militar de Marín

Tras las múltiples vicisitudes históricas que desde 1717 vinculan los institutos militares españoles de enseñanza naval para oficiales a la ciudad de Cádiz, a partir de 1938 va tomando cuerpo la idea de ubicarlos en Marín. Así, acabada la Guerra Civil se iniciaban en esta localidad gallega las obras de acondicionamiento de las instalaciones de la antigua Escuela de Tiro Naval a su nuevo desempeño como Escuela Naval. Se quería un centro de formación de oficiales de la Armada moderno y amplio, que pudiese acoger cuanto se necesitaba a tal efecto.

Finalmente, el 15 de agosto de 1943 fue inaugurada solemnemente la Escuela Naval de Marín, acto que contó con asistencia del Jefe de Estado Generalísimo Franco. Las primeras unidades navales afectas a la Escuela Naval Militar para instrucción de alumnos fueron los destructores Alsedo, Lazaga y Velasco, construidos en Cartagena en los primeros años de la década de 1920.

Desarrollo artístico de la figura

Esta ha sido el proceso paso a paso de esta y demás figuras de la colección: partiendo del boceto inicial, se va progresando en formas, colores y volúmenes. Las aproximaciones iniciales van moldeándose progresivamente, ajustando colores, tonalidades y elementos figurativos. Los últimos toques han sido reservados para el fusil, cordones y botonadura. La imagen muestra los diferentes estados evolutivos de la figura, antes de integrarla en la composición final.





lunes, 17 de abril de 2017

Navío Santísima Trinidad navegando en línea

Pintura al óleo navíos españaoles Santísima  Trinidad y Nepomuceno obra de armina
Navíos españoles navegando en columna, pintura al óleo hecha por encargo, dimensiones 146x97 Cms.  El Santísima Trinidad encabeza la línea, la bandera nacional flamea al viento en cada navío. Los tres buques representados navegan con todo el trapo en un día luminoso con profusión de nubes en el horizonte. El Santísima Trinidad está pintado en rojo, el resto en amarillo como era reglamentario en la época. Para hacer encargos contactar a través del correo: artemilitarynaval@gmail.com

 

Navío Santísima Trinidad

Conocido por ser el mayor navío de su época, Benito Pérez Galdós escribe lo siguiente a propósito del Santísima Trinidad, en su obra Trafalgar  que da inicio a los Episodios nacionales:

El Santísima Trinidad era un navío de cuatro puentes. Los mayores del mundo eran de 3. Aquel coloso, construido en la Habana, con las más ricas maderas de Cuba, en 1769, contaba 36 años de honrosos servicios. Tenía 220 pies (61 m) de eslora, es decir de popa a proa, 58 pies de manga (ancho) y 28 de puntal (altura desde la quilla a la cubierta), dimensiones extraordinarias que entonces no tenía ningún buque del mundo. Sus poderosas cuadernas, que eran un verdadero bosque, sustentaban cuatro pisos. En sus costados, que eran fortísimas murallas de madera, se habían abierto al construirlo 116 troneras: cuando se le reformó, agrandándolo en 1796, se le abrieron 130, y artillado de nuevo en 1805, tenía sobre sus costados cuando yo le vi, 140 bocas de fuego, entre cañones y carronadas. El interior era maravillosos por la distribución de los diversos compartimentos, ya fuesen puentes para la artillería, sollados para la tripulación, pañoles para depósitos de víveres,  cámaras para los jefes, cocinas, enfermería y demás servicios. Me quedé absorto con recorriendo las galerías y demás escondrijos de aquel Escorial de los mares. Las cámaras situadas a popa eran un pequeño palacio por dentro, y por fuera una especie de fantástico alcázar, los balconajes, los pabellones de las esquinas de popa, semejantes a las linternas de un castillo ojival, eran como grandes jaulas abiertas al mar, y desde donde la vista podía recorrer las tres cuarta partes del horizonte.
Nada más grandioso que la arboladura, aquellos mástiles gigantescos, lanzados hacia el cielo, como un reto a la tempestad. Parecía que el viento no había de tener fuerza para impulsar sus enormes gavias. La vista se mareaba y se perdía contemplando la inmensa madeja que formaban en la arboladura los obenques, estáis, brazas, burdas, amantillos y drizas que servían para sostener y mover el velamen.
Extracto del óleo original


Navío Santísima Trinidad
Extracto del óleo original

Captura convoy británico

Una de las acciones más importantes, y poco recordada, en la que actuó el Santísima Trinidad, como buque insignia, fue la captura en el año 1780 de un doble convoy británico que durante la Guerra de Independencia Americana transportaba pertrechos militares, víveres y soldados para sus ejércitos coloniales, en la India y en América.  Este convoy constaba de 55 buques de transporte armados, 2 fragatas y un navío, de los cuales 51 fueron capturados por la flota combinada hispano-francesa al mando del marino español Don Luis de Córdova, la escuadra estaba formada por 33 buques españoles y 10 franceses. Esta acción tuvo un fuerte impacto en el desenlace de la Guerra de Independencia Americana ya que las fuerzas inglesas dejaron de recibir una ayuda vital para el mantenimiento del conflicto.

Referencias

  1. El dia del golpe de luis de cordova a la armada-inglesa
  2. Trafalgar y la corte de Carlos IV, Benito Pérez Galdós.


Entradas relacionadas



martes, 3 de enero de 2017

La fragata blindada Numancia

TRADUCIR

La Numancia en el Paso de Magallanes


Cartón para pintura al óleo

Fragata Numancia
La fragata blindada Numancia atraviesa el Paso de Magallanes. Abril 1865
Modalidades:
  • CUADRO ENMARCADO: Ver características.
  • COLECCIÓN DE LÁMINAS NAVALES: Ver.
  • PINTURA AL ÓLEO : Precio según dimensiones
  • Contacte con nosotros:

La Fragata Numancia

La fragata blindada Numancia fue el primer barco de hierro en dar la vuelta al mundo. Construida en Francia (Toulon-1863) por encargo del gobierno español, tenía una eslora de casi 100 m y desplazaba unas 7.400 tm, siendo uno de los más innovadores barcos de guerra de aquel entonces y uno de los pocos buques españoles que contaba con electricidad a bordo.

El 20 de diciembre de 1864 la Numancia entraba en Cartagena para ser asignada oficialmente a la Marina de Guerra Española; de allí se trasladaría poco después a Cádiz para entregarla al mando del capitán de navío D. Casto Méndez Núñez, el cual debía incorporarla a la Escuadra del Pacífico: le esperaba una larga travesía no exenta de afanes marineros, aventuras y múltiples incertidumbres para un buque de sus novedosas características constructivas.

Así, el 4 de febrero de 1865 partía desde Cádiz rumbo al sur para asomarse al Océano Pacífico a través del Paso de Magallanes. Arribó primero a Montevideo el 13 de marzo de 1865, de donde salió hacia el desafío austral acompañado del vapor de ruedas Marqués de la Victoria, que le permitiría carbonear en alta mar. Tras superar la navegación de las angosturas patagónicas y dejar a popa al Océano Atlántico, viró al norte para presentarse en son de guerra ante los puertos de Valparaíso y El Callao (31 de marzo y 2 de mayo de 1866), causando el asombro de cuantos dudaban que un barco metálico del porte de la Numancia fuese capaz de realizar aquella travesía.

Cumplido así el primer objeto de su navegación, la Numancia participó activamente en el Combate del Callao, siendo alcanzada por un grueso proyectil de 450 libras disparado desde uno de los fuertes defensores, amén de otros 50 de menor calibre. Sin embargo, su cinturón blindado de 13 cm de espesor logró neutralizar los efectos demoledores que un impacto de esa naturaleza habría tenido en un barco enteramente de madera. Este episodio, en el que el propio Méndez Núñez resultó herido, hizo de la fragata Numancia el primer barco blindado oceánico en entrar en combate y el primero también en recibir un impacto artillero de grueso calibre. Tras el duelo artillero, la fragata Numancia restañó sus heridas en la Isla de San Lorenzo y continuó su periplo hacia Filipinas. Le acompañaban la goleta Vencedora y el vapor Marqués de la Victoria.

En Manila estuvo hasta mediados de enero de 1867, desde donde zarpó regreso a España por la ruta que pasando por Java dobla el Cabo de Buena Esperanza. Al llegar e este punto hubo de poner proa a Río de Janeiro para reforzar la escuadra al mando del ya Brigadier Méndez Núñez. Conjuradas las amenazas de ataque que se cernían sobre la fuerza naval española destacada en aquellas aguas, el Jefe de Escuadra ordenó su definitivo regreso a España, entrando en Cádiz el 20 de septiembre de 1867, tras un intenso viaje de 2 años, 7 meses y 6 días que convirtió a la Numancia en el primer buque blindado de la Historia en circunnavegar la Tierra.

Nuestra Pintura

Para ilustrar esta entrada hemos pintado a la fragata Numancia en el Estrecho de Magallanes, navegando las aguas del continente americano que acarician las gélidas regiones antárticas. La Numancia se hace acompañar en un segundo plano del vapor de ruedas Marqués de la Victoria; ambas naves avanzan impulsadas por el viento y sus motores de vapor, dejando sus chimeneas las trazas oscuras y sucias del humo del carbón que se quema en sus tripas de cobre y acero. Al fondo, la accidentada geología de la zona del Estrecho de Magallanes sirve de imponente escenario pictórico para recrear la gesta de D. Casto Méndez Núñez y sus intrépidos marinos.






