-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

oferta

OFERTA ARTEMILITARYNAVAL
Mostrando entradas con la etiqueta armada española. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta armada española. Mostrar todas las entradas

lunes, 6 de diciembre de 2021

La gran caza

 

Óleo armada española sobre la Gran Caza
La Gran Caza, óleo sobre madera entelada (Vendido).
Navíos de la Real Armada Española capturan, y marinan, los buques del doble convoy Británico. Los barcos capturados muestran la bandera con el escudo de la monarquía española encima del pabellón naval británico. En primer plano un navío de primera clase español marinando un mercante Inglés.  


Caza General

Año 1780, una escuadra combinada hispano-francesa compuesta por 22 buques españoles y 9 franceses, al mando del almirante español Luis de Córdova, da caza a un gran convoy británico, compuesto por más de 50 buques de carga destinados a soportar la guerra en las colonias americanas y la India. El convoy Británico iba acompañado de una pequeño grupo de protección de la Marina Real Británica, este se dio a la fuga al ver la superioridad Española.

La ausencia de una protección adecuada del convoy se debió precisamente a la acción de la armada combinada hispano-francesa. El año anterior había amenazado las costas británicas poniendo en fuga la escuadra que protegía el Canal de la Mancha, dejando a merced de las fuerzas españolas y francesas la invasión de sus costas. Esta no se llevo a cabo por la indecisión del mando francés, la parte española que mandaba el mismo almirante, Córdova, insistió en hacerlo. Debido a este hecho el Almirantazgo primó la defensa de las costas del reino como primer objetivo, por eso el convoy capturado iba mal protegida, los buques que daban escolta regresaron a Inglaterra en un punto de la travesía.

La captura de estos buques supuso un gran golpe al esfuerzo de guerra Británico, privando de pertrechos, y soldados, vitales para el sostenimiento del conflicto. Fue un gran impulso que favoreció la victoria de las Trece Colonias frente a la metrópoli.

Pintura

Esta obra realizada al óleo que muestra el momento en el que buques británicos son capturados, y marinados, añadiendo el pabellón de la monarquía española encima del Británico, es el elemento central de un tríptico que completaremos con dos cuadros que ampliarán la escena a izquierda y derecha. Con este tríptico pretendemos construir una imagen que de idea de la magnitud de este excepcional hecho. 


Óleo captura de buques ingleses por la Real Armada Española
Detalle del cuadro de la Gran Captura



Navío Español al óleo
Detalle del cuadro de la Gran Captura, navío español en facha.


Entradas relacionadas

sábado, 29 de mayo de 2021

Saludo al cañón


Adquiera la escena en lámina u óleo.


El saludo al cañón

Desde tiempos inmemoriales las marinas y gentes de mar han empleado vistosas -y ruidosas- expresiones de cortesía y de mutuo respeto, amistad o consideración que se extendían incluso al enemigo. Desde la introducción de la pólvora, una de las más sonoras y espectaculares era el saludo al cañón, es decir, el empleo de toda o parte de la artillería embarcada con fines pacíficos y de salutación. Al principio los disparos debieron ser producidos de manera un tanto anáquica y no pocas veces peligrosa, tanto para saludadores como saludados. Poco a poco, esta manifestación de cortesía fue puliéndose y sometiéndose a reglas precisas, de manera que acabó convirtiéndose en el estricto ceremonial de hoy en día. Efectivamente, en la actualidad, el saludo al cañón está muy regulado y consiste en un número de disparos de los cañones de saludo, hecho uno a uno, con una cadencia aproximada de cinco segundos.

El saludo al cañón es muy notorio, lo entiende todo el mundo y se practica internacionalmente de forma parecida, pero tiene el inconveniente de que, en la actualidad, son pocos los barcos que montan cañones de saludo. Además, se da la circunstancia que las autoridades de algunos puertos no permiten la realizarción de tan rotundo y sonoro honor, por lo que, aun disponiendo de cañones, es preciso sustituirlo por el saludo a la voz equivalente.

Nuestra pintura naval

Representa la entrada de una escuadra española de finales del XVIII en un puerto cualquiera de los vastísimos dominios de la Monarquía Hispánica, en el preciso momento de producirse los primeros disparos de cortesía o saludos al cañón. El navío de tres puentes que encabeza la formación enarbola en el tope de su palo mayor una bandera rojigualda y cuadra, significando de este modo la presencia a bordo de un Capitán General de la Armada.

Fuentes



Páginas Similares







sábado, 8 de mayo de 2021

Clase Baleares (II)


Adquiera la escena en lámina u óleo.


La Fragata Andalucía

La Fragata Andalucía con la que ilustramos esta entrada era la segunda unidad de la clase Baleares. Construida en El Ferrol, se entregó a la Armada en marzo de 1974 y fue asignada a la 31ª Escuadrilla de Escoltas. Desde el comienzo de su vida operativa, la Andalucía participó en múltiples misiones nacionales e internacionales, como el bloqueo naval de la antigua Yugoslavia o participando en diversos ejercicios de lucha antisubmarina de la OTAN. Como indicativo del alto valor de este buque y sus tripulaciones, la fragata Andalucía logró que el centro naval estadounidense de Guantánamo le otorgase la más alta calificación operativa de su historia, siendo además el primer buque español en integrarse en una agrupación de la OTAN (1990). Causó baja en diciembre de 2005.

Todavía en 2008 y ya casi desmantelada, la Andalucía prestaría su último servicio a la Armada en el contexto de los ejercicios navales SINKEX, para la evaluación de procedimientos y materiales con fuego real en los que se persigue el hundimiento de buques u otros blancos a flote. Para la edición de ese año, contaron con el casco de la F-72 como blanco a flote, el cual, tras recibir los demoledores impactos de las modernas armas navales de hoy en día, acabó siendo engullida por el Océano Atlántico en algún punto próximo al archipiélago canario.


Nuestra pintura naval

Obviamente, la fragata F-72 Andalucía no merecía ser pintada destartalada y sirviendo como blanco en unos ejercicios de tiro, por ello la hemos pintado navegando airosamente en compañía de una de sus hermanas de escolta del portaaeronaves "Dédalo", cuya silueta asoma detrás por el horizonte.

Fuentes



Páginas Similares







domingo, 2 de mayo de 2021

El acorazado Pelayo

Adquiera la escena en lámina u óleo.


El acorazado Pelayo

El Pelayo fue el buque más poderoso del siglo XIX español y era un acorazado pre-dreadnought diseñado y construido para la Armada Española en Francia, según el esquema de la clase Marceau. Fue entregado a la Armada en 1888, desplazaba casi 10.000 toneladas y estaba concebido para permitirle el paso por el Canal de Suez.

Su casco de acero estaba protegido por un sólido cinturón blindado, constando su artillería principal de dos cañones de 320 mm instalados a proa y a popa, que se completaban con otros dos cañones de 280 mm sobre plataformas laterales centradas en las bandas de babor y estribor. Este poderoso armamento era acompañado por un cañón de 160 m, doce cañones de 120 mm, cinco cañones de 57 mm, trece cañones de 37 mm, cuatro ametralladoras y siete tubos lanzatorpedos. Esta bestia de los mares incorporaba además una estación de telegrafía sin hilos, un hito tecnológico verdaderamente revolucionario para la época.

Tras los acontecimientos que desembocaron en la guerra hispano-estadounidense de 1898, el Pelayo fue asignado a la segunda División de la Escuadra de Reserva en Cádiz, al mando del contraalmirante Manuel de la Cámara, con la misión de acosar a las fuerzas navales y el tráfico marítimo estadounidense en el Atlántico Norte. Sin embargo, la victoria norteamericana de la bahía de Cavite, forzó al gobierno a mandarlo hacia Filipinas formando escuadra junto al crucero acorazado Carlos V, tres destructores, dos cruceros auxiliares y dos cañoneros. No obstante, la ruta elegida a través de Suez convirtió al canal de este nombre en una ratonera para la Escuadra de Cámara, pues maniobras dilatorias británicas la mantuvieron retenida allí hasta que tuvo lugar el desastre de Santiago de Cuba. Finalmente, ya en aguas del Mar Rojo y como consecuencia de la destrucción de la Escuadra del Almirante Cervera, se le ordenó el inmediato regreso a la península.

Tras la guerra hispano-estadounidense el Pelayo siguió prestando numerosos servicios a la Armada, sufriendo diversas reformas y vicisitudes hasta el 1 de agosto de 1924, fecha en que fue dado de baja.


Nuestra pintura naval

Hemos pintado una escena imaginaria que representa a la escuadra del Contralmirante Cámara detenida en Suez. En primer plano y encabezando la expedición naval española, el poderoso Pelayo; detrás, el no menos imponente crucero acorazado Carlos V; algo más al fondo, uno de los cruceros auxiliares que formaban parte de la fuerza expedicionaria. En suma, una muestra de una potente escuadra cuya cita con la Historia estuvo muy por debajo de sus posibilidades y de su potencial de combate. Sin embargo, esperamos que esta pintura contribuya, aunque sea mínimamente, a desmontar el mito de una marina de guerra española constituida, en aquellos años decisivos, por una colección de antiguallas navales sin valor militar alguno.


Fuentes


Páginas Similares







domingo, 31 de enero de 2021

Fragata Blanca engalanada

Óleo fragata a hélice Blanca de la Armada Española
Fragata a hélice Blanca, realizado en óleo sobre papel.
Disponible (120€)
Adquiera el óleo.
 
Dentro de la serie de buques de la Armada, que dan nombre a los palos de nuestro buque escuela Juan Sebastián Elcano, presentamos el último que hemos pintado al óleo, la fragata a hélice Blanca que da nombre al primer mástil (trinquete). El cuadro pintado al óleo representa la fragata fondeada y engalanada, calentando máquinas en previsión de la partida.

Reseña histórica

La Blanca fue una fragata a hélice de la Armada Española botada en los astilleros de Ferrol el año 1859, su nombre es en honor de la reina Blanca de Navarra. Construida en madera y de propulsión mixta, carbón y vela.
 
En su historial figuran las siguientes acciones:

Los cuatro palos

Los mástiles del Juan Sebastián Elcano tienen los nombres de los barcos que le precedieron como buques escuela de la Armada Española, puedes ver las entradas del blog que hacen referencia a dichos barcos:

 


viernes, 15 de enero de 2021

Clase Reina Cristina

Adquiera la escena en lámina u óleo.


Los cruceros desprotegidos clase "María Cristina"

Los cruceros desprotegidos de clase María Cristina fueron una serie de tres cruceros de la Armada Española de la última década del siglo XIX. Construidos en los astilleros del El Ferrol y Cartagena entre 1891 y 1892, respondían a un concepto de buque que, si bien no era infrecuente en el resto de marinas coloniales europeas, obedecía a un patrón completamente superado, tal y como comprobarían en sus propias carnes pocos años después en Cavite y Santiago de Cuba.

Los tres buques de la serie, esto es, el Reina Cristina, el Alfonso XII y el Reina Mercedes estaban construidos en casco de acero y tenían propulsión mixta vela-vapor, aunque sus calderas dieron constantes problemas que nunca fueron superados. Ninguno de ellos prolongó sus servicios a la Armada más allá de una década, y dos de ellos, el Reina Cristina y el Reina Mercedes fueron hundidos en las aciagas jornadas de Santiago y Cavite: el primero, buque insignia de la Escuadra de Filipinas al mando del contralmirante Montojo, fue hundido en mayo de 1898 por los disparos de la marina estadounidense en la batalla de Cavite; el segundo fue hundido por su tripulación en Santiago de Cuba en julio del mismo año, para obstruir el canal de acceso a la bahía de Santiago e impedir la entrada de la escuadra del almirante Sampson; por último, el Alfonso XII, aunque estaba en La Habana no participó en la guerra hispano-norteamericana por estar en reparaciones, siendo finalmente baja en el año 1900.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado el crucero desprotegido Reina Cristina flanqueando por estribor el Castillo del Morro de La Habana. El casco va pintado de blanco tropical, como correspondía a los buques destinados en aquellas aguas.

Proceso de elaboración

La primera operación artística ha sido la realización del boceto correspondiente a la escena a representar. A partir de aquí hemos desarrollando y contextualizando la pintura, primero en blanco y negro, hasta tener los volúmenes y tonalidades suficientemente avanzados para, después, en fases posteriores, ir aplicando color y redimensionando aspectos de la escena como el paisaje del fondo, que hemos alejado un poco para no quitar protagonismo al buque.

En la galería inferior de imágenes se expone secuencialmente -de izquierda a derecha y de arriba a abajo- el proceso creativo, desde el boceto preliminar hasta el cuadro finalizado.





Fuentes


Páginas Similares







Infante de Marina

Colección de Uniformes Militares


Infante de Marina. Figura 50


Nueva Pintura militar original de nuestra colección de uniformes militares. Se trata de un trabajo de técnica digita previa a utilizarla para obras sobre soporte de madera (ver condiciones).

Disponible


La Figura

Representa un infante de marina de la Armada Española en uniforme de gala para parada. La figura está inspirada de un trabajo nuestro realizado con anterioridad y que obra en la colección Soldados de España. Para esta ocasión hemos tomado la referencia del infante de marina con el que confeccionamos la lámina correspondiente, pero cambiándolo a posición de descanso. El resultado es el mostrado en la imagen que acompaña a esta entrada.

Todas nuestros trabajos son susceptibles de ejecutarse en técnicas tradicionales (óleos o acrílicos sobre lienzo o madera, sean obras sobre uniformidad, temática naval o aeronáutica en cualquiera de sus modalidades.
Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas



miércoles, 13 de enero de 2021

Crucero Reina Mercedes

Proyecto y reseña

En esta ocasión rendimos tributo al crucero desprotegido Reina Mercedes con un nuevo proyecto fruto de un encargo, este trabajo nos encanta pues viene  a petición de un descendiente de uno de los marineros del Reina Mercedes que combatió en la Guerra de Cuba. 

Este buque, de la clase Reina Cristina, fue botado en el Arsenal de Cartagena en el año 1887 con el fin de reforzar la flota en ultramar. Durante la Guerra de Cuba, después de la salida de la Escuadra de Cervera rumbo al sacrificio, el Reina Mercedes fue hundido por su tripulación en la bocana del puerto de Santiago para impedir la entrada de la armada de los EEUU. Antes de su auto-hundimiento fue responsable, junto con el Vizcaya y el Plutón, del hundimiento del USS Merrimac  que pretendía precisamente bloquear la salida de la Escuadra Española. Los marinos del USS Merrimac fueron rescatados y recibieron un trato digno y caballeresco, el que corresponde a los prisioneros de guerra y que desgraciadamente no siempre se cumple, esto parece que no pasó desapercibido en la opinión publica de los EEUU. Por lo demás dejamos para entradas futuras del blog las batallas de Cárdenas y Manzanillo.

 

Bocetos propuestos

Para iniciar el proyecto hemos creado una serie de bocetos con el objeto de decidir el punto de partida. Iremos actualizando esta entrada según avance el estado de la pintura. Para comenzar mostramos los bocetos iniciales, de estos elegiremos uno para continuar por esa línea.



Boceto crucero Reina Mercedes 1 Boceto crucero Reina Mercedes 2
Boceto 1 Boceto 2
Boceto crucero Reina Mercedes 2
Boceto crucero Reina Mercedes 4
Boceto 3 Boceto 4
Boceto crucero Reina Mercedes 5
Boceto crucero Reina Mercedes 6
Boceto 5 Boceto 6

 Versión final

 Nuestro cliente ha elegido el boceto 3, sobre el hemos realizado la versión final en óleo.

 

Óleo del crucero Reina Mercedes
Crucero Reina Mercedes, Óleo sobre tela (VENDIDA)

Para saber más:



Otras entradas similares.


Si desea adquirir algún producto o hacer algún encargo:


martes, 6 de octubre de 2020

La Conquista de las Canarias


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Las expediciones señoriales

La conquista e incorporación del archipiélago canario a la Corona de Castilla fue un proceso largo y tenaz que duró prácticamente todo el siglo XV (1402-1496). Con una primera fase de carácter netamente señorial, las primeras exploraciones y conquistas estuvieron a cargo de nobles, inicialmente normandos y luego castellanos, que actuaban mediante concesiones de la Corona. Después, ya en 1476 y de la mano de los Reyes Católicos, la Corona de Castilla asume la iniciativa directa y exclusiva de las operaciones militares para el control de las Islas Canarias y el sometimiento de sus pobladores, empresa que culmina en 1496 con la conquista de Tenerife.

Nuestra pintura naval

Esta pintura fue un trabajo que realizamos para la Editorial Almena -Colección Guerreros y Batallas- ilustrando lo que pudo ser uno de los primeros desembarcos conquistadores en algún lugar del Archipiélago: un grupo de hombres armados desembarca de una típica nao del siglo XV dirigiéndose a tierra en un esquife bajo el pabellón de Castilla. La escena es contemplada desde el aire por unas inquietas gaviotas, curiosas pero ignorantes del acontecimiento histórico del que son testigos.

Fuentes


Páginas Similares







miércoles, 30 de septiembre de 2020

Patrullero Lazaga (PC-01)


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Los Patrulleros "Lazaga"

Los patrulleros clase "Lazaga" fueron unos buques de la Armada Española concebidos para vigilar la Zona Exclusiva Económica y realizar misiones de defensa costera. Se construyeron 6 barcos de este tipo y su diseño -basado en el tipo Albatros de la marina alemana- conformaba un patrullero de unas 400 toneladas, 39 tripulantes y armado con un cañón de 70 mm, otro de 40 mm, dos más de 20 mm, disponiendo además con reserva de espacio para montar lanzadores de misiles. El "Lazaga", cabeza de serie, se construyó en Alemania y el resto de las cinco unidades de la serie en Cádiz por la E.N. Bazán.

Inicialmente clasificados como patrulleros (P), en 1981 fueron reclasificados como patrulleros-cañoneros con prefijo PC, para ser  nuevamente devueltos a su catalogación original en 1986. Tuvieron una vida operativa relativamente corta, de 1975 a 1993.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado el Patrullero Lazaga (PC-01) aproando a casa una vez cumplida su misión.

Fuentes


Páginas Similares







jueves, 24 de septiembre de 2020

Patrulleros clase Barceló


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Los Patrulleros "Barceló"

Los patrulleros clase “Barceló” fueron la resultante de un convenio entre el Ministerio de Marina y el de Comercio, allá a principios de los años setenta del siglo pasado. Gracias a esta colaboración financiera, la Armada Española se dotaría de un buque rápido y marinero.

El diseño y construcción del primero de la serie, el "Barceló", se materializaría en los astilleros alemanes de Lürssen (Bremen) y sería entregado a la Armada en 1975. El resto de las seis unidades de esta clase se fabricarían en España por la E.N. Bazán en los astilleros de San Fernando (Cádiz). Con casco de acero y caseta de aluminio, el buque estaba concebido como patrullero de elevada velocidad y escaso calado. Estas características, junto a su respetable dotación artillera le hacía muy apto para el desempeño de acciones rápidas en aguas costeras, vigilancia del mar territorial o misiones de interdicción e inserción de Fuerzas de Operaciones Especiales, además de participación en operaciones de baja intensidad.

En fin, los patrulleros "Barceló", asignados desde el principio al Mando de Acción Marítima de Cádiz (AMARDIZ), prestaron inestimables servicios a la Armada desde 1975, año de entrega de la primera unidad de la serie, hasta febrero 2010, fecha de retirada del patrullero "Laya" última unidad de la clase "Barceló" en ser retirada del servicio.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado el Patrullero Barceló (P-11) navegando a toda velocidad entre las olas.

Fuentes


Páginas Similares







domingo, 20 de septiembre de 2020

Fragata Álava (D-52)


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Las Fragatas Rápidas clase "Liniers"

Las fragatas rápidas clase Liniers fueron unos buques construidos por la E.N. Bazán para la Armada Española. Concebidos inicialmente como destructores de la Clase Churruca, fueron entregados en diciembre de 1951 aunque con falta de importantes elementos de combate como la dirección de tiro, que sería instalada cerca de dos años después. Con los acuerdos hispano-norteamericanos de 1953, el Álava y su gemelo Liniers entrarían en el programa de modernización de la flota de 1955. Así, tras los subsiguientes trabajos fruto de la ayuda militar norteamericana, el Álava y Liniers fueron entregados a la Armada (1961 y 1962 respectivamente) bajo la nueva reclasificación de fragatas rápidas.

Las fragatas Álava y Liniers tuvieron una activa vida operativa durante la década de los sesenta del siglo pasado, si bien la llegada de los destructores americanos de la clase Gearing (Churruca) y la entrega de la fragatas lanzamisiles clase Baleares hizo que que quedaran relegadas a funciones auxiliares y de formación de guardiamarinas, de modo que a mediados de los setenta fueron integrados en la flotilla de la Escuela Naval Militar. Finalmente las fragatas Álava y Liniers fueron dadas de baja en 1976 y 1982 respectivamente.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado la fragata rápida D-52 Álava navegando por la ría de Pontevedra con la isla de Tambo al fondo y rumbo a la E.N.M., finalizando con las luces del ocaso uno de sus múltiples periplos de formación de guardiamarinas de la Escuela Naval Militar.

