-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

sábado, 14 de enero de 2017

Hispano Aviación HA-200 Saeta

El ataque de los Saetas


Ilustración preparatoria para óleo

HA 200 saeta
Un grupo de HA-200 "saeta" se prepara para un ataque a tierra
Ilustración para pinturas al óleo exclusivas con las siguientes finalidades:
  • PINTURAS AL ÓLEO: Tamaño: A partir de 46 x 38 cm; Soporte: Tabla entelada; Precio: Desde 150 Euros + gastos de envío.
  • REPRODUCCIONES Y LÁMINAS: Tamaños: Desde A3 en adelante (normalizados o personalizados); Soportes: Papel, cartón pluma, lienzos con o sin bastidor, tabla entelada, vinilo, etc.; Precio: Desde 10 Euros + gastos de envío.
  • Contacte con nosotros:

El Hispano Aviación HA 200 Saeta

El Hispano Aviación HA-200 fue el primer avión a reacción fabricado en España. El Saeta, nombre con el que sería conocido este singular aparato de propulsión a chorro, fue posible gracias al legendario ingeniero aeronáutico alemán Willy Messerschmitt que, en 1951, ofreció al gobierno español un proyecto para la producción en España de un moderno reactor de gran fiabilidad y bajo coste de fabricación.

Tras diversas dudas derivadas de las limitaciones de la industria aeronáutica española de aquel entonces y las estrecheces económicas imperantes, el gobierno accedió finalmente al desafío tecnológico de Messerschmitt, si bien las presiones políticas internacionales obligaron a modificar la naturaleza inicial del proyecto hacia un entrenador biplaza avanzado de carácter subsónico.

Tras muchas peripecias y una construcción casi artesanal, el prototipo del HA 200 realizó su primer vuelo el 12 de agosto de 1955, demostrando unas cualidades de vuelo que, por extraordinarias, sorprendieron a propios y extraños. Así, y como antes dijimos, el Saeta se convirtió en el primer avión de reacción construido por la industria aeronáutica española, siendo adquirido por el Ejército del Aire de España y por las Fuerzas Aéreas Egipcias. El HA 200 también tuvo la versión monoplaza de ataque al suelo el HA-220 Super Saeta, resultado de la modificación de 25 saetas ya existentes. Algunos de estos aparatos fueron equipados con cámaras para reconocimiento fotográfico. En nuestro Ejército del Aire sirvieron 117 ejemplares de ambas versiones y se mantuvo en servicio hasta 1981.

La vida operativa del HA-200 Saeta no estuvo centrada solamente en tareas de entrenamiento avanzado, pues las crisis del Sáhara obligó a emplearlo como plataforma de ataque ligero. Ello fue debido a que las cláusulas de adquisición de armamento estadounidense prohibía utilizar los Sabres F-86 o Northrop F-5 en los conflictos de Marruecos y el Sáhara. Así las cosas, durante el conflicto saharaui, los HA 200 del Ejército del Aire español fueron empeñados en la lucha contra la insurgencia independentista del Frente Polisario. Allí, en los soleados cielos africanos, los saetas se revelaron como excelentes aeronaves ataque al suelo, demostrando muy buenas capacidades para destruir objetivos terrestres con gran precisión, como pusieron de manifiesto repetidas veces los aparatos asignados al 462 Escuadrón con base en Gando (Canarias). Como ejemplo de una de estas misiones, a finales de 1974 varios saetas se lanzaron como halcones hambrientos contra guerrilleros polisarios atrincherados al abrigo de unas oquedades rocosas. Los infortunados palomos saharauis fueron víctimas de la mortífera precisión de los saetas españoles, cuyos cohetes hicieron blanco repetidas veces sobre las estrechas bocas de las grutas que creían inexpugnables.

Nuestra Pintura

La pintura que acompaña esta entrada escenifica la aproximación de varios HA 200 Saeta del Ejército del Aire español hacia sus objetivos terrestres. Se disponen a atacar posiciones de la insurgencia independentista que se protegen en oquedades naturales del territorio saharaui. Las aeronaves van poderosamente armadas con lanzacohetes y ametralladoras para batir a un enemigo escurridizo que sabe ocultarse bien en un terreno agreste y difícil. El esquema de camuflaje corresponde al que llevaban los saeta destacados en Villa Cisneros a principios de los setenta del siglo pasado.