Libros recomendados


lunes, 19 de diciembre de 2016

Buchones en acción

El asalto de los HA-1112


Cartón para Óleo


El ataque de los buchones
Dos HA-1112 del Ejército del Aire español lanzándose al asalto de posiciones enemigas.
Cartón para óleo exclusivos con las siguientes finalidades:
  • PINTURAS AL ÓLEO: Tamaño: A partir de 46 x 38 cm; Soporte: Tabla entelada; Precio: Desde 160 Euros + gastos de envío.
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS: Tamaños: Desde A3 en adelante (normalizados o personalizados); Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc, etc.; Precio: Desde 10 Euros + gastos de envío.
  • Contacte con nosotros:

Siguiendo la recomendación de nuestro seguidor Lorenzo Diéguez en su comentario a la entrada "Los buchones y el Canarias", hemos decidido tomar en consideración su propuesta y trabajar una pintura centrada exclusivamente en el emblemático Hispano-Aviación HA-1112 "Buchón". La ambientación no podía ser otra que sobrevolando el terreno semidesértico de Sidi Ifni, pues como es conocido, estos aviones tuvieron allí un importante papel operacional. En efecto, los ya obsoletos Hispano-Aviación HA-1112 realizaron numerosas misiones de cobertura y apoyo aéreo a las fuerzas del Ejército español que combatían contra la insurgencia pro-marroquí durante la Guerra de Ifni (1957-1958). La utilización de unos aparatos técnicamente muy superados disponiendo España de material aéreo mucho más moderno, fue consecuencia del veto de los EE.UU a que se empleasen en el conflicto los aviones por ellos suministrados.


Desarrollo

Esta ha sido la pintura paso a paso del cartón: partiendo del boceto compositivo inicial, se ha ido progresando en colores, forma y volúmenes. Las aproximaciones del principio se han ido trabajando paulatinamente, aplicando el color con suavidad y saturándolo progresivamente en combinación con los ajustes tonales que se han considerado necesarios. Los últimos toques han sido para escarapelas, numerales e insignias. Al final, hemos girado un poco la disposición de los aviones, amortiguando algo el picado del boceto inicial.


Desarrollo de la pintura


Páginas relacionadas





miércoles, 14 de diciembre de 2016

El crucero protegido Vizcaya

TRADUCIR

El penúltimo periplo del Vizcaya


Cartón para Óleo


Crucero Vizcaya
El crucero Vizcaya saliendo de Nueva York. Mayo 1898
Cartón para óleo exclusivos con las siguientes finalidades:
  • PINTURAS AL ÓLEO: Tamaño: A partir de 46 x 38 cm; Soporte: Tabla entelada; Precio: Desde 290 Euros + gastos de envío.
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS: Tamaños: Desde A3 en adelante (normalizados o personalizados); Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc, etc.; Precio: Desde 10 Euros + gastos de envío.
  • Contacte con nosotros:

Al crucero Vizcaya le tocó en suerte la devolución de la visita de "descortesía" que el acorazado estadounidense Maine efectuó a La Habana en enero de 1898 sin previo aviso y, por tanto, contrariando las más elementales prácticas diplomáticas y de cortesía naval entonces imperantes. Era una clara provocación que el gobierno español respondió enviando al Vizcaya a la ciudad de Nueva York.

Fue una misión verdaderamente incómoda y peligrosa, pues el navío español llegaba a Nueva York el 19 de febrero de 1898, cuatro días después de que el Maine hubiese saltado por los aires. La difícil situación generada por el hundimiento del Maine en el puerto de La Habana obligaron al Vizcaya a atracar en State Island y a adoptar extremas medidas de seguridad.

Sea como fuere, apenas una semana después, el Vizcaya abandonó el puerto neoyorkino para incorporarse en Cabo Verde a la escuadra del Almirante Cervera. Desde aquí, siguiendo instrucciones gubernamentales, se dirigiría a las Antillas con el resto de sus infortunados hermanos de hierro y madera. Finalmente, el 3 de abril de 1898, el Vizcaya navegaba por última vez: en esa fecha de infausta memoria, la flota norteamericana del almirante Sampson le propinó una enorme granizada de obuses y proyectiles; incendiado, sin gobierno y en medio de terribles explosiones, el Vizcaya embarrancaba unas quince millas al oeste de Santiago de Cuba.

Nuestra pintura militar trata de representar, con las licencias artísticas pertinentes, la salida del Vizcaya del puerto de Nueva York, que luce su recién estrenada Estatua de la Libertad (1886). Irónicamente, el pabellón de cortesía enarbolado por el crucero español pertenece al país que habría de echarlo a pique en algo más de un mes, en el desafortunado combate naval de Santiago de Cuba.








jueves, 8 de diciembre de 2016

Los buchones y el Canarias (v2)


Regreso de misión en Ifni


Cartón para Óleo


Los Buchones y el Canarias
Buchones sobrevolando al Canarias. Ifni 1957
Cartón para óleo exclusivos con las siguientes finalidades:
  • PINTURAS AL ÓLEO: Tamaño: A partir de 46 x 38 cm; Soporte: Tabla entelada; Precio: Desde 290 Euros + gastos de envío.
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS: Tamaños: Desde A3 en adelante (normalizados o personalizados); Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc, etc.; Precio: Desde 10 Euros + gastos de envío.
  • Contacte con nosotros:

Esta entrada es sólo un versionado sobre una pintura anterior, referida a los apoyos aeronavales prestados por el crucero Canarias y los HA-1112 "Buchón" a las fuerzas terrestres que combatían en el territorio de Ifni desde finales de 1957. Por ello, para consultar los aspectos históricos y de contexto remitimos al visitante a la pagina de nuestro blog "Los Buchones y el Canarias".


La variación introducida sólo afecta a los aviones, pues la versión inicial no permitía distinguir suficientemente la peculiar fisonomía resultante del maridaje entre el Messerschmitt Bf-109 y el motor británico Rolls-Royce Merlin 500-45 realizada por la Hispano-Aviación. A tal fin, hemos dispuesto los HA-1112 regresando de una misión de apoyo terrestre mientras sobrevuelan el buque insignia de la Flota, crucero "Canarias", que orienta sus poderosos cañones de 203 mm para prestar los apoyos artilleros demandados desde tierra. En la imagen inferior mostramos un fragmento  de los aviones en su nueva disposición compositiva. Para el desarrollo de la pintura en su versión inicial ver Taller de Pintura

=
Detalle del vuelo de los "Buchones" HA-1112




martes, 22 de noviembre de 2016

La Armada Española del XIX (1)

Cartón preparatorio para Óleo


Crucero Carlos V


Cartón para pintar óleos exclusivos con las siguientes características:
  • Técnica: óleo.
  • Soporte: tabla entelada.
  • Tamaño: A partir de 46 x 38 cm.
  • Precio: Desde 290 Euros + gastos de envío.

Este esquema es utilizable para el resto de  Barcos de nuestra colección.

Encárguenos "El crucero Carlos V" o propónganos trabajos específicos.


Hasta ahora en artemilitarynaval habíamos prestado poca atención a la historia naval del XIX. Sin embargo, la importancia del periodo y la belleza de sus barcos nos ha movido a ir llenando este vacío artístico de nuestras pinturas militares. Para ello, hemos realizado este cartón preparatorio para óleo tomando como motivo el crucero "Emperador Carlos V".

Botado en Cádiz en 1895 conforme a las directrices del Programa Naval del Almirante Rodríguez Arias, el crucero protegido Carlos V fue el mayor buque de guerra construido en España hasta la fecha. De diseño inspirado en los cruceros ingleses Blake y Drake, respondía a un concepto mixto acorazado-crucero protegido. Su artillería principal consistía en dos cañones Hontoria de 280 mm, montando en los costados ocho cañones de tiro rápido de 140 mm, además de otros cañones de menor calibre, ametralladoras y tubos lanzatorpedos. La protección del Carlos V no era del todo adecuada a su misión de buque principal y aunque su velocidad era también limitada disponía como contrapartida de un buen radio de acción.

Su entrada en servicio fue casi coetánea a la Guerra Hispano-Norteamericana de 1898, circunstancia que le impidió estar plenamente operativo para tomar parte en el infortunado combate naval de Santiago. Aún así, se trató de llevarlo a Filipinas, pero las demoras en el tránsito a través de Suez hicieron inútil el intento, por lo que la Escuadra del Almirante Montojo estaba destruida antes de que el Carlos V pudiera hacer sentir su presencia en aquel teatro de operaciones.

El Carlos usted, apodo jocoso utilizado para nombrarle, no tuvo una vida operativa excesivamente prolongada: en 1916 fue utilizado como Buque escuela, quedando desde 1923 amarrado a los muelles del Arsenal de El Ferrol como pontón escuela de marinería. Finalmente en 1931 fue dado de baja en las listas de la Armada Española.


Boceto Preliminar

La primera operación artística ha sido la realización del boceto correspondiente a la escena a representar. Como otras veces, fueron varias las opciones y hubo que realizar diversos esbozos de la nave en diferentes posiciones. Finalmente nos inclinamos por el boceto de la imagen: una visión aérea del crucero Carlos V. A partir de aquí, fuimos desarrollando y contextualizando la pintura, introduciendo otros barcos de la misma época. Se trata del Infanta María Teresa y el Vizcaya, ambos cruceros acorazados y hundidos por la flota estadounidense en julio de 1898.

Boceto del crucero Carlos V

Cartones preparatorios para óleos

Nuestros cartones preparatorios son plantillas artísticas exclusivas para las pinturas al óleo de artemilitarynaval. Sirven también para confeccionar otros productos artísticos (láminas, cerámicas, dibujos a plumilla, etc). No se basan en fotografías ni en cuadros ajenos; son escenas totalmente originales que tienen por temática preferente la historia naval y militar de España.


Para saber más:



Otras entradas similares.


Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas


lunes, 14 de noviembre de 2016

La Armada Española del XVIII (I)

Cartón preparatorio para Óleo


El regreso del Santa Ana.




El regreso del Santa Ana
Cartón para pintar óleos exclusivos con las siguientes características:
  • Técnica: óleo.
  • Soporte: tabla entelada.
  • Tamaño: A partir de 46 x 38 cm.
  • Precio: A partir de 290 Euros + gastos de envío.

Este esquema es utilizable para el resto de  Barcos de nuestra colección.

Encárguenos "El regreso del Santa Ana" o propónganos trabajos específicos.


Nuestros cartones preparatorios para óleo son plantillas artísticas exclusivas para apoyar la realización de las pinturas de artemilitarynaval. Sirven también para confeccionar otros productos artísticos (láminas, cerámicas, dibujos a plumilla, etc). No se basan en fotografías ni en cuadros ajenos; son escenas totalmente originales que tienen por temática preferente la historia naval y militar de España.

Esta entrada representa el detalle de la proa del navío de tres puentes Santa Ana, una de las más logradas construcciones navales producidas por España en la segunda mitad del siglo XVIII. En la ilustración puede observarse el león representativo de la Monarquía Española que portaban nuestros navío a modo de mascarón.

Con respecto a la historia del Santa Ana, el primero de los nueve "Meregildos" -poderosos navíos de tres puentes y 112 cañones- dejamos este enlace a Todo a Babor, donde nuestros lectores podrán recabar una interesante síntesis histórica de este afamado navío de la Armada Española.

Boceto Preliminar

La primera operación artística ha sido la realización de los bocetos correspondientes a la escena a representar. Fueron varias las opciones y hubo que realizar diversos esbozos de la nave en diferentes posiciones. Finalmente nos inclinamos por el boceto que mostramos en la imagen: la proa del Santa Ana asomando por el lado derecho de la escena. A partir de aquí, fuimos desarrollando y contextualizando la pintura, dándole una ambientación tranquila y casi nocturna.


 

Otras entradas similares.


Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas


jueves, 3 de noviembre de 2016

El apogeo de la Armada Española

Cartón preparatorio para Óleo


El vuelo del Montañés.


El vuelo del Montañés
Trabajo preparatorio para la elaboración de un óleo en gran formato. Este esquema es utilizable para diversas alternativas artísticas basadas en técnicas tradicionales o de reprografía.
  • PINTURAS AL ÓLEO: Precio según tamaño:
  • REPRODUCCIÓN SOBRE LIENZO ENMARCADO:
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS:


Los cartones preparatorios para óleo constituyen, como apuntábamos arriba, los esquemas artísticos sobre los que elaboramos nuestras pinturas, sirviendo también de soportes gráficos para la confección de otros productos artísticos, tales como láminas, cerámicas, dibujos a plumilla, etc. Son escenas totalmente originales que tienen por temática preferente la historia naval y militar de España. En este caso se trata de representar la majestuosa navegación de las magníficas construcciones navales que produjo España en la segunda mitad del siglo XVIII. Para ello hemos realizado esta pintura militar del navío Montañés con el velamen desplegado, incluyendo las rastreras del trinquete, para volar sobre las olas de la Mar Océana. El navío ya forra su obra viva con las planchas de cobre que le fueron instaladas en 1805 y que aumentarían sus ya de por sí destacables cualidades marineras.

Con respecto a la historia del Montañes, dejamos este enlace a Todo a Babor, donde nuestros lectores podrán recabar una interesante síntesis histórica de este afamado navío de la Armada Española.
 

Desarrollo

Esta ha sido la pintura paso a paso para la fase preparatoria del cartón: partiendo del boceto inicial (1), se ha ido progresando en la vertiente de forma y volúmenes, pero trabajando al principio en blanco y negro (2). Las aproximaciones gruesas iniciales han ido elaborándose paulatinamente para preparar el trabajo en color. La aplicación de éste ha sido suave al principio (3) para ir saturándolo progresivamente en combinación con los ajustes tonales que se han considerado necesarios. Los últimos retoques se han reservado para los gallardetes y pabellones que enarbolaban los buques de aquella época.


 

Otras entradas similares.


Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas


jueves, 20 de octubre de 2016

Buques escuela españoles del siglo XX

Cartón para Óleo


El Elcano y el Galatea.




Juan Sebastián Elcano Y Galatea
Escena semielaborada del Juan Sebastián Elcano y el Galatea navegando juntos. Está a falta del trabajo de color y detalles diversos. Este esquema puede utilizarse para pintar óleos sobre cualquier soporte y tamaño, así como para la realización de otras alternativas artísticas basadas en técnicas tradicionales o de reprografía
Encargue su pintura.


En esta escena naval semi-elaborada, queremos representar a los dos buques escuela españoles por antonomasia del siglo XX; el Galatea y el Juan Sebastián Elcano. Muy conocido y renombrado el Juan Sebastián Elcano, no lo es tanto el Galatea, barco botado en Gran Bretaña en 1896 con el nombre Glenlee. Esta corbeta de tres palos fue comprada por España en 1922, en ejecución de las previsiones de la Ley Miranda para la adquisición de dos buques escuela para la Armada Española; el otro buque escuela sería construido en España (Cádiz) en 1927 y es el archiconocido Juan Sebastián Elcano.

Como decíamos, el Galatea fue asignado a la Armada en 1922 y tras múltiples vicisitudes náuticas y operativas, acabó amarrado en el arsenal de El Ferrol tras su último crucero de instrucción, allá por 1959. Finalmente, después de una oscura y poco marinera vida como pontón escuela, causó baja en la Armada en 1982. Afortunadamente y gracias a la iniciativa británica por recuperar un buque que el desinterés español había desahuciado, hoy es posible contemplar al Galatea, aunque bajo otro nombre y con la pintura negra original, en los muelles del puerto que le vio hacerse a la mar por primera vez: Glasgow


Entradas similares.


Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas


jueves, 6 de octubre de 2016

Línea española

Cartón para Óleo


Navíos españoles navegando en línea.


Línea
Encargue su pintura.    Lámina de la Colección Naval serie 3ª


El navío español Santísima Trinidad ya había sido objeto reiterado de nuestra atención, sin embargo, volvemos a fijarnos de nuevo sobre "El Escorial de los Mares" para satisfacer una petición personalizada. En efecto, fuimos requeridos para recrear una visión del Santísima Trinidad navegando al frente de una formación naval de las postrimerías del XVIII. El resultado es el cartón preparatorio para pintura que presentamos en esta entrada y que corresponde a la fase primera del proyecto. Toca ahora, en una segunda fase, completar la solicitud y realizar un óleo de pintura militar de 146 x 97 cm sobre el esquema mostrado y cuyo resultado enseñaremos oportunamente.

Del Santísima Trinidad no repetiremos lo expuesto en entradas anteriores, pero sí describiremos someramente el proceso creativo seguido:

Desarrollo


Esta ha sido la pintura paso a paso (en su fase preparatoria del cartón): partiendo del boceto inicial (1), se ha ido progresando en la triple vertiente de formas, volúmenes y colores. Al principio hemos aplicado unas aproximaciones gruesas que, elaboradas progresiva y paulatinamente, han dado lugar a los estados intermedios situados debajo del dibujo base (imágenes 2,3 y 4). Se ha buscado una mar con marejadilla y un viento fresco que entrase por el través de estribor, para realzar el velamen y lo que debió ser la impresionante apostura del navío más famoso del siglo XVIII. Finalmente se han añadido los gallardetes y pabellones que enarbolaban los buques de aquella época.





Otras entradas del Santísima Trinidad.


Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas


jueves, 29 de septiembre de 2016

Pintura al óleo del crucero Almirante Cervera


Oleo del crucero Armirante Cervera

Este verano hemos realizado esta pintura al óleo (por encargo) del conocido crucero español Almirante Cervera. Partiendo del trabajo previo de G. Moreno que podéis ver en la entrada; Crucero Almirante Cervera (II).

El óleo tiene un formato de 100x73 Cm y está pintado sobre lienzo. Con respecto a la lámina original el óleo ha sido trabajado en un tono más claro y con más detalle en el mar dado su mayor tamaño.

Esta pintura al óleo representa al crucero alejándose de la costa. El mar es azul verdoso y en la lejanía se divisa una costa muy árida, ésta está inspirada en la costa cercana a la zona de Cartagena. El buque lleva el numeral C-12, y la pintura clara, de los tiempos de la posguerra, durante la Guerra Civil no lo  portaba en su costado.

Oleo crucero Almirante Cervera extracto
Extracto del óleo original

Pintura paso a paso 

Alguno de los estados del óleo paso a paso los podéis ver en esta secuencia que muestra como ha evolucionado, desde la primera fase con el lienzo cubierto solo por una capa muy diluida en trementina, a la última saturada de óleo:

Oleo del crucero Armirante Cervera paso 1
Paso 1

Oleo del crucero Armirante Cervera paso 1
Paso 2

Óleo del crucero Armirante Cervera paso 1
Paso 3

Oleo del crucero Armirante Cervera paso 4
Paso 4

jueves, 25 de febrero de 2016

El Acorazado España

Pintura al óleo del acorazado España (1912)
Acorazado Clase España navegando, pintura de pequeño formato realizda al óleoo sobre papel. 
  Disponible.

Plan Maura-Ferrándiz

Después de la Guerra de Cuba la Marina de Guerra Española, como bien es sabido, quedó maltrecha, para reconstruir la flota el gobierno creo el Plan Maura-Ferrándiz. Los grandes protagonista de este fueron 3 acorazados del revolucionario tipo dreadnought. El dreadnought  era un diseño que supuso un gran salto tecnológico con respecto a los buques anteriores, los llamados pre-dreadnought. Dos rasgos distintivos del dreadnought eran el tener un solo calibre para sus cañones más potentes y por otra parte el uso de turbinas de vapor para su propulsión. La primera simplificó la logística, en lo relativo a la munición, y la segunda dotó al buque de una mayor velocidad (Primer barco propulsado por turbina de vapor), llegando a superar los 20 nudos. La velocidad es un elemento esencial del combate, la flota más veloz tiene ventaja pues puede elegir entre el enfrentamiento, o la huida, en función de la superioridad o inferioridad con respecto a la flota enemiga. Durante la batalla de Jutlandia los cruceros de batalla alemanes pudieron zafarse de los más lentos acorazados de la Gran Fleet Británica precisamente por el diferencial de velocidad entre estos dos tipos de buques.

