-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

martes, 25 de abril de 2017

Alabardero

Soldados de España


Nº 10.- Alabardero de la Guardia Real



Alabardero de la Guardia Real

Colección "Soldados de España"

Alabardero de la Guardia Real
Trabajos artísticos exclusivos para:
  • ELABORAR PINTURAS ACRÍLICAS Y AL ÓLEO en Tamaños normalizados para enmarcación:
  • LÁMINAS en tamaños normalizados para enmarcación. Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.;
  • PERSONALIZACIÓN: con los textos o detalles que más le agraden.
  • ENCARGOS A MEDIDA: para soldados con uniformes de unidades específicas.
  • ¡¡Contacte con nosotros y consúltenos!!


Nuestra Lámina

Presentamos la décima y última lámina militar de la primera serie de nuestra Colección Soldados de España sobre uniformes españoles contemporáneos: un alabardero de la Guardia Real. en posición de firmes y con el arma blanca que le da nombre, da frente a una bella estrofa del Himno de la Guardia Real:

La vida es ofrenda que doy a la Patria
por quererla más grande y mejor.
Cantad bravos soldados de España
la gloria de ser fieles guardias del Rey.
Mantened el espíritu alerta
por ser los custodios del Primer Español.

Orígenes de los alabarderos de la Guardia Real

Los alabarderos reales datan su origen a principios del siglo XVI, en el lejano año de 1504, cuando Don Fernando quedó como Gobernador y Regente de los reinos de la Corona de Castilla a consecuencia de la muerte de su mujer Isabel la Católica. Entonces, el Rey Viudo resolvió organizar una guardia de alabarderos como escolta personal que tendría por capitán al hidalgo cordobés Gonzalo de Ayora.

A partir de ese momento y hasta el día de hoy, excepción hecha de los paréntesis republicanos, diversas ordenanzas y disposiciones regias han mantenido la continuidad de esta singular unidad militar encargada de la custodia del Primer Español, tal y como recuerda la estrofa arriba transcrita del Himno de la Guardia Real.

Desarrollo artístico de la figura

Esta ha sido el proceso paso a paso de esta y demás figuras de la colección: partiendo del boceto inicial, se va progresando en formas, colores y volúmenes. Las aproximaciones iniciales van moldeándose progresivamente, ajustando colores, tonalidades y elementos figurativos. Los últimos toques han sido reservados para la alabarda, sombrero y botonadura. La imagen muestra los diferentes estados evolutivos de la figura, antes de integrarla en la composición final.





Guardiamarina ENM

Soldados de España


Nº 9.- Guardiamarina ENM



Guardiamarina ENM

Colección "Soldados de España"

Guardiamarina ENM
Trabajos artísticos exclusivos para:
  • ELABORAR PINTURAS ACRÍLICAS Y AL ÓLEO en Tamaños normalizados para enmarcación:
  • LÁMINAS en tamaños normalizados para enmarcación. Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.;
  • PERSONALIZACIÓN: con los textos o detalles que más le agraden.
  • ENCARGOS A MEDIDA: para soldados con uniformes de unidades específicas.
  • ¡¡Contacte con nosotros y consúltenos!!


Nuestra Lámina

Presentamos un guardiamarina de la Escuela Naval Militar, novena lámina de la Colección Soldados de España. El alumno de la ENM, en posición de firmes y con el arma al hombro, saluda frente a las primeras estrofas del Himno de la Escuela Naval Militar:

Soplen serenas las brisas
ruja amenazas la ola,
mi gallardía española
se corona de sonrisas.

Por ti, Patria, por ti sola
mi vida a los mares dí,
por tí al peligro ofrecí
mis obras y pensamientos
en la Rosa de los Vientos
me crucifico por tí!

La Escuela Naval Militar de Marín

Tras las múltiples vicisitudes históricas que desde 1717 vinculan los institutos militares españoles de enseñanza naval para oficiales a la ciudad de Cádiz, a partir de 1938 va tomando cuerpo la idea de ubicarlos en Marín. Así, acabada la Guerra Civil se iniciaban en esta localidad gallega las obras de acondicionamiento de las instalaciones de la antigua Escuela de Tiro Naval a su nuevo desempeño como Escuela Naval. Se quería un centro de formación de oficiales de la Armada moderno y amplio, que pudiese acoger cuanto se necesitaba a tal efecto.

Finalmente, el 15 de agosto de 1943 fue inaugurada solemnemente la Escuela Naval de Marín, acto que contó con asistencia del Jefe de Estado Generalísimo Franco. Las primeras unidades navales afectas a la Escuela Naval Militar para instrucción de alumnos fueron los destructores Alsedo, Lazaga y Velasco, construidos en Cartagena en los primeros años de la década de 1920.

Desarrollo artístico de la figura

Esta ha sido el proceso paso a paso de esta y demás figuras de la colección: partiendo del boceto inicial, se va progresando en formas, colores y volúmenes. Las aproximaciones iniciales van moldeándose progresivamente, ajustando colores, tonalidades y elementos figurativos. Los últimos toques han sido reservados para el fusil, cordones y botonadura. La imagen muestra los diferentes estados evolutivos de la figura, antes de integrarla en la composición final.





lunes, 17 de abril de 2017

Navío Santísima Trinidad navegando en línea

Pintura al óleo navíos españaoles Santísima  Trinidad y Nepomuceno obra de armina
Navíos españoles navegando en columna, pintura al óleo hecha por encargo, dimensiones 146x97 Cms.  El Santísima Trinidad encabeza la línea, la bandera nacional flamea al viento en cada navío. Los tres buques representados navegan con todo el trapo en un día luminoso con profusión de nubes en el horizonte. El Santísima Trinidad está pintado en rojo, el resto en amarillo como era reglamentario en la época. Para hacer encargos contactar a través del correo: artemilitarynaval@gmail.com

 

Navío Santísima Trinidad

Conocido por ser el mayor navío de su época, Benito Pérez Galdós escribe lo siguiente a propósito del Santísima Trinidad, en su obra Trafalgar  que da inicio a los Episodios nacionales:

El Santísima Trinidad era un navío de cuatro puentes. Los mayores del mundo eran de 3. Aquel coloso, construido en la Habana, con las más ricas maderas de Cuba, en 1769, contaba 36 años de honrosos servicios. Tenía 220 pies (61 m) de eslora, es decir de popa a proa, 58 pies de manga (ancho) y 28 de puntal (altura desde la quilla a la cubierta), dimensiones extraordinarias que entonces no tenía ningún buque del mundo. Sus poderosas cuadernas, que eran un verdadero bosque, sustentaban cuatro pisos. En sus costados, que eran fortísimas murallas de madera, se habían abierto al construirlo 116 troneras: cuando se le reformó, agrandándolo en 1796, se le abrieron 130, y artillado de nuevo en 1805, tenía sobre sus costados cuando yo le vi, 140 bocas de fuego, entre cañones y carronadas. El interior era maravillosos por la distribución de los diversos compartimentos, ya fuesen puentes para la artillería, sollados para la tripulación, pañoles para depósitos de víveres,  cámaras para los jefes, cocinas, enfermería y demás servicios. Me quedé absorto con recorriendo las galerías y demás escondrijos de aquel Escorial de los mares. Las cámaras situadas a popa eran un pequeño palacio por dentro, y por fuera una especie de fantástico alcázar, los balconajes, los pabellones de las esquinas de popa, semejantes a las linternas de un castillo ojival, eran como grandes jaulas abiertas al mar, y desde donde la vista podía recorrer las tres cuarta partes del horizonte.
Nada más grandioso que la arboladura, aquellos mástiles gigantescos, lanzados hacia el cielo, como un reto a la tempestad. Parecía que el viento no había de tener fuerza para impulsar sus enormes gavias. La vista se mareaba y se perdía contemplando la inmensa madeja que formaban en la arboladura los obenques, estáis, brazas, burdas, amantillos y drizas que servían para sostener y mover el velamen.
Extracto del óleo original


Navío Santísima Trinidad
Extracto del óleo original

Captura convoy británico

Una de las acciones más importantes, y poco recordada, en la que actuó el Santísima Trinidad, como buque insignia, fue la captura en el año 1780 de un doble convoy británico que durante la Guerra de Independencia Americana transportaba pertrechos militares, víveres y soldados para sus ejércitos coloniales, en la India y en América.  Este convoy constaba de 55 buques de transporte armados, 2 fragatas y un navío, de los cuales 51 fueron capturados por la flota combinada hispano-francesa al mando del marino español Don Luis de Córdova, la escuadra estaba formada por 33 buques españoles y 10 franceses. Esta acción tuvo un fuerte impacto en el desenlace de la Guerra de Independencia Americana ya que las fuerzas inglesas dejaron de recibir una ayuda vital para el mantenimiento del conflicto.

Referencias

  1. El dia del golpe de luis de cordova a la armada-inglesa
  2. Trafalgar y la corte de Carlos IV, Benito Pérez Galdós.


Entradas relacionadas



lunes, 10 de abril de 2017

Academia General Militar

Soldados de España


Nº 8.- Cadete AGM



cadete AGM

Colección "Soldados de España"

Cadete AGM
Trabajos artísticos exclusivos para:
  • ELABORAR PINTURAS ACRÍLICAS Y AL ÓLEO en Tamaños normalizados para enmarcación:
  • LÁMINAS en tamaños normalizados para enmarcación. Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.;
  • PERSONALIZACIÓN: con los textos o detalles que más le agraden.
  • ENCARGOS A MEDIDA: para soldados con uniformes de unidades específicas.
  • ¡¡Contacte con nosotros y consúltenos!!


Nuestra Lámina

Presentamos un cadete de la Academia General Militar, como nueva lámina de la Colección Soldados de España. El cadete, en posición de firmes y ataviado con el uniforme de gala de este emblemático centro castrense, saluda frente al artículo primero y octavo del Decálogo del Cadete:

I. Tener un gran amor a la Patria
y fidelidad al Rey,
exteriorizado en
todos los actos de su vida.

VIII. Sentir un noble compañerismo,
sacrificándose por el camarada
y alegrándose de sus
éxitos, premios y progresos.

Creación de la Academia General Militar

La Primera Época de la Academia General Militar se desarrolló en Toledo. Allí, desde 1882 hasta 1893 y para formar a los oficiales del Ejército, se siguió un modelo pedagógico de inspiración prusiana, organizándose los estudios en dos etapas sucesivas, la primera a realizar en la Academia General Militar; y la segunda, específica de cada Arma, a cursar en las respectivas academias de aplicación. Tras el cierre en 1893, las aulas de la Academia General Militar habían formado a diez promociones,con un total de 2.250 tenientes.

La AGM de la Segunda Época vendría de la mano del General Primo de Rivera, siendo Zaragoza la ciudad elegida para alojar las modernas instalaciones del resucitado centro de formación de oficiales del Ejército español. Su fundación data de 1927, siendo su primer Director el General Francisco Franco. Sin embargo, el advenimiento de la II República supuso el fin de la Segunda Época (1931), alegándose para su disolución diversas razones, especialmente las de carácter económico. Al final, y al cabo de los tres años que duró el segundo intento de la AGM, llegaron a formarse tres Promociones con 740 Cadetes.

Restablecida por ley en 1940, la Tercera Época de la AGM abarca desde 1942 hasta la actualidad. Como antaño, Zaragoza fue la ciudad elegida para albergar la Academia, utilizándose las mismas infraestructuras de la Segunda Época.

Desarrollo artístico de la figura

Esta ha sido el proceso paso a paso de esta y demás figuras de la colección: partiendo del boceto inicial, se va progresando en formas, colores y volúmenes. Las aproximaciones iniciales van moldeándose progresivamente, ajustando colores, tonalidades y elementos figurativos. Los últimos toques han sido reservados para el sable, cordones, e insignias propias de abanderado. La imagen muestra los diferentes estados evolutivos de la figura, antes de integrarla en la composición final.





lunes, 3 de abril de 2017

Academia General del Aire

Soldados de España


Nº 7.- Alférez AGA


cadete AGA

Colección "Soldados de España"

Alférez alumno AGA
Trabajos artísticos exclusivos para:
  • ELABORAR PINTURAS ACRÍLICAS Y AL ÓLEO en Tamaños normalizados para enmarcación:
  • LÁMINAS en tamaños normalizados para enmarcación. Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.;
  • PERSONALIZACIÓN: con los textos o detalles que más le agraden.
  • ENCARGOS A MEDIDA: para soldados con uniformes de unidades específicas.
  • ¡¡Contacte con nosotros y consúltenos!!


Nuestra Lámina

Presentamos un alférez alumno de la Academia General del Aire, nueva incorporación de la Colección Soldados de España. El alférez-cadete, con el correaje y añadidos correspondientes a su condición de abanderado, saluda frente a una estrofa del himno de la AGA:

Somos la Academia del Aire gloriosa
que en abrazo fraterno sus hijos juntó
somos la Intendencia de rectos caminos
las Legiones de España con sus firmes destinos
y las invictas águilas del cielo español.


Creación de la Academia General del Aire

En 1939, recién acabada la Guerra Civil y a la vista del extraordinario desarrollo operativo, organizativo y técnico de la aviación militar en España, nacía el Ejército del Aire, lo que comportaba, entre otras muchas medidas orgánicas, la exigencia de contar con un centro de formación propio que nutriese las necesidades de oficiales del nuevo Ejército.

Aunque inicialmente se pensó en situar dicho centro en Alcalá de Henares (Madrid), la base aeronaval de San Javier fue finalmente seleccionada como sede de la Academia General del Aire. Su función principal sería la de formar a los futuros oficiales en los conocimientos y destrezas requeridas para integrarse como mandos y pilotos en el Ejército del Aire español. Sobre estas premisas, en 1945 iniciaban sus estudios los componentes de la I Promoción de la recién estrenada Academia General del Aire.

Desarrollo artístico de la figura

Esta ha sido el proceso paso a paso de esta y demás figuras de la colección: partiendo del boceto inicial, se va progresando en formas, colores y volúmenes. Las aproximaciones iniciales van moldeándose progresivamente, ajustando colores, tonalidades y elementos figurativos. Los últimos toques han sido reservados para el sable, cordones, e insignias propias de abanderado. La imagen muestra los diferentes estados evolutivos de la figura, antes de integrarla en la composición final.





martes, 28 de marzo de 2017

Guardia Civil

Soldados de España


Nº 6.- Guardia Civil


Gastador de la Guardia Civil

Colección "Soldados de España"

Gastador de la Guardia Civil
Trabajos artísticos exclusivos para:
  • ELABORAR PINTURAS ACRÍLICAS Y AL ÓLEO en Tamaños normalizados para enmarcación:
  • LÁMINAS en tamaños normalizados para enmarcación. Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.;
  • PERSONALIZACIÓN: con los textos o detalles que más le agraden.
  • ENCARGOS A MEDIDA: para soldados con uniformes de unidades específicas.
  • ¡¡Contacte con nosotros y consúltenos!!


Nuestra Lámina

Presentamos un miembro de la Guardia Civil de la colección Soldados de España. El guardia civil se mantiene en posición de firmes frente al celebrado artículo 1º del Reglamento para el Servicio del Cuerpo:

El honor ha de ser
la principal divisa del Guardia Civil,
debe por consiguiente
conservarlo sin mancha.
Una vez perdido
no se recupera jamás.


El nacimiento de la Guardia Civil

Ante la grave situación de inseguridad que las guerras carlistas generaron en amplias zonas de la geografía española, el gobierno de Luis González Bravo promovió la creación de una fuerza militar para la conservación del orden público y la protección de personas y propiedades. De este modo, y tras algunos tanteos preliminares, el 13 de mayo de 1844 se publicaba el decreto fundacional de la Guardia Civil, siendo el responsable de su primera organización el Mariscal de Campo D. Francisco Javier Girón y Ezpeleta Las Casas y Enrile, II duque de Ahumada y V marqués de Las Amarillas.

La presentación pública de la Guardia Civil tuvo lugar el primero de septiembre de 1844, en las proximidades de la glorieta de Atocha (Madrid), formando para tan singular ocasión 1.500 guardias de Infantería y 370 de Caballería.

Una de las primeras intervenciones de la Guardia Civil fue evitar el asalto a la diligencia de Extremadura. Otros éxitos de este periodo fueron la muerte del mítico Bandolero Andrés López (el Curro Jiménez de la ficción); también fueron neutralizados otros célebres bandoleros como El Tempanillo y Luis Candelas. Al final, el bandolerismo rural quedó controlado y, por tanto, cumplido el primer objetivo del Cuerpo.

Desarrollo artístico de la figura

Esta ha sido el proceso paso a paso de esta y demás figuras de la colección: partiendo del boceto inicial, se va progresando en formas, colores y volúmenes. Las aproximaciones iniciales van moldeándose progresivamente, ajustando colores, tonalidades y elementos figurativos. Los últimos toques han sido reservados para el tricornio, manoplas, cordones, insignias y correaje. La imagen muestra los diferentes estados evolutivos de la figura, antes de integrarla en la composición final.





lunes, 27 de marzo de 2017

Destructor Clase Churruca

Oleo destructor Escaño de la clase Churruca
Para adquirir o encargar obras similares entra en Adquirir obra

Pintura al óleo del destructor Escaño (clase Churruca) navegando con marejada. Lleva pintadas en las amuras de popa y  proa banderas españolas para ser identificado fácilmente como buque neutral durante la Segunda Guerra Mundial. Enarbola banderas de señales, el humo de sus dos chimeneas es abundante dado el problema que solían tener estos barcos con las calderas.

Destructor Clase Churruca 

Derivado del clase Scot, o líder Almirante, de la Royal Navy. Estaban pensados para liderar una flotilla de destructores, de ahí su tamaño un poco mayor de lo normal para este tipo de buque (eslora 102 m). Se construyeron 18 unidades en los astilleros de Cartagena aunque no todos fueron para España, dos fueron vendidos a la Armada Argentina.

Su armamento constaba de 5 cañones de 120 mm, un cañón antiaéreo de 76 mm, cuatro ametralladoras y 6 tubos lanza torpedos.

Considerados buenos barcos, rápidos y bien armados, solo adolecían de armamento antiaéreo. Su vida operativa se extiende del año 1928, en que se entregan las primeras unidades a la Armada Española, al 1970, fecha en la que el último barco, el Almirante Miranda, es retirado del servicio.

Los destructores en la Guerra Civil Española

Al comienzo de la guerra civil todos los destructores, excepto el Velasco que era el único que no era de la clase Churruca, se mantuvieron en el bando republicano. Ninguno de los intentos de sublevación de los destructores  por parte de la oficialidad abordo tuvo éxito a excepción del citado Velasco.

A continuación reseñamos las historias de los destructores más activos durante la contienda:

Hundimiento del destructor Ferrandiz

En septiembre de 1936 el mando republicano decide enviar gran parte de su flota al Cantábrico con el fin de acabar con la superioridad naval Nacional en la zona, a consecuencia de lo cual la protección del Estrecho queda mermada. Aprovechando la situación hacen acto de presencia en las aguas del Estrecho los cruceros nacionales Canarias y Cervera,  enfrentándose con los destructores republicanos Almirante Ferrándiz y Gravina. El primero fue hundido por el Canarias a la tercera andanada, el Gravina sin embargo fue alcanzado por el Cervera consiguiendo refugio en el puerto Marroquí de Casablanca. Ese mismo día  el Canarias escoltó  un transporte de tropa entre  Ceuta y la Península, en los días siguientes pasaron entre 6.000 y 8.000 hombres con sus pertrechos. En lo sucesivo el paso de hombres y material no encontraría oposición. La perdida del control del Estrecho es considerado como uno de los grandes errores estratégicos de la guerra por parte de la República.

Destructor Sánchez Barcáiztegui

En julio de 1936 es enviado a Ceuta junto al Almirante Valdés y el Lepanto, con la orden de bombardear instalaciones militares.  su comandante no obedeció la orden y finalmente entró en el puerto de Melilla donde contactó con los militares de la plaza. Estando fondeado en el puerto intentó sublevar el buque leyendo la proclama del General Franco a la Tripulación. No obstante suboficiales y marineros tomaron el control forzando la salida del buque y manteniendo la fidelidad del barco a la República.

El 15 de abril de 1937 tras el embarrancamiento del Jaime I, del que posteriormente se libra,  los cruceros republicanos Libertad y Méndez Núñez son avistados por el acorazado de bolsillo alemán Leipzig que informa a los buques nacionales de su situación. El 25 de abril los cruceros Canarias y Baleares en su búsqueda de la flota enemiga encuentran al Sánchez Barcáiztegui  al que comienzan a atacar de inmediato con su artillería de proa, el destructor mandado hábilmente por el alférez de navío Álvaro Calderón zigzaguea al mismo tiempo que lanza una cortina de humo para esconder su posición, consiguiendo llegar al alcance de las baterías de costa amigas que provocan que el Baleares y el Canarias renuncien a su caza. En esta acción el S. Barcáiztegui efectuó 150 disparos en 30 minutos, comportándose con pericia, valor y agresividad, muy por encima de lo esperado para un barco mandado por un alférez de navío.

Hundimiento del crucero Baleares

Durante la tarde del 5 de marzo el Baleares, el Canarias y el Cervera navegan escoltando un convoy cerca de la costa sin más protección. En rumbo contrario navega la flota Republicana formada por el Libertad, el Méndez Núñez, el Antequera, el Sánchez Barcáiztegui, el Lepanto, el Gravina y el Lazaga. A las 0:36h del 6 la flota republicana avista la escuadra nacional, sin dudarlo el Sánchez Barcáiztegui dispara dos torpedo en poco tiempo pero sin acertar en el blanco. Los cruceros nacionales desaparecen en la oscuridad,  su mayor potencia artillera es inútil en la noche al no poder localizar objetivos a suficiente distancia exponiéndose a su vez a ser torpedeados por los destructores. Los crucero nacionales vuelven posteriormente a la interceptar el convoy al que deben escoltar, la flota republicana traza una ruta en circulo que les hace encontrarse de nuevo con su enemigo, aunque no era esa su intención, más bien era volver al puerto de Cartagena.  Aunque cercanas las flotas no se avistan hasta el momento en que el Baleares lanza una bengala delatando su posición, los destructores S. Barcáiztegui, Antequera y Lepanto no dejan pasar la ocasión lanzando doce torpedos de los cuales dos hacen impacto haciendo volar un pañol de munición. El Canarias y el Cervera evitaron colisionar con el crucero moribundo y pusieron rumbo a Argel junto con el convoy con la idea de ponerlo a salvo para luego volver al rescate de los posibles supervivientes. Murieron 788 hombre de la tripulación, el crucero se hundió finalmente sobre las 5 de la madrugada.

Destructor José Luis Díez

Apodado "Pepe el del puerto" por su escandalosa inactividad durante el tiempo que estuvo destinado en Bilbao. Posteriormente a su estancia en el Cantábrico intentó volver a la zona del Mediterráneo forzando el bloqueo del Estrecho, acción en la que termino varado en una playa del Peñón de Gibraltar donde acabó su servicio a la Marina de la Republica.

Referencias

La guerra civil española en el mar, Michael Alpert