Fuentes


Páginas Similares







domingo, 13 de septiembre de 2020

Portaaviones Principe de Asturias


Óleo de un harrier despegando del portaaviones Principe de Asturias
Harrier despegando de la cubierta del Príncipe de Asturias.
 
Óleo sobre tabla entelada (45x38 cm, precio 120€)


El portaaviones Príncipe de Asturias, antiguo buque insignia de la flota, a toda máquína. Su velocidad punta de 26 nudos facilita la maniobra de despegue. Desde su cubierta alza el vuelo uno de los aviones de combate más emblemáticos de la historia, sus capacidades de despegue vertical lo hacen casi único hasta la llegada del F-35 estadounidense.



Óleo portaaviones Príncipe de Asturias
Detalle del cuadro

jueves, 10 de septiembre de 2020

El vuelo de las vacas sagradas


Adquiera la escena en lámina u óleo.


El Portaaeronaves Dédalo R-01

El Portaaeronaves Dédalo R-01 fue el primer portaviones propiamente dicho de la Armada Española, toda vez que su predecesor y homónimo "Dédalo" de la década de los veinte del siglo pasado no tenía capacidad para operar a bordo los aviones que transportaba. En cualquier caso, el R-01 "Dédalo" era un veterano de los mares con viejas cicatrices de guerra cuando llegó a España procedente de los EEUU. En efecto, el USS Cabot inició su largo historial operativo durante la Segunda Guerra Mundial, en el teatro del Pacífico, donde en noviembre de 1944 recibió un impacto kamikaze que estuvo a punto de echarlo a pique. Tras la guerra tuvo un servicio intermitente en la US Navy como portaaviones de lucha antisubmarina, hasta que pasó a la reserva definitiva en la marina estadounidense en 1955. Sin embargo, en 1965 fue reactivado para entregarlo dos años después a la Armada Española, en cuyas filas prestó inestimables servicios hasta 1989, año en que fue dado de baja.

Ya en España, el renombrado "Dédalo" sirvió inicialmente como portahelicópteros, principalmente antisubmarino. Sin embargo a partir de 1973, con la llegada de ocho aviones "Harrier" de capacidad V/STOL, el "Dédalo" se transformó en portaviones al recibir este tipo de aeronaves como dotación de combate de ala fija. Aunque el "Dédalo" tenía capacidad para embarcar hasta siete grupos aéreos, normalmente alojaba cuatro, tres a base de helicópteros antisubmarinos, de guerra electrónica y ataque más un cuarto grupo para los aviones Harrier. Fue el buque insignia de la Armada Española hasta la entrada en servicio del Príncipe de Asturias.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado el portaaeronaves R-01 Dédalo asomando por la proa mientras proyecta un par de SH-3D Sea King de la 5ª Escuadrilla de Aeronaves de la Armada en misión de exploración antisubmarina; en cubierta, un par de "matadores" se preparan para el despegue. Las "vacas sagradas" van pintadas en el color azul que llevaron durante muchos años, antes del esquema gris naval que portaron en su última fase operativa.

Fuentes


Páginas Similares







viernes, 4 de septiembre de 2020

Roger de Lauria


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Los destructores clase Oquendo

Los destructores de la clase Oquendo fueron los últimos buques de este tipo diseñados y construidos en España. El programa inicial, surgido de la posguerra, preveía la construcción de nueve destructores de unas 4.200 toneladas con capacidad antiaérea y antisubmarina. Los astilleros de El Ferrol serían los encargados de construir los Oquendo a partir de 1951, pero la difícil situación de la industria española sometió al proyecto a insuperables dificultades que casi acabaron por arruinarlo. Finalmente sólo se construyeron el Oquendo, entregado en 1963, el Roger de Lauria y el Marqués de la Ensenada.

El Oquendo presentó problemas de estabilidad y se decidió, respecto al Roger de Lauria y el Marqués de la Ensenada, botarlos sin finalizar su construcción y remolcarlos hasta Cartagena para remodelarlos a fondo. Allí fueron literalmente cortados por la mitad para aumentarles la manga y eslora, siendo vueltos a botar en 1968, equipándolos con armamento y electrónica de los estándares FRAM II estadounidenses, incluyendo la posibilidad de operar con un helicóptero Hughes de lucha antisubmarina.

Finalmente, los destructores Roger de Lauria (D-42) y Marqués de la Ensenada (D-43) formaron la 11ª Escuadrilla de Escoltas basados en El Ferrol, que a poco sería ampliada con los cinco destructores norteamericanos de la clase Gearing (Churruca) llegados a España a partir de 1970. La vida operativa del Roger de Lauria y del Marqués de la Ensenada fue más bien corta, pues los problemas iniciales de diseño no fueron del todo subsanados, causando baja en la Armada en 1982 y 1988 respectivamente.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado el destructor D-42 Roger de Lauria navegando y flanqueado al fondo y por la aleta de babor por su gemelo D-43 Marqués de la Ensenada. Un helicóptero Hughes de la Sexta Escuadrilla del Arma Aérea acaba de despegar desde la cubierta de vuelo del "Roger de Lauria" en misión de exploración antisubmarina.

Fuentes


Páginas Similares







sábado, 29 de agosto de 2020

Clase Churruca


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Los destructores clase Churruca

La clase Churruca fue una flotilla de destructores procedentes de la US NAvy que sirvieron en la Armada Española desde 1970 a 1992.

Diseñados y construidos en los Estados Unidos, pertenecían a la clase Gearing del final de la Segunda Guerra Mundial, caracterizada por un mayor alcance y capacidad antiaérea que sus predecesores de la clase Allen M. Sumner. Después de la guerra mundial continuaron prestando servicio en la marina norteamericana siendo modernizados a partir de 1959 dentro del programa FRAM I (Fleet Rehabilitation and Modernization) de la Armada de los Estados Unidos. Además de a España, estos barcos fueron también entregados a otras marinas aliadas y han estado en servicio hasta bien entrado el siglo XXI.

Cuando llegaron a España estos veteranos de los mares, no obstante su antigüedad, montaban una electrónica bastante aceptable y fueron un refuerzo importante para la Armada Española. Desde su llegada hasta los años noventa del siglo pasado en que fueron siendo retirados, los destructores de la 11ª Escuadrilla de Escoltas participaron en múltiples operaciones y maniobras navales internacionales, como la la evacuación del Sáhara Español en 1975 o el control del estrecho de Gibraltar durante la operación Tormenta del Desierto en 1991. Fueron los últimos destructores en la Armada Española.


Nuestra pintura naval

Hemos pintado el destructor D-63 "Méndez Núñez" navegando y flanqueado a estribor por uno de sus hermanos de serie en algún lugar del Mediterráneo.

Fuentes



Páginas Similares







lunes, 24 de agosto de 2020

Clase Baleares


Adquiera la escena en lámina u óleo.


Las Baleares

A finales de los años 60 la Armada española redactó un Plan Naval que preveía la construcción de sus primeros buques lanza-misiles. Para ello, después de múltiples y diversas vicisitudes, la Armada se decidió por el proyecto de fragatas antisubmarinas clase Knox de la US Navy, aunque introduciendo algunas modificaciones fruto de requerimientos específicos, como la eliminación del hangar y la plataforma de vuelo de las Knox, la ubicación de un lanzador de misiles antiaéreos Standard o montajes de misiles antisuperficie Harpoon. Estas y entre otras variaciones lograron un buque multipropósito de gran capacidad antiaérea, antisubmarina y antisuperficie, aunque no del todo acabadas debido a la carencia del helicóptero presente en el proyecto original norteamericano.

Desde su entrada en servicio en 1973 hasta su baja en 2009 las fragatas clase Baleares demostraron ser unos buques magníficos. Participaron en las operaciones navales del Golfo Pérsico, en los despliegues en aguas de la antigua Yugoslavia y en muchas maniobras navales de la OTAN.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado la fragata F-75 "Extremadura" navegando en compañía de una de sus hermanas y siendo sobrevoladas por un par de "Harrier" del Arma Aérea de la Armada en un punto cualquiera del Atlántico.

Fuentes



Páginas Similares







viernes, 7 de febrero de 2020

La Galera


Adquiera la escena en lámina u óleo.


La galera

La galera fue un tipo de embarcación impulsada a remo, y en ocasiones, a viento. Eran buques rápidos y maniobreros en el combate, aunque acabaron cayendo en desuso con el progreso de la artillería y el perfeccionamiento de la navegación a vela. El esquema de nave de guerra con propulsión mixta vela-remo es de orígenes muy remotos e inciertos y ha sido, con diferencia, el tipo de buque militar más longevo de la historia naval. En España, tras su glorioso cénit en la memorable jornada de Lepanto, el uso de la galera decayó rápidamente hasta que la Armada las dio de baja en 1748.

El diseño típico de una galera constaba, de proa a popa, de espolón, tamboreta y corulla; después venía la cámara de boga, con un número de remos que normalmente oscilaba entre los 17 y los 31; finalmente a popa se montaba la carroza. Eran buques ligeros, de un desplazamiento entre 250 y 300 toneladas, y de fondo casi plano.

Nuestra pintura naval

Hemos pintado una galera del siglo XVI remontando el Guadalquivir a boga y vela. En aquella época este río constituía una importantísima arteria económica y militar de la corona española, con un incesante trajín de barcos que entraban y salían de Sevilla, como la galera de nuestra pintura

Fuentes



Páginas Similares







martes, 10 de diciembre de 2019

PRIMUS CIRCUMDEDISTI ME


Adquiera la escena en lámina u óleo.


La primera vuelta al mundo

El lunes 8 de septiembre de 1522 entraba la nao Victoria en Sevilla tras una épica travesía alrededor del mundo de más de catorce mil cuatrocientas sesenta leguas. Había partido de esa misma ciudad hacía más de tres años -el 10 de agosto de 1519- formando parte de una expedición de cinco naves que, comandada por Magallanes, debía conectar los puertos castellanos con las Islas de las Especias navegando hacia poniente.

La primera vuelta al mundo fue una odisea digna de los más afamados relatos de la antigüedad clásica, aventura en estado puro en un tiempo en el que el genio hispánico, en el sentido inclusivo de lo portugués, no conocía límites a su osadía. Los horizontes europeos se abrían a mundos maravillosos e ignotos y Juan Sebastián Elcano y los suyos, después de mil peripecias y al límite de sus fuerzas abrazaban por primera vez en la Historia Universal y de una manera completa a este planeta llamado Tierra. "Primus Circumdedisti Me" sería la divisa del escudo de armas que el rey Carlos I concedería a este insigne marino.

De una expedición que contaba al inicio con 239 hombres y cinco naves -Trinidad, San Antonio, Concepción, Santiago y Victoria- sólo regresó la nao Victoria con 18 harapientos y famélicos tripulantes a bordo. Sin embargo, la preciosa carga de especias que lograron arribar a Sevilla, fue suficiente para costear la expedición e incluso repartir beneficios.


Nuestra pintura naval

Hemos pintado a la Victoria entrando en Sevilla. Debió ser todo un acontecimiento, con una bulliciosa multitud deseosa de presenciar, entre atónita y curiosa, y quizás sin ser plenamente conscientes de ello, uno de los momentos estelares de la Historia Universal.

Páginas relacionadas





jueves, 18 de julio de 2019

Fragata Almansa


Adquiera la escena en lámina u óleo.

La Fragata Almansa

La Fragata Almansa se botó en EL Ferrol en 1864. Construida en madera y con una eslora de 85 metros, desplazaba 3900 toneladas y disponía de maquinaria de vapor capaz de suministrar 600 caballos a su hélice propulsora. Con una tripulación de unos 600 hombres, estaba armada con un total de 50 cañones de diversos calibres, lo que revelaba una potencia de fuego nada desdeñable.

En 1866 combatió en El Callao al mando de Victoriano Sánchez Barcáiztegui. Poco después, durante la aguda crisis nacional de la I República, se vio envuelta en la lucha cantonalista de Cartagena hasta que fue apresada por navíos ingleses y alemanes y devuelta a las autoridades republicanas. Corría el año de 1873.

Finalmente en 1886, tras diversas vicisitudes operativas, la fragata Almansa pasó a desempeñar funciones de buque escuela, primero de guardiamarinas y después de marinería. Acabó sus días como pontón flotante y depósito de marinería en El Ferrol. Fue dada de baja en 1899.


Fuente: Fragata Almansa (1865)

Nuestra pintura naval

Hemos pintado a la Almansa en plena navegación atlántica. La Almansa, una hermosa fragata poderosamente armada, fue transformada en buque escuela en 1886 y es recordada en el nombre del palo mayor proel del Juan Sebastián Elcano.




Páginas relacionadas