Acorazados Clase España

Se construyeron 3 buques de la Clase España. El primero fue el mismo acorazado España que dio nombre a la clase, luego vinieron el acorazado Jame I y el acorazado Alfonso XIII. El primero, el Acorazado España no tuvo una vida muy larga, su final lo encontró embarrancado en una zona rocosa, el desastre se produjo debido a condiciones de mala visibilidad el año 1923. los otros dos se hundieron años más tarde durante la Guerra Civil Española. 

El Acorazado Jaime I junto con el Acorazado Alfonso XIII fueron los que trasladaron al Rey Alfonso XIII y al General Primo de Rivera a su exilio en Italia. Estos dos buques también participaron en el desembarco de Alhucemas. Ambos terminaron sus días durante la Guerra Civil en bandos opuestos. Sirviendo al Gobierno de la República el acorazado Jaime I explotó estando en reparaciones después de sufrir un ataque de la aviación Nacional, en junio del 1937. El Alfonso XIII, renombrado por el Gobierno Republicano como Acorazado España dado su nombre real, sirvió sin embargo en el bando nacional, fue hundido por una mina al intentar interceptar un mercante británico que intentaba entrar en el puerto de Santander en 1937.

Los últimos acorazados españoles

Estos barcos fueron los últimos buques de guerra acorazados españoles. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX el acorazado era el rey de los mares, pero ese papel declinó en favor del portaaviones a partir de la Segunda Guerra Mundial. Aunque en España no llegó el primer portaaviones hasta la incorporación del portaaeronaves Dédalo el año 1967 (ver entrada Portaaviones Españoles), procedente de la Marina de los Estados Unidos de América.


jueves, 28 de enero de 2016

Portaaviones Españoles

Siguiendo la tradición de ArteMilitaryNaval, de representar elementos de distintas épocas en una misma escena (véase Precursores del submarino y 75 aniversario Ejercito del Aire), hemos realizado esta pintura al óleo que ilustra la historia de los portaaviones españoles, o más exactamente de tres de los cuatro portaaeronaves de la Armada Española que han formado parte de su fuerza naval a lo largo de su historia.

Pintura al óleo de los portaaviones españoles LHD Juan carlos I, Principe de Asturias y Dedalo
Para adquirir óleo original, o reproducción, escríbenos a:artemilitarynaval@gmail.com

Pintura de los Portaaviones Españoles

En esta pintura hemos representado en primer plano el LHD Juan Carlos I, el más moderno del grupo, a la derecha el portaaviones Príncipe de Asturias, su antecesor, y a la izquierda el portaaviones Dédalo, el más antiguo de todos. Navegan en un día claro y luminoso, el mar está construido con azules, verdes y grises, estos últimos reflejos del cielo medio nuboso que se aprecia en la imagen completan el cuadro. Un elemento que equilibra, y da movimiento a la imagen, es el avión Harrier que recién despega y deja una estela tras de si que lo conecta con el portaaeronaves Juan Carlos I.


Pintura de los portaaviones españoles portaaviones, portaaviones principe de asturias, portaviones Dédalo, LHD Juan Carlos I
Tres portaviones de la Armada Española.


Breve reseña de la história aeronaval española

Cuatro buques conforman la historia de la aviación naval española, estos son los protagonistas de esta historia que empezó hace más de 90 años:

Portahidroaviones Dédalo

La historia aeronaval de la Marina Española comienza en 1922 con la transformación del buque de origen alemán Neuenfels, requisado por el Gobierno español durante la Primera Guerra Mundial, en el portahidroaviones Dédalo. Este buque podía llevar hasta 32 hidroaviones, la mayoría plegados en su bodega, los cuales despegaban desde el agua. Participó en el desembarco de Alhucemas y más adelante protagonizó el aterrizaje del autogiro de Juan de la Cierva sobre su cubierta.

Portaaeronaves Dédalo

Antiguo USS Cabot (Independence Class) de la Marina de los Estados Unidos, uno de los muchos portaaviones americanos que participaron en la Segunda Guerra Mundial, en el curso de la cual en una misión de patrulla cerca de Luzón, en el archipiélago de las Filipinas, fue alcanzado por dos kamikazes. Se incorporó a la Armada Española el año 1967 convirtiéndose en su buque insignia. Fue el primer portaaviones Español con capacidad de despegue desde su cubierta, las aeronaves que portaba su antecesor, de su mismo nombre, eran hidroaviones que debían despegar desde el agua. También se considera el primer buque en portar de forma habitual aviones Harrier de despegue vertical, pertenecientes a la 8.ª Escuadrilla de Aeronaves. Sirvió en la Marina hasta el año 1989, fecha en la que entró en servicio su sucesor el Portaaviones Príncipe de Asturias.

     
Pintura al óleo del portaaviones Dédalo
Extracto del óleo original


Portaaeronaves Príncipe de Asturias

Entregado a la Armada Española el año 1989, supuso un gran impulso tecnológico ya que fue el primer portaaviones construido en España. Del proyecto de desarrollo y construcción se encargó la empresa española Bazán partiendo de un proyecto previo de la Armada Americana inacabado.  Al igual que su antecesor portaba aviones Harrier de despegue vertical, concretamente los conocidos AV-8B Harrier II Plus pertenecientes a la 9.ª Escuadrilla de Aeronaves.

Teniendo prevista varias reformas para su modernización, éstas no se llegaron a acometerse debido a la crisis económica del año 2007. Ante la entrega del nuevo buque Juan Carlos I y debido al coste que supone su mantenimiento se tomó la decisión de darlo de baja. Finalmente esta se produjo el año 2013.

LHD Juan Carlos I

De diseño y construcción españoles, el llamado LHD obedece a la necesidad de la Marina Española de tener un buque polivalente que sea capaz de cumplir  tres tipos de misiones; anfibias, aéreas y de transporte de tropa. Las misiones aéreas en principio iban a ser cubiertas principalmente por el veterano portaaeronaves Príncipe de Austurias, el portaaviones Juan Carlos I sería el respaldo en caso de ser necesaria una segunda unidad con capacidad de operar aeronaves. Pero debido al retiro prematuro del buque Príncipe de Asturias el LHD ha tenido que asumir ese rol en solitario.

El diseño de este buque ha resultado ser un éxito, prueba de ello es que ha dado lugar a otros tres portaaeronaves basados en el LHD, dos en la Armada Australiana y un  tercero en la Armada Turca.


lunes, 25 de enero de 2016

El Santísima Trinidad visto desde su aleta de babor

Colección de escenas navales


Barcos famosos de la Armada Española

  • PINTURAS AL ÓLEO: Precio según tamaño:
  • REPRODUCCIÓN SOBRE LIENZO ENMARCADO:
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS:
  • FORMATO ESPECIAL ARTEMILITARYNAVAL:
Fase Final: sobre la base del dibujo que se muestra debajo de estas líneas, se ha ido completando el sombreado y se ha trabajado finalmente el color en barco, cielo y mar, dándole las tonalidades necesarias para contextualizar la escena en un atardecer próximo al ocaso. Hemos querido enfatizar los colores del pabellón naval de la Armada Española que fue inaugurado durante la vida operativa del Santísima Trinidad.
Santísima Trinidad visto desde la aleta. Fase dos
Fase dos: sobre el esquema anterior se ha ido perfeccionando el dibujo a lápiz, detallando formas y decoración del espejo de popa del navío para el ulterior trabajo al óleo que ejecutará con sabiduría y paciencia Alejandro Vallespín. Por otro lado, he modificado algo el vuelo de la bandera para mejorar la vista de los colores y del escudo.


Santísima Trinidad visto desde la aleta. Fase uno
Fase inicial: en esta fase, se ha elaborado un esquema a lápiz para centrar la composición y elementos generales de la obra. La siguiente fase consistirá en progresar el trabajo a lápiz, con especial incidencia en detallar el espectacular trabajo decorativo del espejo de popa del navío. El modelo tomado para este menester es la maqueta obrante en el Museo Naval (Madrid), aun cuando dicha réplica está referida a un Santísima Trinidad anterior a la adición de la cuarta cubierta ya mencionada.


El navío Santísima Trinidad ha sido objeto de varias entradas de este blog. Sin embargo, su majestuoso diseño, su potencia de fuego y su gloriosa historia nos han animado a continuar trabajando sobre uno de los buques de guerra más famosos de todos los tiempos.

En este caso, nuestra tarea artística consistirá en recrear un fondeo del Santísima Trinidad en una costa cualquiera. En la escena, el barco dispondrá de la cuarta cubierta que se le añadió en 1796, tras entrar en dique para realizar una serie de obras que mejorasen sus deficientes condiciones marineras. En aquella sazón se forró exteriormente el casco con tablones para ensanchar su manga y darle más estabilidad, añadiéndole la cuarta batería que le convirtió en el único navío de cuatro puentes del mundo, con un total de 130 piezas de artillería.

Respecto a la bandera, el buque enarbolará el pabellón rojo y gualda aprobado por el rey Carlos III el 28 de mayo de 1785 para los buques de la Armada Española.

Otras entradas del Santísima Trinidad

  1. El Gran Duelo
  2. El Santísima Trinidad
  3. El Santísima Trinidad (II)