-->

Menú

Para realizar pedidos o solicitar información contacte con nosotros en: artemilitarynaval@gmail.com

viernes, 22 de abril de 2016

Escuadrilla Azul

Pintura de un Messerschmitt bf109 de la Division Azul durante la Segunda Guerra Mundial

  Messerschmitt Bf 109 de la primera Escuadrilla Azul pilotado por el capitan Angel Salas
 Larrazabal, en segundo plano el derribo de un Mig-3 a manos del capitán Bayo. Las llamadas Escuadrillas Azules formaban parte del contingente de la División Azul, no obstante por razones operativas no actuaron unidos, las escuadrillas Azules estuvieron operaron en zonas distintas a las asignadas a la División Azul (División 250 de la Wehrmacht) propiamente dicha.

Tres primeras Victorias de la Escuadrilla Azul

El mayor existo de la primera Escuadrilla Azul desde su llegada al frente, en septiembre de 1941, ocurrió tras una misión de reconocimiento a Kalinin, un aeródromo Ruso pieza fundamental en la defensa de Moscú. Los pilotos que participaban en dicha misión con sus Messerschmitt Bf 109 eran Salas, Muñoz, Bayo e Ibarreche. Ese día derribaron tres cazas de la fuerza aérea soviética. El jefe de la escuadrilla, comandante Ángel Salas Larrazabal comentó los siguiente

"De regreso del servicio vi tres I-16 cerca de Staritza en dirección contraria a la nuestra. Ataqué a uno de los tres por la cola disparándole continuamente durante un largo trecho, volando a la altura de los árboles hasta consumir la munición, viendo como se estrellaba."  (1)

El Parte del Capitán Bayo notificando su primera victoria decía:

"Vi que junto a los I-16 iban también aparatos del tipo I-18. Disparé con ametralladora y cañón sobre el de la izquierda. Debido a los impactos que estaba recibiendo y a los bajo que nos encontrábamos, el aparato enemigo tomó tierra violentamente, sin tren y observé que el piloto, al salir de la cabina, abrió en el mismo suelo el paracaídas, sin duda víctima de los nervios." (1)

Nota: El Camuflaje del Mig-3 es blanco y verde, igual que el apunte a óleo de este boceto realizado para luego pintarlo en el óleo original, el proceso paso a paso de como se realizó la pintura lo podéis ver entrando en este enlace del taller de pintura.


Pintura al óleo de MIg-3 Ruso de la Segunda Guerra Mundial
Boceto del Mig-3 que luego he añadido a la escena.


Primera escuadrilla Azul

La primera Escuadrilla Azul combatió en Rusia desde Septiembre de 1941 a abril de 1942. Estuvo involucrada principalmente en la operación Tifón que pretendía la conquista de Moscú, la batalla que iba a terminar con la guerra según Hitler. En el haber de la escuadrilla constan catorce derribos obtenidos en 422 misiones, gran parte de ellas de escolta a bombarderos y de apoyo aéreo cercano.

 

Emblema de la primera Escuadrilla Azul

Este es el escudo de la primera Escuadrilla Azul, es el mismo que llevaba la escuadrilla de García Morato durante la Guerra Civil. Sólo se distingue en un dos en números romanos simbolizando la segunda batalla contra el ejercito soviético, contando como la primera la que tuvo lugar durante la Guerra Civil Española.

Escudo de la primera escuadrilla Azul
Escudo de la primera Escuaddrilla Azul

Agradecimientos:

Desde ArteMilitaryNaval un agradecimiento especial para lonesomeluigi, del foro El Gran Capitán, que como en otras ocasiones a buscado hechos reales desde los que hemos ido construyendo la escena (discusión en el foro). En concreto en lo que toca a la cuestión del derribo del Mig-3 por parte del capitán Bayo y al camuflaje que el avión Ruso lucía.


Libros recomendados


lunes, 18 de abril de 2016

Guardia Civil. -El Alcázar 1936

Colección de Uniformes Militares


Guardia Civil. Figura 39


Nueva Pintura militar original para ampliar nuestra colección de uniformes históricos de la Guardia Civil.

Guardia Civil. El Alcázar de Toledo (1936)
Disponible en diferentes formatos, tamaños y tratamientos:


La Guardia Civil en el Alcázar de Toledo (1936)

La inmortal y heroica defensa del Alcázar de Toledo, sostenida con imperturbable tenacidad por los hombres del coronel Moscardó entre julio-septiembre de 1936, constituye una de las gestas más gloriosas de la Historia Militar española.

Comenzado en los primeros días de la Guerra Civil Española, el asedio al Alcázar de Toledo habría de convertirse en un símbolo imperecedero de resistencia y honor. Una y otra vez, la obcecación de autoridades y milicianos del Frente Popular hubo de estrellarse contra los muros infranqueables del Alcázar de Toledo. Allí, en su interior, cerca de mil defensores -la gran mayoría guardias civiles de la Comandancia de Toledo- animados del espíritu indomable del hombre hispánico, hicieron frente a un enemigo porfiado en capturar un edificio cuya suerte llegó a acaparar la atención del mundo entero.

Finalmente, tras setenta días de inaudita resistencia, el Alcázar de Toledo era liberado por las tropas nacionales del general Varela. De entre sus ruinas, elocuente testimonio de la dureza de la prueba, fueron saliendo las inquebrantables piedras de carne y hueso que hicieron posible lo imposible. Una vez más, la inmortal Toledo, devenida en gigantesca fragua por vicisitudes de guerra, forjó en el yunque del Alcázar los aceros más nobles del espíritu militar español.

La Figura

La figura de esta entrada ilustra a un guardia civil con el uniforme de servicio de infantería al inicio del la Guerra Civil Española (1936). Sobre el fondo desolado de las ruinas del Alcázar, nuestro cansado y dolorido benemérito lleva el atuendo reglamentario correspondiente al Reglamento de Uniformidad de 1936.


Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas



miércoles, 13 de abril de 2016

Savoia-Marchetti SM.79

BOMBARDEOS AÉREOS SOBRE SAGUNTO


Técnica Info-Óleo



CASA 352
Bombardeo sobre Sagunto
Pintura disponible, también para tratamientos especiales.
Consulte nuestra Lista de Precios.

En artemilitarynaval habíamos recibido el encargo de ejecutar una escena aérea de la Guerra Civil Española (1936-1939) protagonizada por los Saovia-Marchetti del Ejército Nacional, en concreto, las operaciones de bombardeo estratégico efectuadas contra las instalaciones industriales de la costa Mediterránea controlada por el bando republicano. En definitiva, el cuadro debía representar a un S.M. 79 en acción de guerra, pues era el modelo de aparato que interesaba al solicitante.

La escena

La liquidación del Frente Norte y la captura por los nacionales del tejido industrial de la costa cantábrica, permitió el inicio de las operaciones estratégicas orientadas a la destrucción de las infraestructuras industriales y de comunicaciones que soportaban el esfuerzo de guerra de la zona republicana. De este modo, los puertos, nudos ferroviarios y centros fabriles de industria pesada, se convirtieron en objetivo primordial de los Ejércitos Nacionales. Ahora, el litoral Mediterráneo y los grandes centros industriales de Barcelona, Valencia, Sagunto o Cartagena, experimentarían las mortíferas visitas de la marina y la aviación Nacional radicada en las islas Baleares.

La escena en cuestión trata de representar una de estos ataques al soporte industrial de la República. En ella podemos observar una escuadrilla de bombarderos italianos Savoia-Marchetti S.M. 79 arrojando su carga letal sobre las infraestructuras costeras de localidades como Sagunto, cuyos altos hornos la convirtieron en objetivo prioritario de una tenaz campaña aérea que se prolongó desde abril de 1937 hasta marzo de 1939.

El Proceso

Tras estudiar conjuntamente diversas posibilidades compositivas, al final nos decantamos por el boceto que exponemos debajo (1). Tras ello, Alejandro Vallespín realizó una primer tanteo al óleo (2), con el fin de ir perfilando formas colores y volúmenes. Este estudio semielaborado al óleo ha sido la base del trabajo informático posterior (3), a base del ratón a modo de pincel. El resultado es un archivo digital en alta resolución destinado a reprografía, en una amplia gama de tamaños y soportes. A su vez, esta referencia digital será utilizado para realizar una edición limitada de óleos sobre lienzo de 30 x 42 cm.




domingo, 10 de abril de 2016

Scapa Flow la herida abierta



Pintura del hundimiento de la flota alemana en Scapa Flow
Díptico del hundimiento de los cruceros de batalla y acorazados en Scapa Flow, el primero a la izquierda es el SMS derfflinger, también figura el SMS Hindenburg..

 

 Auto-hudimiento de la flota de alta-mar alemana

Uno de los episodios más duros para la Armada Alemana al término de la Primera Guerra Mundial  fue sin duda el de su trágico final en Scapa Flow el 21 de junio de 1919. Los buques de la otrora Kaiserliche Marine fueron hundidos al unísono por las propias tripulaciones germanas tras las orden dada por su contraalmirante Ludwig von Reuter. En secreto cada barco fue informado del objetivo y la señal que debía iniciar el proceso de hundimiento de cada buque. La señal convenida sería el izado del banderín Z, el que señalaba a la escuadra la orden de ataque general en situación de combate. Era de vital importancia que se ejecutara de forma sincronizada para que los británicos lo advirtieran tarde de tal forma que no se pudiera evitar el desenlace.

Para conseguir el objetivo de hundir el mayor número de barcos no contaban con ningún tipo de explosivo, ya que lógicamente las naves y sus tripulaciones fueron desarmadas. La maniobra se realizó abriendo válvulas y escotillas,  y finalmente se hundieron 52 de los 74 buques de guerra fondeados en la rada de Scapa Flow.

Boceto al óleo de un acorazado de la Kaiserliche Marine hundiendose en Scapa Flow
Acorazado de la Kaiserliche Marine hundiéndose en Scapa Flow

Internamiento en Scapa Flow

Tras el armisticio de 1918 se acordó internar la Flota de alta-mar alemana en Scapa Flow, el almirante  Franz von Hipper recibió la orden pertinente para cumplir tal acuerdo pero este consiguió evitar el trance ya que fue el contraalmirante von Reuter el que asumió el mando de la flota alemana con el objeto de entregarla a una flota combinada de los países aliados. 


Pintura al óleo del SMS Kaiser entrando en Scapa Flow

 

El dilema

El dilema que atormentaba al contraalmirante von Reuter era pensar que si las negociaciones tras el armisticio se rompían, y se reanudaba la lucha, el enemigo sumaría a su poderosa flota la propia fuerza de alta-mar Alemana, 74 barcos que habían demostrado su valía sobradamente en la Batalla de Jutlandia. En definitiva las potencias aliadas verían incrementado su potencia de destrucción en contra de Alemania. Para evitar un mal mayor von Reuter tomó la decisión de auto-hundir la flota al pensar de forma equivocada que las hostilidades se reanudarían.


Boceto al óleo del hundimiento de acorazados en Scapa Flow
Acorazados de la Kaiserliche Marine hundiéndose en Scapa Flow



Enlaces de relacionados:
Proceso de creación de pinturas Scapa Flow


Pintura Naval


miércoles, 6 de abril de 2016

Oficial Abanderado de la Guardia Civil. -1943

Colección de Uniformes Militares


Guardia Civil. Figura 38


Nueva Pintura militar original para ampliar nuestra colección de uniformes históricos de la Guardia Civil.

Guardia Civil. Abanderado 1943
  Disponible.


La Guardia Civil en 1943

El fin de la Guerra Civil trajo consigo una profunda reorganización del Estado que, como no podía ser de otro modo, afectaría intensamente al Cuerpo de la Guardia Civil. Así, por la Ley de 15 de marzo de 1940, la Guardia Civil no sólo robustecía su dependencia de las autoridades militares sino que, además, absorbería las fuerzas y misiones del Cuerpo de Carabineros de Costas y Fronteras, de modo que la Benemérita se constituía también en Resguardo Fiscal del Estado.

Esta integración obligó a la promulgación de dos nuevos Reglamentos, Militar y de Servicio, que recogiesen los aspectos orgánicos y operativos fundamentales de la nueva Guardia Civil. Primero, en julio de 1942, sería aprobado el Reglamento Militar y casi un año después, en mayo de 1943, vería la luz el Reglamento para el Servicio.

Igualmente en septiembre de 1943, y dentro de este proceso reorganizador, se creaban las academias regionales para guardias y suboficiales de Madrid, Málaga, Sabadell, Fuenterrabía, Torrelavega y Santiago de Compostela, embrión de las actuales academias de formación de Úbeda y El Escorial, para el ingreso en las escalas de cabos y guardias la primera, y de suboficiales, la segunda.

La Figura

La figura de esta entrada representa un teniente abanderado de la Guardia Civil con el uniforme que para tal menester establecía el Reglamento de Uniformidad del Ministerio del Ejército de 1943. En esta normativa aparecieron numerosas innovaciones como el rombo, el color verde oscuro del uniforme, o el dorado para botonaduras y divisas. También 1943 fue el año de adopción del actual emblema del Cuerpo, en sustitución de las tradicionales G y C entrelazadas.


Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas



viernes, 1 de abril de 2016

Carabineros de la Guardia Real. -1815

Colección de Uniformes Militares


Caballería española. Figura 37


Nueva Pintura militar original de nuestra colección de uniformes históricos de la Caballería Española.

Granadero de la Guardia Real 1838
  Disponible.


Carabineros de la Guardia Real en 1815

El regreso de Fernando VII, una vez terminada la Guerra de Independencia (1808-1814), marcó una profunda reorganización de las fuerzas militares destinadas a la seguridad y protección de la Real Persona. Sin embargo, la Brigada de Carabineros Reales, de cuyo nacimiento y posterior desarrollo ya hablamos en la entrada que dedicamos a los carabineros en la época inmediatamente anterior a la guerra contra Napoleón, apenas tuvo variaciones orgánicas significativas: sus cuatro escuadrones del final del reinado Carlos IV, fueron mantenidos casi intactos cuando "El Deseado" ciñó de nuevo la corona denigrada en Bayona en mayo de 1808.

No obstante, la guerra sí influiría de modo notable en el equipo e indumentaria de los carabineros reales. Así, el castizo uniforme de "los de la correa ancha" previo al conflicto, daría paso a otro de estilo muy francés, como el de nuestra figura. Puede que su adopción fuese producto del material capturado a los franceses durante el conflicto; lo cierto es que el casco era netamente francés, como también las corazas con las que se equiparon a los jinetes de los escuadrones de la Brigada. Nuestra lámina representa a uno de estos carabineros de posguerra, aunque desprovisto de la coraza correspondiente.


Más figuras de nuestra Colección de Uniformes Militares.
Si desea contactar con nosotros para exponernos necesidades específicas