-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

domingo, 27 de diciembre de 2015

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2016

Tarjeta de navidad felicitación de artemilitarynaval

Con esta tarjeta de navidad desde Artemilitarynaval os queremos desear unas Felices Fiestas y un próspero año 2016. Para ello hemos creado esta escena en la que barcos históricos de nuestra Armada, en representación de la gran familia militar de España, surcan los mares con vientos propicios rumbo a Belén de Judea. Allí, en la noche eje de los tiempos, acurrucado por los brazos maternales de la Santísima Virgen María, acaba de nacer el Salvador del Mundo


viernes, 25 de diciembre de 2015

CRUCERO ALMIRANTE CERVERA

Barcos de la Armada Española


mixto acuarela-digital

crucero cervera

Lámina disponible.


CRUCERO ALMIRANTE CERVERA

Mixto Acuarela-Digital

Esta pintura naval representa al crucero Almirante Cervera, apodado "El Chulo del Cantábrico" por su actuación en este mar durante la Guerra Civil. Formó parte de la Armada Nacional durante todo el conflicto, siendo gravemente averiado en febrero de 1938 por la aviación republicana, que le coló una bomba por la chimenea de popa durante un combate en el Mediterráneo. La bomba no llegó a explotar, pero los desperfectos fueron muy serios y la seguridad de la nave quedó gravemente comprometida. Finalmente, el arrojo del capitán  y abuelo del autor de la lámina, D. Enrique Zamora Barranco, al mando de los maquinistas del "Almirante Cervera", pudo neutralizar la amenaza a riesgo de su propia vida y solventar tan difícil situación. 

La ilustración está confeccionada sobre acuarela y trabajo digital, a base del manejo del ratón a modo de pincel.  

Acceda directamente a la entrada complementaria sobre el crucero Cervera disponible en este mismo Blog.  


lunes, 21 de diciembre de 2015

Northrop F-5

Aviones de Guerra


Arte Digital

Northrop F-5
Northrop F-5 A.9 Ala 21
Disponible


El Northrop F-5 Freedom Fighter es un avión de combate ligero y supersónico de origen norteamericano. Fabricado por Northrop desde principios años sesenta del siglo pasado, la sencillez de su diseño y la economía de su mantenimiento permiten al F-5 continuar en servicio en diversas fuerzas aéreas del mundo.

El F-5 fue concebido inicialmente como un caza embarcado, diurno, ligero y monoplaza, cuyo destino serían los portaaviones de escolta que la marina estadounidense tenía programados adquirir. Sin embargo, la cancelación de la construcción de las plataformas navales para los que fue diseñado, acabaría con el F-5 engrosando el parque aeronáutico de la USAF, tras su evaluación operativa en los cielos de Vietnam dentro de programa MAP. Muy utilizado en combate, el F-5, tuvo su bautismo de fuego en Vietnam, actuando también en la Guerra Irán-Irak o en la I Guerra del Golfo, cuando los F-5 de Arabia Saudí atacaron posiciones iraquíes.

Por lo que respecta a España, el F-5 fue seleccionado en 1967 por el Ejército del Aire para modernizar sus medios aéreos de combate. Además, la empresa aeronáutica española CASA los fabricaría bajo licencia, aunque los primeros ejemplares que operarían en España fueron fabricados por Northrop en los Estados Unidos. La construcción de los aparatos españoles comenzó en 1968 y se prolongaría hasta 1971, realizándose en las instalaciones de CASA de Sevilla y Getafe. Al final, la Fuerza Aérea Española dispuso de 70 F-5 en sus diferentes versiones monoplaza y biplaza para entrenamiento aéreo avanzado, un modelo de avión que ha resultado ser el de mejor relación disponibilidad/costo de cuantos han volado en nuestro Ejército del Aire.

Inicialmente, los F-5 españoles fueron destinados al Ala 21 de Morón de la Frontera (Sevilla), formando un escuadrón de cooperación aeroterrestre y otro de reconocimiento fotográfico. Algo después, entre 1976 y 1981, uno de los escuadrones fue integrado en el Ala Mixta 46 -Escuadrón 414- de la Base Aérea de Gando (Las Palmas). Actualmente los 18 F-5 españoles que quedan operativos sirven como entrenadores avanzados y de tiro en el Ala 23 (Talavera).


Esta ilustración de militaría obra en nuestra Colección de Perfiles de Material Militar. Es esta página podrá consultar nuestras opciones y contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas.




domingo, 13 de diciembre de 2015

Banderas de la Guerra Civil Española

Pintura Digital

Introducción

Presentamos un nuevo trabajo realizado para el "El INFANTE -Figuras y objetos militares de colección". Se trata de una colección dedicada a las banderas de combate de los ejércitos enfrentados en la Guerra Civil Española (1936-1939).



Banderas de la Guerra Civil Española
Banderas de la Guerra Civil Española (1936-1939)


BANDERAS DE GUERRA

Tomando como fuente documental la COLECCIÓN DE ABANDERADOS de El-Infante y los recursos bibliográficos de nuestro patrocinador, en artemilitarynaval hemos realizado nuestra particular versión pictórica sobre el tema, de modo que sus miniaturas han "posado" para nosotros en diferentes sesiones artísticas. El resultado ha sido una primera partida de cuatro banderas, dos por cada bando, que esperemos vayan incrementándose con tiradas sucesivas de igual número, hasta ir completando el conjunto de banderas de la Guerra Civil Española El-Infante completamente original y novedosa en el mundo de militaria.

PROCESO ARTÍSTICO

Como antes comentaba, las figuras a escala han servido de modelos para realizar unos primeros bocetos a lápiz. Sobre ellos se ha ejecutado, en una segunda fase, unas aproximaciones cromáticas al óleo sobre papel. Digitalizados estos esbozos, se ha progresado el trabajo mediante sucesivas sesiones de pintura digital para producir finalmente unos archivos de alta resolución destinados a reprografía; de momento, los dedicamos a imprimir la colección El-Infante de postales de Banderas de la Guerra Civil Española (20 x 15 cm) que presentamos en esta entrada. Abajo mostramos el proceso completo.


PAQUETE INICIAL

Los abanderados de esta primera tirada corresponden a:


Ejército Republicano


  • XV Brigada Internacional: llamada Brigada Abraham Lincoln, su recluta procedía mayoritariamente de voluntarios estadounidenses, canadienses, irlandeses y británicos. Luchó en el frente del Jarama, Brunete, Aragón y en el Ebro.
  • Leones Rojos: fue una unidad de milicias creado por el Sindicato de Dependientes de Comercio. Combatieron en la Columna "Fantasma" en el frente de Guadalupe. Finalmente fueron incorporados al Quinto Regimiento, creado y dirigido por el Buró Político del PCE.

Ejército Nacional


  • Falange de Galicia: creada en enero de 1937, pasó inmediatamente a Asturias hasta el fin de la campaña asturiana. Formó parte de la fuerzas que combatieron en Teruel, en el Maestrazgo y en el Ebro.
  • Tercio Oriamendi: de entidad tipo batallón, se constituyó en Guipúzcoa tomando el nombre del monte Oria. Sus compañías se componían de voluntarios de una misma localidad: San Sebastián, Tolosa, Ordicia y Beasain. Se distinguió en Aragón y tomó parte en la ofensiva de Cataluña


Si te gustan estas ilustraciones están de venta exclusiva en "El INFANTE -Figuras y objetos militares de colección".

jueves, 10 de diciembre de 2015

Colección de láminas Blas de Lezo

Regala arte estas navidades, es un obsequio original y muy apreciado por los que han vivido la milicia o simplemente son amantes de la historia militar y naval.

Adquiera por sólo 50 Euros la Colección Blas de Lezo de artemilitarynaval o láminas sueltas por 10 unidad.
Impresión en papel alto gramaje y alta resolución. Tamaño A3  (29,7 x 42 cm), con firma de autoría. Incluye gastos de envío.


La colección incluye:


-Lámina del Imperio Español (1);
-Perfil de la Fragata de Blas de Lezo (2);
-3 láminas de los soldados de Ultramar del siglo XVIII (3,4,5);
-Lámina de Blas de Lezo con el Castillo de San Felipe (6);

Colección Disponible.


Comprar lámina ilustrada del Imperio Español
1

Comprar lámina fragata Blas de Lezo
2
Comprar lámina soldados Blas de Lezo 1
3

Comprar lámina soldados Blas de Lezo 2
4

Comprar lámina soldados Blas de Lezo 13
5
Comprar lámina Blas de Lezo
6


Por 70 Euros se incluirá la lámina de Blas de Lezo contempla la Victoria (30 x 60 cm)


Oferta Lámina Blas de Lezo contempla la victoria



Si le interesa nuestra oferta, escribanos al correo electrónico avallespingomez@gmail.com O acceda al Nos pondremos en contacto con Vd. para iniciar los trámites del pedido.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Caballería en la Guerra de Cuba

Pintura Digital
caballería española
caballeria en Cuba (1895-1898)


INTRODUCCIÓN

Auspiciados por el "El INFANTE -Figuras y objetos militares de colección" hemos realizado este nuevo trabajo dedicado a la Caballería Española. Si en otra ocasión pintábamos al Regimiento Alcántara cargando contra los rifeños de Abd-el-Krim, tocaba ahora trasladarnos al otro lado del Atlántico para ilustrar a la caballería expedicionaria del Ejército Español en Cuba (1895-1898), en una de las múltiples acciones sostenidas contra los mambises en la última guerra librada por España en suelo americano. Las fuentes para realizar la pintura han sido tomadas de las espléndidas figuras de la Colección El Infante -Uniformes de Caballería de Cuba y Filipinas- .

LA CABALLERÍA EN CUBA

Con la arenga revolucionaria de Flor Combert en el mismo lugar del Grito de Yara diecisiete años atrás, comenzaba el 3 de enero de 1895 el alzamiento por la independencia de Cuba. Tras la propagación de la insurrección por toda la manigua, el Ejército Español se movilizaba para restablecer el orden y someter la isla a la autoridad del gobierno. Sin embargo, la Guerra de Cuba (1895-1898) habría de acabar con una amarga derrota cuando los EE.UU se involucraron en el conflicto y desalojaron a España de Cuba y Puerto Rico. La larga lucha contra la insurrección independentista, las enfermedades tropicales y finalmente los yanquis, ocasionaron a España la pérdida de miles de vidas, el hundimiento del grueso de su flota y la ruina de su economía. El impacto del desastre del 98, que incluía la pérdida de Filipinas, generó una crisis nacional de gran trascendencia para el futuro.

La Guerra de Cuba ofreció, hasta la entrada en las hostilidades del gigante norteamericano, el aspecto de una guerra irregular contra un enemigo escurridizo, conocedor del terreno y perfectamente aclimatado a las características geográficas del medio en que se desarrollaba la lucha. La respuesta del Ejército consistió en la creación de espacios de aislamiento de la insurgencia basados en las famosas trochas, o líneas defensivas de fortines, baluartes y obstáculos guarnecidos. En estas áreas de confinamiento estratégico debían operar ofensivamente columnas móviles en persecución y destrucción de las partidas aisladas. Sobre estas concepciones ofensivo-defensivas se desarrollaron los duros combates por el control de la Isla de Cuba.

Centrándonos en la actuación de la caballería en Cuba, debemos tener en cuenta que, por un lado, las innovaciones tecnológicas del siglo XIX introdujeron cambios profundos en la organización y táctica militar que acabaron por modificar sus principios de empleo; por otro lado, los mambises evitaban encuentros decisivos con las fuerzas regulares del Ejército, circunstancia que unida a las características del teatro de operaciones, impedía la utilización de formaciones compactas de masas de jinetes en carga contra el enemigo. Por ello, y aun cuando no faltaron en Cuba los choques tradicionales del Arma de Caballería, las misiones fundamentales que inicialmente le fueron asignadas a los 1500 jinetes de los regimientos Pizarro y Hernán Cortés de guarnición en la isla, serían la escolta de convoyes, la formación en columnas volantes de infantería con apoyo artillero ligero, y vigilancia móvil de las líneas de trocha.

Pese a estas disposiciones iniciales, pronto se vio la insuficiencia de unidades montadas para sofocar una rebelión que hacía profusa utilización del caballo, por lo que fueron paulatinamente aumentadas desde la península hasta alcanzar los 8000 hombres a finales de 1895, si bien los problemas de remonta neutralizaban en gran medida tales refuerzos. Por lo demás, el fracaso del general Martínez-Campos en resolver la cuestión cubana y la llegada del general Weyler para sustituirle en febrero 1896, supusieron un notable impulso para la Caballería, pues el nuevo Capitán General de Cuba comenzó a utilizar metódicamente el Arma en misiones de exploración, reconocimiento, persecución y empleo en fuerza, creando un sistema que integraba contraguerrillas montadas de voluntarios leales al gobierno. Para ello, en las unidades de caballería fueron sustituidas lanzas y machetes por el sable, dotándose además a las fuerzas montadas del fusil Maüser; también se adaptaron los uniformes y equipos a las condiciones climáticas y del terreno. Ahora, se buscaba activamente al enemigo mediante fatigosas y tenaces marchas y contramarchas para, una vez localizado y si las circunstancias lo permitían, cargar sobre él a fin de destruirlo y dispersarlo.

Sobre este nuevo esquema, pensado para un empleo más eficiente de la caballería, se produjeron numerosos choques entre el Ejército y la insurgencia, batiéndose numerosas partidas y fraccionando otras en pequeñas bandas que facilitaban su aniquilación: por un momento, al menos en la parte occidental de la Isla, la marcha de los acontecimientos militares parecían prometedores. Sin embargo, las complicaciones políticas internacionales aislaban a España del resto de mundo, mientras desde los Estados Unidos los insurgentes seguían recibiendo aliento moral para la lucha y, sobretodo, los hombres, armas y municiones que les permitía su prolongación. En el orden interno, la crisis política derivada del asesinato de Cánovas de Castillo en agosto de 1897, condujo a la sustitución de Weyler por el general Blanco, cuyas primeras disposiciones en el aspecto militar redujeron la actividad ofensiva de su predecesor, ordenándose acantonar numerosos escuadrones del Arma.

Aún así, no faltaron en este periodo final de la dominación española en Cuba destacadas actuaciones de caballería contra los partisanos independentistas, como la de enero del 98 del general Jiménez Castellanos contra el gobierno insurrecto establecido en La Esperanza: al mando de una columna de casi 3000 hombres, de los cuales 400 eran fuerza montada, y tras superar enormes dificultades impuestas por el terreno y el enemigo, logró batir, desalojar y perseguir al autoproclamado Gobierno Cubano, causándole gran cantidad de bajas.

A pesar de todo, como rezaba un depresivo eslogan de la época, el sol se estaba poniendo para España: El 15 de febrero de 1898, el acorazado Maine, de bandera estadounidense, volaba por los aires en la bahía de La Habana y, poco después, los Estados Unidos decidían, con el tronar de los cañones y el repicar de sus fusiles, el resultado definitivo de la contienda. En diciembre de 1898 España firmaba los Acuerdos de París y cedía Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam a los Estados Unidos de Norteamérica. Irónicamente, los mambises descubrieron demasiado tarde que su sangriento forcejeo por la libertad cubana no fue otra cosa que un cambio de amos. Así, cuando el ejército estadounidense tomó Santiago de Cuba y prohibió a los cubanos su entrada en la ciudad, el líder mambí Calixto García protestó amargamente ante el general Shafter y presentó su renuncia: el juego de la gran potencia norteamericana quedaba descubierto.

SOBRE LA LÁMINA

La lámina que preside esta entrada ilustra una de las múltiples acciones en las que tuvo que emplearse la caballería durante la Guerra de Cuba: un escuadrón de las columnas que perseguían a los mambises cubanos se lanza al galope contra el enemigo.

La pintura ha sido confeccionada trabajando digitalmente una base de grafito, es decir, sobre el esquema de dibujo a lápiz, se ha utilizado una paleta de colores digitales que han sido aplicados en capas con pacientes movimientos de ratón. El resultado es un archivo de alta resolución que permite su utilización para reprografía en múltiples formatos y soportes.

Actualmente se ofrece en dos tamaños: 50x23 cm y 70x32 cm, en impresión de gran calidad en papel Canson de 350 gr/m2. El resultado es excelente y está disponible en "El INFANTE -Figuras y objetos militares de colección".

ENTRADAS EL INFANTE

  1. Derribo aéreo sobre Sigüenza
  2. El Paso del Estrecho (julio-agosto 1936)
  3. La carga del Regimiento Alcántara
  4. Banderas de la Guerra Civil Española
  5. Uniforme Rayadillo de Cuba


sábado, 5 de diciembre de 2015

Mirage F-1

Aviones de Guerra


Arte Digital

Mirage F-1 C.14
Mirage F-1 C.14 Ala 14
Disponible


El Mirage F1 (C.14 en denominación española) es un avión de diseño francés con funciones de superioridad aérea y de ataque. Es una evolución de los Mirage III, aunque con alas en configuración flecha de diedro negativo que le proporcionan, respecto a sus predecesores delta, unas prestaciones mejoradas tanto en maniobrabilidad como en despegues y aterrizajes cortos. Este caza de tercera generación construido por la empresa Dassault Aviation, ha sido exportado a una docena de países y de él se han fabricado más de 700 ejemplares.

El Ejército del Aire de España adquirió el F1 a mediados de la década de los setenta. Las primeras 15 unidades, de la versión F1-C, fueron destinadas al 141 Escuadrón del Ala 14, con base en Los Llanos (Albacete). Nuevos pedidos y nuevas incorporaciones del F-1 hicieron posible la creación del 142 Escuadrón, mientras las veinticuatro unidades de la versión F-1E formaron la punta de lanza del Mando Aéreo de Canarias.

La vida operativa de los F-1 españoles finalizó, tras 38 años de servicio, en junio de 2013. Durante todo ese tiempo, los casi cien Mirage F-1 C.14 con los que ha contado el Ejército del Aire, han constituido un pilar fundamental de la defensa nacional, habiendo volado en las Alas 11 de Manises (Valencia), 14 en Albacete y 46 en Gando (Gran Canaria). Su sustituto es el Eurofighter.

El avión de nuestra lámina representa al F-1 C.14 perteneciente al Ala 14 -Albacete-, y porta el diseño decorativo creado por "Gallo&Mecha Ltd - Tiger makers" para la celebración del 30 Aniversario del 142 Escuadrón del Ala 14.

Esta ilustración de militaría obra en nuestra Colección de Perfiles de Material Militar. Son personalizables. Consulta nuestras opciones o contacta con nosotros para exponernos necesidades específicas.


Esta ilustración de militaría obra en nuestra Colección de Perfiles de Material Militar. Es esta página podrá consultar nuestras opciones y contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas.




viernes, 4 de diciembre de 2015

El Navío Santísima Trinidad II

Pintura del navio Santisima Trinidad navegando
Estado actual de la pintura


Una vez finalizada la escena que os mostramos en la última entrada del Santísima Trinidad nos disponemos a realizar dicha obra al óleo. Vamos a mostrar como en otras ocasiones la evolución de la obra paso a paso de este coloso que terminó sus días heroicamente en la Batalla de Trafalgar.

1. Prepintado con acrílico

Después de dibujar el barco sobre un lienzo de 130x89 Cm pintamos la zona del cielo y el mar con una mezcla de tierra de siena tostada y rojo. 

Pintura del navío Santísima Trinidad

Pintamos las sombras sobre las velas con tierra de siena y las partes oscuras del barco con azul de prusia.

Pintura del navío Santísima Trinidad 2

A continuación empezamos a trabajar el mar dando un primer relieve a las olas.

Pintura del navío Santísima Trinidad 3

El casco del barco visto de cerca.


Pintura del navío Santísima Trinidad 4

2. Empezamos con el óleo

Empezamos con el óleo, propiamente dicho, después de haber dado una capa de azul en el cielo y en el mar con pintura acrílica. Esta primera capa solo afecta a las bandas rojas y a una pequeña sección de las velas.


Oleo del navio Santisima Trinidad  pintado pasos a paso 5

Pintura al oleo del Navío Santisima Trinidad de la Armada Española


Pintura al óleo del navío español Satísíma Trinidad pintado paso a paso 6


Pintura del Navío Santísima Trinidad pintado paso a paso 9

jueves, 3 de diciembre de 2015

Expedición de Alessandro Malaspina



Con esta escena de arte naval queremos rendir homenaje a los exploradores de la Armada Española que realizaron viajes de investigación alrededor de un mundo en parte por descubrir. En especial a Alessandro Malaspina y José de Bustamante y Guerra.

Expedición Malaspina

Disponible.


Pintura de Alessandro Malaspina buscando el Paso del Noroeste

Las corbetas Atrevida y Descubierta de la expedición española al mando de Alessandro Malaspina fondeadas en la Bahía de Yakuta. El propósito de la expedición es encontrar un paso al Atlántico Norte, el famoso Paso del Noroeste. Ya sabemos que ese paso no existe en esa latitud pero comprendemos la excitación de la tripulación que explora tierras casi vírgenes para un mundo occidental que casi no ha pisado esos territorios, ni navegado esos mares. 

La escena muestra las dos corbetas en un día muy luminoso, rodeadas de aguas heladas. El blanco y el azul celeste predominan sobre el resto de colores. Las únicas notas diferentes son el rojo y amarillo de la bandera española y las bandas de los cascos de las corbetas. Estos matices dan equilibrio cromático a la escena.

Reseña histórica

Las famosas expediciones de Cook y La Perouse fueron las precursoras de posteriores viajes científicos, en España Alessandro MalaspinaJosé de Bustamante y Guerra propusieron al gobierno un viaje de exploración alrededor del mundo. Los objetivos del viaje serían políticos y científicos, los políticos perseguirían el mejor conocimiento de los territorios de la corona en todos sus aspectos, y los científicos aumentar conocimientos geográficos, botánicos y astronómicos. En cuanto a los conocimientos geográficos se buscó un paso entre el Pacífico y el Atlántico por el norte, el famoso paso del Noroeste  que fue finalmente descubierto por Roald Amundsen en 1906, más de cien años después.


Intrigas políticas malogran el éxito de la expedición

Tras su vuelta, Malaspina es acusado de intrigas políticas contra Godoy. También se le acusa de instigar la revolución en las colonias. El nuevo monarca Carlos IV no le respalda y acaba acusado y sentenciado a 10 años de cárcel. Al final esta condena es conmutada por el destierro, su destino final es su tierra natal, Italia, donde terminará sus días.

El producto de sus viajes  será un compendio científico que permanecerá olvidado hasta que en 1885 salga a la luz rescatado por el oficial de marina Pedro Novo y Colson. Los resultados científicos fueron de primera magnitud, no siendo superados por ninguna expedición española llevada acabo hasta esa fecha. Hoy día existe una colección, el herbario de Neé, en el Jardín Botánico de Madrid que así lo atestigua.

Enlace externo relacionado

Encuentran el fondo Ártico los barcos que intentaron el paso del Noroeste en 1845.

Referencias

Las corbetas del rey, viaje alrededor del mundo de Alejandro Malaspina


ARTE NAVAL