-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

jueves, 28 de enero de 2016

Portaaviones Españoles

Siguiendo la tradición de ArteMilitaryNaval, de representar elementos de distintas épocas en una misma escena (véase Precursores del submarino y 75 aniversario Ejercito del Aire), hemos realizado esta pintura al óleo que ilustra la historia de los portaaviones españoles, o más exactamente de tres de los cuatro portaaeronaves de la Armada Española que han formado parte de su fuerza naval a lo largo de su historia.

Pintura al óleo de los portaaviones españoles LHD Juan carlos I, Principe de Asturias y Dedalo
Para adquirir óleo original, o reproducción, escríbenos a:artemilitarynaval@gmail.com

Pintura de los Portaaviones Españoles

En esta pintura hemos representado en primer plano el LHD Juan Carlos I, el más moderno del grupo, a la derecha el portaaviones Príncipe de Asturias, su antecesor, y a la izquierda el portaaviones Dédalo, el más antiguo de todos. Navegan en un día claro y luminoso, el mar está construido con azules, verdes y grises, estos últimos reflejos del cielo medio nuboso que se aprecia en la imagen completan el cuadro. Un elemento que equilibra, y da movimiento a la imagen, es el avión Harrier que recién despega y deja una estela tras de si que lo conecta con el portaaeronaves Juan Carlos I.


Pintura de los portaaviones españoles portaaviones, portaaviones principe de asturias, portaviones Dédalo, LHD Juan Carlos I
Tres portaviones de la Armada Española.


Breve reseña de la história aeronaval española

Cuatro buques conforman la historia de la aviación naval española, estos son los protagonistas de esta historia que empezó hace más de 90 años:

Portahidroaviones Dédalo

La historia aeronaval de la Marina Española comienza en 1922 con la transformación del buque de origen alemán Neuenfels, requisado por el Gobierno español durante la Primera Guerra Mundial, en el portahidroaviones Dédalo. Este buque podía llevar hasta 32 hidroaviones, la mayoría plegados en su bodega, los cuales despegaban desde el agua. Participó en el desembarco de Alhucemas y más adelante protagonizó el aterrizaje del autogiro de Juan de la Cierva sobre su cubierta.

Portaaeronaves Dédalo

Antiguo USS Cabot (Independence Class) de la Marina de los Estados Unidos, uno de los muchos portaaviones americanos que participaron en la Segunda Guerra Mundial, en el curso de la cual en una misión de patrulla cerca de Luzón, en el archipiélago de las Filipinas, fue alcanzado por dos kamikazes. Se incorporó a la Armada Española el año 1967 convirtiéndose en su buque insignia. Fue el primer portaaviones Español con capacidad de despegue desde su cubierta, las aeronaves que portaba su antecesor, de su mismo nombre, eran hidroaviones que debían despegar desde el agua. También se considera el primer buque en portar de forma habitual aviones Harrier de despegue vertical, pertenecientes a la 8.ª Escuadrilla de Aeronaves. Sirvió en la Marina hasta el año 1989, fecha en la que entró en servicio su sucesor el Portaaviones Príncipe de Asturias.

     
Pintura al óleo del portaaviones Dédalo
Extracto del óleo original


Portaaeronaves Príncipe de Asturias

Entregado a la Armada Española el año 1989, supuso un gran impulso tecnológico ya que fue el primer portaaviones construido en España. Del proyecto de desarrollo y construcción se encargó la empresa española Bazán partiendo de un proyecto previo de la Armada Americana inacabado.  Al igual que su antecesor portaba aviones Harrier de despegue vertical, concretamente los conocidos AV-8B Harrier II Plus pertenecientes a la 9.ª Escuadrilla de Aeronaves.

Teniendo prevista varias reformas para su modernización, éstas no se llegaron a acometerse debido a la crisis económica del año 2007. Ante la entrega del nuevo buque Juan Carlos I y debido al coste que supone su mantenimiento se tomó la decisión de darlo de baja. Finalmente esta se produjo el año 2013.

LHD Juan Carlos I

De diseño y construcción españoles, el llamado LHD obedece a la necesidad de la Marina Española de tener un buque polivalente que sea capaz de cumplir  tres tipos de misiones; anfibias, aéreas y de transporte de tropa. Las misiones aéreas en principio iban a ser cubiertas principalmente por el veterano portaaeronaves Príncipe de Austurias, el portaaviones Juan Carlos I sería el respaldo en caso de ser necesaria una segunda unidad con capacidad de operar aeronaves. Pero debido al retiro prematuro del buque Príncipe de Asturias el LHD ha tenido que asumir ese rol en solitario.

El diseño de este buque ha resultado ser un éxito, prueba de ello es que ha dado lugar a otros tres portaaeronaves basados en el LHD, dos en la Armada Australiana y un  tercero en la Armada Turca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada