-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Inmaculada Concepción

Milicia y Religión


La Inmaculada Concepción: Patrona de España y de su gloriosa Infantería.


Cartón para óleo


Disponible en Cuadro y otros formatos

La Inmaculada Concepción, Patrona de la Infantería Española

A principios del gélido mes de diciembre de 1585, y durante el sitio de Empel, localidad holandesa ubicada en la isla de Bommel, los soldados españoles del Tercio de don Francisco de Bobadilla se encontraron en situación apuradísima, pues el frío, el aislamiento y la superioridad de un enemigo que les cercaba, les hicieron entender que, salvo auxilio divino, su destino ciertísimo era la derrota y la muerte. Así estaban las cosas cuando los veteranos españoles, curtidos en el fuego de mil y un combate, se encomendaron a la Virgen para su protección.

En tales circunstancias transcurría el 7 de diciembre, cuando un soldado español que cavaba un hoyo en el suelo para resguardarse del aire y de los continuos disparos de la artillería naval del enemigo, encontró milagrosamente una imagen sobre tabla de la Santísima e Inmaculada Concepción de Nuestra Señora, y con tan vivos y limpios los colores que parecía recién pintada. Al punto, comenzaron a acudir otros soldados que, embargados los ánimos y llenos de regocijo, llevaron la imagen y la pusieron en la iglesia. De repente, sabedores que el Dios de los Ejércitos estaba de su lado, la desmoralización de la maltrecha tropa comenzó a transmutarse en un espíritu de irresistible voluntad de victoria, a la sola espera de una señal del cielo.

Y la señal llegó: en efecto, al día siguiente, el 8 de diciembre, las aguas adyacentes a la isla de Bommel se congelaron por el avance del gélido viento y los buques holandeses tuvieron que salir de allí o se verían atrapados por las aguas congeladas. De esta guisa, el arma secreta de la Generalísima Virgen María, permitió que al día siguiente las tropas españolas contraatacasen con sus más manejables navíos. En tal situación, los rebeldes calvinistas huyeron.

El Milagro de Empel y la protección mariana a los bravos infantes españoles, quedaría institucionalizado para siempre el 12 de noviembre de 1892, cuando la Reina Regente doña María Cristina de Habsburgo, mediante Real Orden declaraba Patrona del Arma de Infantería a Nuestra Señora la Purísima e Inmaculada Concepción.

PARA SABER MÁS: