-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

lunes, 13 de julio de 2015

Ejército español en Cuba

Colección de Uniformes Militares


Infantería Española. Figura 26


Teniente coronel de Infantería. Cuba 1890
Disponible.

El rayadillo constituyó una de las estampas más representativas de la milicia española durante la segunda mitad del siglo XIX, especialmente identificativa de las tropas que aseguraban la soberanía de España sobre sus posesiones de Ultramar. Por esta razón, El INFANTE ha querido ilustrar con una obra original tan emblemático atuendo militar. A tal efecto nos encargó la pintura de un Teniente Coronel de Infantería con el característico uniforme tropical que portaban las tropas destacadas en Cuba, en la época inmediatamente anterior al Desastre del 98.

El rayadillo, o uniforme de tela blanca confeccionada en hilo listado de color azul, comenzó a utilizarse reglamentariamente en Cuba desde febrero de 1856. Poco después, en 1860, volvieron a regularse nuevas disposiciones sobre uniformidad de campaña en esta isla tropical, estableciéndose su composición a base de blusa, pantalón y polainas de "coleta azul", es decir, tela con listas azules y blancas cuya separación fue reduciéndose progresivamente hasta acabar en el mil rayas o rayadillo. Sin embargo, el típico sombrero de palma es, reglamentariamente hablando, ligeramente anterior al rayadillo, pues el "Jipijapa" fue aprobado formalmente como prenda de cabeza para las tropas españolas de Cuba en enero de 1855. Conviene decir que el llamado "Jipijapa" es un sombrero Panamá que debe su nombre a la ciudad ecuatoriana de la que es originario. Para tocar los uniformes rayadillos, el "jipijapa" iba adornado con una escarapela rojigualda y las divisas de empleo.

En 1876, y con el fin de unificar la abigarrada y heterogénea vestimenta de oficiales y tropa, se decide reglamentar un solo diseño para diario y campaña y para todas las unidades: la blusa sería listada, el pantalón color tierra y como sombrero se usaría el "jipijapa". Sólo a partir de la nueva reglamentación de 1880, el pantalón será también listado y con ello, la totalidad de las prendas reglamentarias del Ejército de Cuba y Puerto Rico.

Como antes se ha dicho, la figura representa a un Teniente Coronel de Infantería, razón por la cual lleva las bocamangas de color rojo con las divisas de su empleo en dorado; calza botas de montar y va tocado con el “Jipijapa”, aunque la escarapela rojigualda del sombrero no es visible en la figura; porta asimismo la guerrera-blusa con 6 botones y cuello vuelto de la misma tela con emblema de Unidad. Por último, lleva en el cuello una gola, recuerdo simbólico de las antiguas armaduras y que se llevaba como distintivo de prestación de servicio de armas.

Esta ilustración, como todas las que obran en nuestra Colección de ilustraciones de uniformología militar se pueden adquirir con o sin personalización (cara, emblemas, fantasias, dedicatorias, etc). Consulta nuestra lista de precios.



ENTRADAS EL INFANTE

  1. El Paso del Estrecho (julio-agosto 1936)
  2. Derribo aéreo sobre Sigüenza
  3. Banderas de la Guerra Civil Española
  4. La Caballería española en Cuba


Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas



5 comentarios:

  1. Estaba en la idea que la gola no se utilizaba en las unidades de Caballería, es más es la primera vez que la veo en un Oficial de Caballería.Por otro lado también tenía entendido que el color de los galones de un teniente Coronel de Caballería eran plateados excepto en los Regimientos de Dragones y en una época posterior a la de la pintura.
    Puedo estar equivocado, por supuesto y me gustaría saber su opinión
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los elementos están tomadas de material fotográfico de la época y documentación gráfica (J.M. Bueno) suministrado por El Infante, patrocinador de la ilustración. En estas referencias pueden verse oficiales de caballería con la gola y las divisas doradas. Un saludo

      Eliminar
  2. Estimado Sr.Moreno: En primer lugar quiero presentarle mis excusas por no haberme presentado en mi primer contacto,cosa que hago a continuación: Me llamo Luis Madrigal García y soy Coronel de Caballería en situación de retirado y aficionado a la uniformología por lo que me llamó la atención la pintura a la que hice referencia en mi anterior mensaje.
    Sin ánimo ninguno de entrar en una polémica que no nos llevaría a ninguna parte, mi intención era precisar algunos detalles de la misma en aras de la precisión de los uniformes en cuyos detalles me mantengo.
    Me dice Vd. que la información proviene de fotografías de la época y me extraña, ya que conozco la mejor colección existente en España sobre el tema que como Vd. sabe es la del Sr. José Manuel Campesino y no he encontrado ninguna fotografía de un Jefe u oficial de Caballería, ya sea del Ejército o Milicias con gola,entre otros motivos por la incomodidad que supone llevarla montado a caballo.
    Abundando en el tema y ampliándolo al color de los galones en ningún reglamento de uniformidad de Caballería desde el de 1863 hasta el de 1892 ( 1863,1869,1875,1880,1885 y 1892) aparecen en color dorado y en cuanto a los reglamentos de uniformidad para puerto Rico y Cuba de los años 1864 y 1876 tampoco
    Me gustaría, para sacarme del error si es que estuviera en él, me indicase en que libro de J.M. Bueno o en que documentación se basa para mantener su afirmación.
    Felicitándole por sus dibujos y pinturas que a mi modo de ver reflejan su cariño hacia la Institución militar y en especial hacia el Arma de Caballería quedo a la espera de sus gratas noticias
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, las observaciones del comentario anterior son cabalmente exactas y, por tanto, deben ser introducidas en la lámina mediante el correspondiente trabajo correctivo, pues tras las oportunas averiguaciones, hechas de la mano de EL INFANTE, el personaje de la fotografía resultó ser un teniente coronel de infantería y no de caballería como se realizó en un principio. Muchas gracias a nuestro anónimo colaborador por sus acertadas precisiones sobre nuestro trabajo.
      .

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar